El exalcalde de Majadahonda acusa al juez De Diego de mentir al afirmar que no se durmió durante el juicio
El magistrado Julio de Diego, sobre el que pesa la queja en una foto tomada durante una de esas sesiones del caso Gürtel.

El exalcalde de Majadahonda acusa al juez De Diego de mentir al afirmar que no se durmió durante el juicio

Los condenados de la Gürtel apuntan a la nulidad de la sentencia por el juez "durmiente"
Ver todas las entradas
|
13/8/2018 11:17
|
Actualizado: 13/8/2018 12:24
|

El exalcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega, ha acusado al magistrado Julio de Diego, uno de los tres jueces que conformaron el tribunal del caso Gürtel, primera época (1995-2003), de mentir al negar que se hubiera dormido durante la celebración del juicio que tuvo lugar en la Audiencia Nacional.

«Es absolutamente falso que me durmiera en las 2 o 3 sesiones del juicio Gürtel apuntadas en la queja», subrayó De Diego en su escrito de amparo al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), alegando que todo obedecía a «una campaña de desprestigio contra miembros del tribunal». 

Ortega, que fue condenado a 38 años de cárcel tras el juicio, que duró 13 meses, entre octubre de 2016 y noviembre de 2017, y que presentó una queja ante el CGPJ el pasado 26 de junio por tales hechos, le contesta de forma rotunda a De Diego en una segunda misiva, dirigida a Ricardo Conde, promotor de la Acción Disciplinaria (pAD) de CGPJ.

«En relación con esta alegación, quiero precisar que mi queja va más allá de las 2 ó 3 sesiones que menciona D. Julio de Diego y que yo pongo como ejemplos en mi queja, pero que son solo una pequeña muestra del impropio comportamiento del sr. Magistrado, dado que la citada actitud se extendió a la práctica totalidad de las sesiones del juicio y habitualmente en los días que había sesión de tarde», escribe Ortega en su escrito, al que ha tenido acceso Confilegal.

Para el político está perfectamente acreditado que De Diego «miente gravemente al Consejo General del Poder Judicial».

Y dice aportar un archivo audiovisual grabado en sala, en formato CD, en el que «se demuestra de un modo incontestable la actitud y comportamiento inadecuado del mencionado Magistrado».

VULNERACIÓN DEL ARTÍCULO 24 DE LA CONSTITUCIÓN: DERECHO A UN JUICIO CON TODAS LAS GARANTÍAS

«La auténtica motivación de mi queja es la enorme sorpresa que me produjo el saber que un magistrado que tuvo la actitud que les relaté en mi queja original -constante estado de sopor a lo largo de todo el juicio- se hubiera convertido, de un modo sorpresivo e inusual, en el ponente de la sentencia, después de lograr que el el Presidente de al Sala, el Ilustrísimo Magistrado sr. D. Ángel Hurtado, abandonara la ponencia sobre la sentencia nº 20/2018 de 17 de mayo en el Rollo de Sala 5/15 a lo largo de cuyo juicio el sr. D. Julio de Diego estuvo absolutamente ausente«, afirma Ortega en su escrito a Conde.

La ausencia del magistrado De Diego, al que califica de «magistrado durmiente», «ha provocado que yo haya sufrido un proceso sin todas las garantías», afirma Ortega, en referencia al artículo 24 de la Constitución que así lo establece; un proceso que tuvo lugar «en unas condiciones lamentables», por esa circunstancia.

Y añade: «D. Julio de Diego aceptó no sólo deliberar a pesar de su evidente incapacidad sino también la redacción de la ponencia de la sentencia, sabiendo mejor que nadie de su desconexión del juicio y de su nula atención a las sesiones».

Ni el exalcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega Alonso, ni ninguno de los otros condenados que secundan esta segunda misiva al promotor de la Acción Disciplinaria (pAD) del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Ricardo Conde, lo dicen abiertamente, pero se desprende de sus duras palabras que esa es la consecuencia final: la nulidad de la sentencia y la repetición del juicio. 

ORTEGA PIDE QUE DECLARE EL MAGISTRADO HURTADO

El político condenado pide a Conde que celebre tres pruebas «incontestables» para establecer la veracidad de su queja. 

Una de ellas es tomar declaración al presidente del tribunal, Ángel Hurtado, que formó sala con el mencionado magistrado De Diego y con un tercero, José Ricardo de Prada. 

«Estoy convencido de que el rigor, seriedad y profesionalidad del Magistrado Hurtado les llevará, inevitablemente, a convalidad mi queja, ya que decenas de personas fuimos también testigos de cómo tuvo que despertar y llamar la atención de D. Julio de Diego en diversas ocasiones», cuenta Ortega. 

Una segunda prueba es la de escuchar los testimonios de periodistas, letrados y diversas personas que asistieron como público durante los 13 meses que duró el juicio. Y una tercera, el contenido íntegro de los vídeos grabados por la cámara frontal que enfoca al púbico.

En este segundo escrito, que lleva fecha de 31 de julio pasado, Ortega se considera perjudicado por el estado en el que supuestamente se encontró De Diego durante todo el juicio en relación a otros procesos celebrados. 

Y cita uno concreto: «He tenido conocimiento recientemente de una sentencia de la misma Sección 2ª de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional sobre el ‘Caso Pretoria’ que ante unos hechos y tipos delictivos similares por los que yo he sido juzgado, han impuesto unas penas a políticos del PSOE y de CiU que no han superado los 7 años, frente a los más de 38 años de prisión a los que me ha condenado a mí un Magistrado ‘ausente'».

Ortega añade, finalmente «esta comparación y los argumentos que les menciono serán objeto de mi recurso de Casación ante el Tribunal Supremo». 

Noticias Relacionadas:
Lo último en Mundo Judicial