Víctimas de tráfico reclaman cambios en el Código Penal y un Estatuto que las proteja

Fue en el XIII Foro contra la Violencia Vial, la Asociación de Ayuda y Orientación a los Afectados por Accidentes, Stop AccidentesFoto de un accidente de tráfico sucedido en El Tiemblo el 25 de febrero de 2015, en el que fallecieron 5 personas. Youtube.
|

Un año más las víctimas de accidentes de tráfico, a través de una de sus asociaciones más representativas, STOP ACCIDENTES, organizaron su foro anual con la presencia de los principales interlocutores de la seguridad vial. Las víctimas de estos accidentes piden cambios en el Código Penal y un Estatuto de Víctimas que las proteja.

Otra de las cuestiones que reclaman es que se impulsen las oficinas de atención a las víctimas, ubicadas en las sedes judiciales. Sin olvidar el que se siga trabajando por una educación vial transversal y de valores que de origen a la reducción de los siniestros viales.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las intervenciones arrancaron con Mónica Colás, subdirectora general de Formación y Educación Vial de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Colás aseguraba que han sido las víctimas de siniestros las que han conseguido que la seguridad vial se vea como una prioridad: “Sin vosotras no se hubiera conseguido. Las víctimas son piezas clave junto a las instituciones para el descenso de la siniestralidad”.

Por su parte, Ana Novella, presidenta de STOP ACCIDENTES, indicó que pese a los cambios existentes en la seguridad vial “en muchas ocasiones las víctimas nos seguimos sintiendo abandonados”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Y destacó la desafortunada reforma del Código Penal (2015) “ en la que no nos beneficiamos y también la aprobación de un Estatuto de la Víctima en el que después no se ha dado ni presupuesto ni personal para poder ejecutarlo”.

Reforma del 2015 grave retroceso

“Las imprudencias en el ámbito de la circulación” fue el tema elegido por Vicente Magro, magistrado de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo. Quién mostró casos en los que se puede estimar los tipos de infracciones graves, menos graves y leves.

“La reforma del Código Penal de 2015 ha sido un grave retroceso para las víctimas de los siniestros de tráfico. Ha perjudicado tanto, que se las ha vuelto a victimizar. Existe la creencia de que todo es imprudencia. Sin embargo no todo siniestro de tráfico es un hecho imprudente. Se cometen también delitos dolosos”, explicó Magro.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El problema es que las personas que hacen eso no creen que son delincuentes, de otro modo no lo harían. Por lo que habría que reflexionar sobre esas conductas. “Ellos –los infractores- piensan que no han hecho nada, que ha sido un error. Es decir, el delincuente de la seguridad vial autocalifica por error la conducta que ejerce matando con su vehículo, que es un instrumento para matar a una persona”, relató el magistrado.

Por su parte, Rosa María Pérez Martínez, fiscal adscrita al fiscal de la Sala de Seguridad Vial, habló de las últimas reformas en materia de seguridad vial. Antes los tres tipos de infracciones estaban penalizadas, sin embargo desde 2015 las leves se despenalizan.

Por ello, que “tenemos que alcanzar el grado de efectividad cuando no hay drogas y alcohol. Ahí es donde hay que trabajar y con la ayuda de victimas en mejorar la respuesta penal en ese tipo. Pues la imprudencias graves siguen siendo iguales”.

Para esta fiscal, “Es la imprudencia menos grave la que se devalúa, se degrada. Por ello es muy importante que la policía, Guardia Civil, que las interpretan lo hagan correctamente y si tienen dudas de si es leve o grave llamen al Fiscal”.

A su juicio existe “una mayor indefensión de las víctimas ante el retroceso del proceso penal. Especialmente las víctimas más vulnerables que se ven abocadas a una negociación desigual con las compañías aseguradoras o a un pleito civil cuyos gastos no están en disposición de afrontar”, cuenta Martínez.

Eso lleva a la doble victimización. “No solo se pasa por un duelo de un familiar fallecido, sino que además se tiene que luchar por su defensa”, resaltó

Sin embargo, Pérez Martínez que “ sabiendo el sentimiento de frustración e injusticia que sufren las víctimas, la fiscalía tiene en cuenta esa necesaria protección a las víctimas. Pero se hace lo que se puede, pues no consigue llegar a todo. Cuando se llega a la cifra de 80.000 personas condenadas en España por delitos viales de peligro. Eso supone que una de cada tres sentencias una de cada tres sentencias condenatorias en España son por un delito contra la seguridad vial”.

Plano general del Foro sobre Seguridad Vial. Confilegal.

Atención a las víctimas: Cataluña y Pais Vasco

A lo largo de esta jornada se conocieron dos ejemplos de atención a las víctimas en Cataluña y País Vasco. En el ámbito catalán se creo el SIAVIT en 2012”, comenzaba Anna Pinto.de la Comisión de Tráfico y Seguridad Vial de Cataluña. Y es que después de un siniestro la víctima se encuentra desprotegida.

Para intentar evitar esa situación el Servei Català de Trànsit puso en funcionamiento este servicio de ayuda, orientación e información a las víctimas de siniestros de tráfico y las familias que hayan quedado afectadas por un siniestro vial, ya sean directas o indirectas. Lo hacen los 365 días al año de manera presencial, telefónica y por información web, ya que “todos los días se producen siniestros viales”.

Sin embargo el problema está en que la sociedad no conoce ese servicio y para paliar esta situación han decidido intentar llevar a cabo campañas de información, renovar la web, hacer nuevos folletos informativos e implicar a policías locales y ayuntamientos en la difusión de estos servicios a los que verdaderamente los necesitan.

En el caso de País Vasco, Antonio J. Perdices Mañas, jurista del Servicio SAV de Asistencia a la Víctima del departamento de Administración Pública y Justicia del Gobierno Vasco, explicó el sistema de intervención coordinada en un centro donde se verifiquen las necesidades y se de una intervención estructurada con un trato adecuado para una respuesta más acertada a cada víctima de siniestro vial.

De tal forma que en estos centros se informa y se protege a la víctima.

Además se interviene para favorecer a la mejor resolución posible de los problemas sobrevenidos por esta nueva situación. “Y todo ello se hace teniendo en cuenta los daños físicos, psicológicos y materiales”, explicaba Perdices Mañas.

Por ello el abogado José Pérez Tirado, abogado de esta asociación y miembro de la Comisión de Seguimiento de la Ley del Baremo de Tráfico, quiso hacer hincapié en su intervención en esta situación: “Ese Estatuto de la Víctima del delito hace que cientos de víctimas no formen parte de ese Estatuto si no se trata de un delito. Y, encima, hay una disposición que dice que para todo esto cero presupuesto”.

Para Pérez Tirado, el problema es la falta de medios “con lo cual cómo se van a hacer cosas si realmente no hay presupuesto para hacerlo. Por lo tanto con esta nueva situación del Código Penal, hay gente que mata con el coche y no les pasa absolutamente nada”.

Y recordó que actualmente lo único que va a juicio son los casos de alcohol y droga,” pero si tú matas o produces grandes lesiones sin alcohol y droga tienes grandes posibilidades de no tener juicio”.

Para este abogado, de forma excepcional vamos a juicio y prácticamente los jueces nos miran con cara rara pensando que el siniestro ha quedado despenalizado y no se quiere juicios de siniestros viales por imprudencias leves. Y en consecuencia las víctimas tienen esa doble victimización que produce esa incomprensión”.

Visión de los diputados sobre seguridad vial

Por último Teófilo de Luis, presidente de la Comisión sobre Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso de los Diputados, cerró el Foro haciendo hincapié en gran confluencia e interés de todos los grupos políticos con respecto a la problemática de la seguridad vial.

“Yo lo único que puedo garantizar en este momento es que a pesar del cambio de Gobierno estoy absolutamente seguro que la Comisión de Seguridad Vial mantendrá la filosofía política que se ha ido realizando hasta ahora”, explicaba.

“La Comisión cree que es responsabilidad muy grande del conductor el saber conjugar todos los elementos para saber conducir con mayor índice de seguridad y con menor factor de riesgo”. Y añadió que “cuando se habla de que el carnet pudiera o no tener vigencia ilimitada va muy relacionado con la responsabilidad del conductor en el ejercicio de la conducción”.

A su juicio la educación vial es importante “pero también es importante la educación cívica. Que el respeto a las normas, a las leyes es el objetivo primordial en una sociedad en democracia. Que mis derechos acaban donde empiezan los derechos del vecino. Que yo me crea Fernando Alonso conduciendo un coche, no significa que no sea consciente de que no tengo ni los elementos técnicos en mi coche ni le pericia de él”.