4 razones que demuestran que el derecho a la igualdad no se cumple en España

El abogado José Luis Sariego es especialista en derecho de familia y un defensor de la custodia compartida.
|

En España cometer el mismo delito, se castiga de una forma u otra, según quien seas. Incluso ees así, según sea el contexto en el que se produce el delito.

Incluso ser de una raza u otra, se castiga de forma diferente en España. Hace poco el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía aplicó una agravante a chico africano por cuestiones culturales.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Si les digo que, si eres hombre o mujer, puedes sufrir un diferente castigo por el mismo delito, no me creerán.

Mucho menos me creerán, si les digo que, si tienes una u otra orientación sexual, tienes un trato diferente ante la misma situación legal.

Tampoco me creerán si les digo que tienes mas o menos derechos, según donde vivas o donde hayas nacido.

PUBLICIDAD

Mas grave, si cabe es que ser de una especie animal diferente(ser humano o perro), da lugar a un tratamiento discriminatorio, desde el punto de vista legal.

Quien lea este pequeño artículo, pensará que el autor está un poco mal de la chaveta, y la verdad es que cierto. Hay que estar un poco loco, para poder soportar el espanto que produce ver lo que ocurre en este país, cuando se habla de igualdad.

PUBLICIDAD

Los pilares básicos sobre los que se sustentan la democracia, están dañados gravemente, y necesitamos políticos valientes, que quieran poner un poco de sentido común a todo esto.

PUBLICIDAD

Se habla de igualdad por todos lados, pero se nos esta olvidando que nuestra constitución, que es la norma en la que se sustenta nuestra forma pacífica de convivencia, tiene como valores la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

Si en nombre de uno de estos valores (la igualdad), se vulnera uno o los demás valores democráticos, la democracia pierde todo su sentido, para convertirse en otra cosa. Cuando esto ocurre, los países se convierten en regímenes totalitarios y policiales.

En nuestro país, cierto poder político, que se encuentra inmerso en cada formación política y sindical, ha instaurado la idea equivoca de la igualdad, como pilar básico de nuestra democracia.

Pero en dicho concepto manipulado de la igualdad, se han introducido herramientas jurídicas que están atentando a la libertad de las personas, y lo que es más grave, está afectando gravemente a sistema judicial y al pluralismo de ideas.

La idea actual ideología que sustenta el concepto actual de la igualdad, no acepta disidencias.

PUBLICIDAD

Esto es, u opinas como ellos (y ellas) o eres un “fascista”, que es el nuevo concepto “milleniun” para definir a quién es disidente y posee un pensamiento crítico.

Para demostrar de forma sencilla, que son ciertas las afirmaciones que hago al principio de este artículo, veamos unos sencillos ejemplos.

Diferencias de trato si eres hombre o mujer

En España desde 2004, y mas recientemente (2015), se castiga de diferente forma a un hombre o a una mujer, si cometen el mismo delito.

Un ejemplo es este pequeño cuadro que han elaborado personas que colaboran con la asociación Genmad de Madrid, que nos abrirán un poco los ojos.

Este simple y pequeño cuadro demuestra que, en España, por el mismo delito, te castigarán de una forma diferente, si eres hombre o mujer.

No voy a hacer una valoración de este hecho, pero lo que mas me escandaliza, es que no existe ninguna formación política ni asociación judicial, que alce la voz contra esta aberración jurídica y, si hay alguna, es muy minoritaria.

Diferencia de trato diferente si eres heterosexual o si eres homosexual

Nos sirve el mismo cuadro anterior para explicar esta discriminación que sufrirías según tu orientación sexual.

En el cuadro de los hombres de arriba, solo se aplica, si eres heterosexual. Si eres homosexual no.

Pero la situación es más grave aún: en 2004 se crearon Juzgados especiales para juzgar sólo a hombres y heterosexuales.

Y Uds. me dirán que cómo es posible. Que no puede ser cierto.

Pero sí, en España existe cerca de 450 juzgados con funciones especiales para juzgar solo a hombres heterosexuales.

La condición para que uno de estos juzgados se ocupe de un procedimiento judicial es fácil de entender: debe existir una denuncia de una mujer hacia un hombre, y que éste que sea o haya sido su pareja.

La condición sine qua nom para que estos Juzgados trabajen en un caso, es que el denunciante sea una mujer, y el denunciado un hombre. Si el mismo hecho delictivo, lo comete una mujer

contra un hombre, un hombre contra otro hombre, o una mujer contra otra mujer, estos Juzgados no son competentes.

Así los homosexuales no tienen unos Juzgados especiales, cuando sufren una agresión por parte de quien es o haya sido su pareja.

Además, las personas homosexuales, sufren diferente castigo que las heterosexuales, por el mismo delito. Si eres homosexual, tu castigo será más leve.

Diferencia de trato si vives o has nacido en una Comunidad Autónoma o en otra

Si eres Andaluz o Manchego, no tienes determinados derechos en muchos aspectos legales, comparándolos con los que tendrías si eres o vives en País Vasco o Cataluña. Sobre todo, en derechos sociales y familiares.

Así, las ayudas sociales a las familias no son iguales en Cataluña, País Vasco del resto de España.

También, si no perteneces a un territorio con derechos históricos, tus hijos tienen menos derechos.

Por ejemplo, los niños que viven en País Vasco o Aragón, tienen el derecho a la custodia compartida, en el caso que tus padres decidan divorciarse. En Murcia o Galicia, así como en otras comunidades, los niños no tienen ese derecho.

Veamos un cuadro donde se pueden ver las diferencias de trato:

Con este simple cuadro vemos, como los niños del País Vaco o Aragón, poseen un derecho (la custodia compartida) que no poseen los niños de otras Comunidades Autónomas.

Diferencia de trato si eres un animal o eres un ser humano

Si eres un ser humano y niño, aún es mayor la diferencia.

En España, hay asociaciones y partidos, que gastan más recursos públicos en la defensa de los animales, que en defensa de la infancia.

No me invento nada nuevo. En el congreso, dentro de Ahora Podemos, hay miembros del partido Equo y del Partido Pacma. Incluso, existe una asociación de parlamentarios en defensa de los animales (APDDA), no así de los niños.

No hay un solo partido en defensa de la infancia en nuestro país.

Cada día, cientos de niños sufren maltrato en España, sea castigo físico, psíquico, acoso, alienación parental, secuestro, ablación de clítoris, circuncisión por motivos religiosos, etc.

Solo algunas de estas formas de maltrato infantil, tienen ayudas públicas, para su prevención.

Alguna de ellas, como es la alienación parental, la circuncisión por motivos religiosos o el secuestro parental, no poseen programas específicos de prevención.

Pero vayamos al derecho de familia, que es mi campo de trabajo.

El artículo 4,2 de la Ley 5/1997, de 24 de abril, de protección de los animales de compañía, establece toda una serie de prohibiciones, como por ejemplo:

No facilitarles la alimentación adecuada para su normal y sano desarrollo”.

O esta: “Imponerles la realización de comportamientos y actitudes ajenas e impropias de su condición o que indiquen trato vejatorio” (alienación paterno-animal)

Pues estas prohibiciones específicas, por ejemplo, no existen en las leyes de la protección a la infancia. Éstas son bastante mas ambiguas.

Así, existe en nuestro país, la recientemente aprobada Proposición de Ley 122/000134 de modificación del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil, sobre el régimen jurídico de los animales, que propone, entre otras cosas, la modificación del Código Civil, introduciendo el derecho de los animales de compañía, a la custodia compartida, en caso de separación o divorcio de sus dueños.

Sin embargo, la “ILP Todos Iguales” que proponía este mismo derecho a la custodia compartida para los niños, fue rechazada por todos los partidos en la mesa del Congreso.

Creo que con este pequeño artículo, queda claro y patente que, en España, cuando hablamos de igualdad, unos, son más iguales que otros.

Cuando la clase política (la vieja y la nueva) habla de igualdad, creo que es simplemente mentira.

por José Luis Sariego Morillo.

Abogado de familia desde hace casi 30 años. En 1991 fundó junto con otros muchos idealistas la primera plataforma de la promoción de la mediación en España, (AMPE) en Madrid, para promover la cultura del diálogo. Entre 2001 y 2004 fue asesor del CGPJ en prevención de actos de violencia sobre la mujer, niños y otras violencias intrafamiliares. Actualmente es miembro de las Plataformas Europeas de Derechos de la Infancia Colibrí (Italia) y Two Homes (Alemania). Asesor en los 90 de organizaciones de familias con parejas del mismo sexo. Colaborador de diversas universidades, instituciones públicas y privadas, entre ellas los Ministerios de Justicia, Asuntos Sociales, Interior, etc., Junta de Andalucía, Generalitat de Catalunya, CA Galicia, Comisión Europea, Parlamento Europeo, etc. Es autor de varios libros: varios libros: Guía de la separación matrimonial (Tecnos 1998), Familia y Violencia (Dykinson 1999), Guía de la adopción internacional (Tecnos 2004) Guia de la mediación en divorcio (psimatica 2017) y Coautor del Manual del síndrome de alienación parental (Planeta-Paidós 2017).