¿Cómo adapta LaLiga las normas de “Fair Play” (juego limpio) Financiero de la UEFA?

¿Cómo adapta LaLiga las normas de “Fair Play” (juego limpio) Financiero de la UEFA?

|
13/12/2018 06:15
|
Actualizado: 07/6/2022 16:07
|

Recientemente explicábamos en Confilegal en qué consiste el Fair Play Financiero. Simplificando, se trata del conjunto de normas creadas por la UEFA para acabar con los desequilibrios económicos de los clubes y mejorar la salud financiera de los mismos.

El Comité Ejecutivo de la UEFA aprobó el concepto de Fair Play Financiero, o Juego Limpio Financiero, en el año 2009.

Posteriormente, en mayo de 2010, este concepto se plasmó en un marco normativo al que se denominó “UEFA Club Licensing and Financial Fair Play Regulations”.

A raíz de la normativa de la UEFA sobre Fair Play Financiero, resultaba necesario que tales normas de control económico fueran adaptadas a nivel interno para garantizar la viabilidad financiera de los clubes de la liga española.

Así, el Fair Play Financiero de la UEFA se extrapoló a la competición doméstica mediante el Reglamento de control económico de los Clubes y Sociedades Anónimas Deportivas afiliados a la Liga Nacional de Fútbol Profesional.

¿Quién es competente en España para el control económico de los clubes?

En España, la Liga de Fútbol Profesional (LFP) ostenta la competencia en materia de tutela, control y supervisión de los equipos de fútbol, en lo que se refiere a sus resultados económico-financieros.

En concreto, el órgano encargado de cumplir estas funciones es el Comité de Control Económico y su presidente es David Baixauli Soria.

Este Comité está formado por cinco miembros titulares y cinco suplentes, los cuales no pueden haber ostentado ningún cargo directivo en un club de LaLiga en las tres temporadas anteriores.

Además, los miembros del Comité han de ser economistas, censores jurados de cuentas o auditores y licenciados en Derecho, y todos ellos con un ejercicio profesional de al menos cinco años.

En cuanto a su nombramiento, los miembros del Comité son nombrados por la Comisión Delegada de LaLiga, a propuesta de su Presidente, Javier Tebas.

¿Cuáles son las principales normas de control económico en la Liga española?

La LFP ha establecido un sistema propio para regular el control y la supervisión de los clubes que participan en las competiciones de la Liga Española, es decir, se trata de una serie de normas que deben cumplir los equipos que disputan la Primera División y la Segunda División A.

Como hemos dicho, esta normativa se materializa en el Reglamento de control económico de los Clubes y Sociedades Anónimas Deportivas afiliados a la Liga Nacional de Fútbol Profesional, que entró en vigor en la temporada 2013/2014.

De forma similar a la normativa UEFA, este reglamento establece la obligación de los clubes de alcanzar un punto de equilibrio entre los ingresos y gastos relevantes (artículo 20).

El punto de equilibrio viene desarrollado en el Anexo I del reglamento y se permite a los clubes una “desviación aceptable”, es decir, una desviación máxima con respecto al punto de equilibrio.

Esta desviación aceptable es de 5 millones de euros en Primera División (coincidiendo con los parámetros del Fair Play Financiero de la UEFA) y de 2 millones en Segunda División A.

De este modo, los clubes de Primera División solamente pueden gastar hasta 5 millones de euros más de la cantidad que ingresan.

En cuanto a las deudas pendientes de pago, los clubes deben demostrar cada 31 de diciembre que no tienen deudas con otros clubes, con empleados y con administraciones públicas (artículos 16 a 18).

A principios de 2017, ningún jugador había presentado en LaLiga denuncia por impago, lo cual confirma la eficacia del control económico de LaLiga, ya que es la primera vez que el número de denuncias se reduce a cero en fecha 31 de diciembre.

Además, los equipos no pueden gastar en la confección de la primera plantilla más del 70% de lo que ingresan (artículo 22) y la deuda neta de los clubes no puede ser superior al 100% de los ingresos (artículo 23).

Por último, los clubes de la Liga Española tienen una serie de obligaciones específicas de documentación, entre las que destaca el deber de presentar sus cuentas anuales al Comité de Control Económico de la LFP a 30 de junio de cada año, junto con el preceptivo informe de auditoría, así como la obligación de presentar estados financieros intermedios a 31 de diciembre.

 

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Áreas y sectores