La regulación del alquiler vacacional libra el verano y se abordará a partir de septiembre

Tras conocerse que la CNMC ha recurrido la normativa urbanística municipal de viviendas turísticas de Madrid, Bilbao y San SebastiánAirbnb es la principal plataforma en España para este tipo de contrataciones. Ferdinanz.
|

Establecer unas líneas maestras que arrojen luz a la confusa normativa actual sobre viviendas de uso turístico y contar para ellos con plataformas como Airbnb o HomeAway son los objetivos marcados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para inicio de curso.

A partir de septiembre, el Gobierno abordará la regulación del alquiler vacacional cuando eche a andar el grupo de trabajo acordado con las CC.AA. en la Conferencia Sectorial.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La ministra, Reyes Maroto, ha asegurado que ya se está revisando toda la normativa dispersa en decretos autonómicos y leyes que habría que cambiar para “tratar de encajar la definición de vivienda turística”, lo que conllevará además algunos cambios en la normativa estatal sobre arrendamiento.

Competencia de las CC.AA

El Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez quiere acotar la definición de arrendamiento de temporada en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que limita el alquiler de viviendas vacacionales y apartamentos por parte de particulares vinculándolo a la legislación turística de CC.AA. o aplica este régimen si no hay una norma autonómica.

La titular de Turismo, por su parte, espera que el grupo de trabajo creado en paralelo por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que ha recurrido las ordenanzas de vivienda turística de ciudades como Madrid, Bilbao y San Sebastián, contribuya a unificar criterios.

PUBLICIDAD

Maroto, en una entrevista a Europa Press, ha dejado claro que son las comunidades autónomas las competentes para regular en esta materia desde 2013.

Registro único de pisos turísticos

El Gobierno ve viable “un registro único” de pisos turísticos con los datos aportados por las CC.AA. para ofrecer una imagen real de su impacto en el turismo, algo que ya han pedido algunas plataformas.

PUBLICIDAD

“Queremos trabajar con las comunidades autónomas para un registro único de forma que ellas, que son las competentes, nos transfieran datos para poder contar con información de este fenómeno y valorar su evolución. Al ser por código postal podemos tener muy identificadas su número en toda España y en cada comunidad para poder actuar”, ha afirmado Maroto, que apunta que no todas establecen como requisito obligatorio su registro.

PUBLICIDAD

Obligaciones fiscales

Cuestionada por las nuevas obligaciones fiscales con Hacienda para plataformas de alquiler vacacional y propietarios que tendrán que informar de su actividad desde enero, la ministra ha explicado que se trabaja en mejorar el modelo: “No solo para su identificación y ver qué servicios dan, cuál debe ser la ocupación y los días en el mercado, sino cuánto se paga por un servicio que al final está generando rendimientos económicos”.

Maroto ha subrayado que el reto es posicionarse en un mercado de calidad que “con las viviendas turísticas ha bajado un poquito porque no dan el mismo servicio que el mercado regulado”. “Tenemos que garantizar que la experiencia en la vivienda turística es igual de buena que si se viniera a un hotel y eso es importante gestionarlo”, ha defendido.