PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Borrell denuncia que un diputado de ERC le ha escupido en el Pleno del Congreso

La Mesa estudiará si puede sancionar al autor del escupitajoUna imagen del momento en el que el ministro ha sentido el escupitajo; según han recogido las cámaras del Congreso quien se gira hacia Borrell es el diputado Jordi Salvador, que negado haberlo hecho./ EP
|

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha denunciado hoy que un diputado de ERC le ha escupido al pasar por delante de él en el hemiciclo del Congreso, pero no sabe de quién se trata.

El incidente que denuncia se ha producido después de que la presidenta del Congreso haya expulsado del Salón de Plenos al portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, tras protagonizar un rifirrafe con Borrell, a quien, entre otras cosas, ha calificado como «el ministro más indigno de la historia de la democracia española», y ha interrumpido en varias ocasiones desde su escaño de pie, con señalamientos y aspavientos.

PUBLICIDAD

Por su parte, Borrell ha respondido lamentando que Rufián no vaya al Congreso a debatir, sino a verter «una mezcla de serrín y estiércol», que es «lo único que es capaz de producir».

PUBLICIDAD

Hasta en tres ocasiones la presidenta de la Cámara Baja ha llamado al orden a Rufián hasta que finalmente le ha pedido que abandone el Hemiciclo. Con él se han ido todos los diputados de Esquerra.

Esta es la secuencia completa de lo que ha ocurrido:

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Ha sido entonces, según ha denunciado el ministro Borrel, cuando un miembro de ese partido independentista le ha escupido al pasar junto a su escaño cuando abandonaba el hemiciclo en protesta por la expulsión de Rufián.

«Cuando salía una línea de diputados que acompañaban a Rufián, uno de ellos se ha girado y me escupido», ha explicado Borrell.

PUBLICIDAD

Europa Press ha difundido un vídeo de este preciso instante:

La Mesa del Congreso estudiará si puede sancionar al autor del escupitajo. Según las imágenes captadas por las cámaras del Congreso, quien se gira hacia Borrell al pasar por delante de su escaño en el ‘banco azul’ es Jordi Salvador. No obstante, éste ha negado haberle escupido

PUBLICIDAD

Según ha dicho a Efe, al pasar junto al ministro ha hecho un gesto de «buff» por la situación que había tenido lugar instantes antes.

El portavoz parlamentario de ERC, Joan Tardà, ha dado una rueda de prensa en la Cámara Baja en la que ha desmentido al titular de Exteriores.

«Es falso y lo sabe», ha afirmado Tardà.

Ha reclamado a los servicios del Congreso que «de inmediato» pongan a disposición de los medios de comunicación esas imágenes y a Borrell, que «rectifique».

Por otra parte, ha asegurado en que ERC seguirá llamando «fascista» a todo aquel que se dirija a ellos como «golpistas», como hizo ayer el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y han continuado este miércoles desde el PP y Ciudadanos.

«No se puede acusar a un partido democrático de golpismo sin prueba alguna», ha afirmado.

EL MINISTRO ELOGIA LA ACTUACIÓN QUE HA TENIDO LA PRESIDENTA DEL CONGRESO

Josep Borrell ha elogiado la actuación de la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor, ante el incidente. «Ha controlado muy bien la situación haciendo y diciendo lo que ha dicho», ha destacado.

Tras expulsar a Rufián, Ana Pastor, visiblemente emocionada, ha reivindicado el valor de la palabra, y ha advertido que no volverá a tolerar faltas de respeto.

«El ministro Borrell, en su última intervención, ha dicho una frase que he repetido muchas veces esta legislatura. Esta es la casa de la palabra, pero la palabra no se puede utilizar por ninguno para insultar. Por lo tanto, la presidencia va a retirar, como ya ha hecho en ocasiones anteriores, la palabra fascista y la palabra golpista del diario de sesiones», ha expuesto Pastor.

Ha explicado que el diario de sesiones se leerá dentro de cien años. «Y esta generación, que posiblemente tuviéramos que representar lo mejor de la historia de España, después de 40 años de democracia, estamos demostrando, especialmente en el pleno del miércoles, que no utilizamos bien la palabra que nos han dado los españoles para representarles».

«No utilizamos bien tampoco nuestro modo de estar, porque no sólo hay insultos verbales en este Hemiciclo, hay falta de respeto a la presidencia, hay actitudes que son impresentables absolutamente», ha proseguido diciendo la presidenta del Congreso.

Ha comentado que ha tenido que leer «en algún medio de comunicación, cuando la escuchan llamar silencio o le escuchan llamar a sus Señorías por su nombre, he oído un insulto machista que se dice la institutriz».

«Quiero que sepan que no hay mayor honor que presidir este Pleno, pero también les digo una cosa: No voy a permitir que cosas como han ocurrido esta mañana vuelvan a ocurrir en el Hemiciclo. Muchísimas gracias», ha concluido Ana Pastor.

Josep Borrell ha destacado que «esas cosas no deberían pasar», y ha recordado que en el Parlamento Europeo, del que fue presidente, tampoco se tolerarían comportamientos como éste.

Respecto a la decisión de Ana Pastor de retirar del Diario de Sesiones los términos ‘golpista’ y ‘fascista’, Borrell ha indicado que esas palabras no se deberían utilizar en debate políticos en los que «hay que guardar el respeto».

«Se puede ser todo lo crítico que se quiera, pero el insulto permanente como único argumento hay que desterrarlo de la Cámara, los españoles nos pagan para que debatamos, no para que convirtamos esto en un cenagal«, ha añadido.

También ha puntualizado que su utilización de la palabra «estiércol» en el debate con Rufián es «despectiva», pero no un insulto.

«Hablar de una mezcla de serrín y estiércol es una forma de descalificar lo que se dice, no es un insulto personal», ha argumentado.