PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La asociación catalana de víctimas denuncia que una revista subvencionada por el gobierno de Navarra ensalza a un etarra

Se trata de Juan José Zubieta, uno de los autores de la matanza de la casa cuartel de Vic (Barcelona) en 1991, por la que fue condenado a 1.311 años y cumplió poco más de 22José Vargas, presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT), afirma que la publicación 'Mailope' "menosprecia y humilla a las víctimas del terrorismo". Foto: ACVOT
|

La Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT) ha denunciado que la revista Mailope, «subvencionada» por el gobierno de Navarra, «menosprecia y humilla» a las víctimas del terrorismo, en especial a las del atentado de ETA en la casa cuartel de Vic (Barcelona) en 1991, que dejó 9 muertos, de ellos cinco menores.

Según ha informado, dicha publicación «ensalza y alaba la figura de un asesino y partícipe de aquel atentado, Juan José Zubieta».

Se refiere al número 265. Zubieta es de la derecha.

La portada de ‘Mailope’.
Juan José Zubieta, que perteneció a los comandos ‘Nafarroa’ y ‘Barcelona’ de ETA, fue condenado a 1.311 años de prisión por el atentado de Vic, de los que cumplió sólo 22 años.

El presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT), José Vargas, expresa en Confilegal su «su mas enérgica protesta y condena» por estos hechos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Y destaca que «Zubieta es uno de los asesinos más crueles de la banda terrorista ETA».

José Vargas informa que en la revista «se obvia en todo momento» la pertenencia de Zubieta a los comandos ‘Nafarroa’ y ‘Barcelona’ y se dice de él que «es un hombre muy preocupado por su tierra».

Critica que el gobierno de Navarra, presidido por Uxue Barkos (Geroa Bai, formación que gobierna con el apoyo de EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra), «subvencione con dinero público a esta revista que ensalza la figura de un etarra y lava la cara de ETA».

PUBLICIDAD

Este diario se puso ayer en contacto con el departamento de comunicación del gobierno de Navarra para trasladarle la denuncia de ACVOT, confirmar que otorgan ayudas a esta revista y conocer qué opina el ejecutivo de este caso, pero no se pronunciado al respecto, todavía.

El Colectivo de Víctimas del País Vasco (Covite) también ha criticado que esta revista, que «se reparte gratuitamente en los pueblos de Navarra de Lecumberri, Larraum, Betele y Araitz, y recibe fondos del gobierno de Navarra «en teoría por fomentar el euskera» dedica la portada a este etarra.

«Terroristas sanguinarios protagonizando una revista. El Gobierno de Navarra fomentando la indignidad», ha denunciado Covite.

PUBLICIDAD

Además, ha dicho que «en ella se publicita también la asociación a favor de los presos de ETA Orain Presoak«.

PUBLICIDAD

Cabe destacar que el Parlamento Europeo ha aprobado recientemente una serie de medidas para mejorar la lucha anterrorista coordinada entre todos los Estados de la Unión, entre las que figuran la prohibición de los homenajes a terroristas y proteger a las víctimas.

Juan José Zubieta Zubeldia (Lecumberi, Navarra, 1965) fue condenado a 1.851 años por diversos atentados, entre ellos el la casa cuartel de Vic (Barcelona), por el que fue sentenciado a 1.311 años de cárcel por su participación, de los que cumplió poco más de 22 años.

En noviembre de 2013 abandonó la prisión de Monterroso, en Lugo, tras la derogación de la doctrina Parot.

El atentado de Vic fue cometido el 29 de mayo de 1991. El ‘comando Barcelona’ dejó caer una furgoneta con 70 kilos de explosivos y metralla por la rampa de entrada de la casa cuartel de la Guardia Civil, y lo hizo estallar cuando llegó al centro del patio.

PUBLICIDAD

En ella vivían 14 agentes, 13 mujeres y 22 niños. La explosión derrumbó el edificio y arrancó la vida a 9 personas, de las cuales cinco menores, cuatro niñas de 8 a 14 años que jugaban en el patio del edificio y un chaval de 17.

Murieron el guardia civil Juan Chincoa Alés y su mujer Nuria Ribó Parera, el agente Juan Salas Píriz, y su suegra, Maudilia Duque Durán, y los pequeños Francisco Cipriano Díaz Sánchez, de 17 años; María Pilar Quesada Araque, de 8; Ana Cristina Porras López, de 10; Rosa María Muñoz, de 14; y Vanessa Ruiz Lara, de 11.

Además, 44 personas resultaron con heridas de diversa consideración, algunas de ellas muy graves, con mutilaciones y secuelas.

También murió el guardia civil en la reserva Ramón Mayo García al ser atropellado por una ambulancia que evacuaba a los heridos.

Al día siguiente de la masacre, la Guardia Civil desarticuló el ‘comando Barcelona’.

El fiscal Ignacio Gordillo calificó el atentado como «uno de los más bárbaros, alevosos y cobardes» que se han juzgado en la Audiencia Nacional, cuya única finalidad fue la de «provocar el mayor número de muertes posibles».

Zubieta también fue condenado por participar en el secuestro en 1989 del industrial Adolfo Villoslada, en cuya empresa trabajaba y por lo cual pudo facilitar la información necesaria para la actuación. Por estos hechos fue condenado a otros 22.

JOSÉ VARGAS DENUNCIA QUE ‘LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO RECIBEN CONSTANTEMENTE ‘GOLPES’ A MANOS DE POLÍTICOS

El presidente de ACVOT también denuncia que las víctimas del terrorismo reciben «constantemente golpes» a manos de políticos. 

Pone como ejemplo que el Gobierno dijo que «construir el relato de la verdad de 50 años de terrorismo de ETA es una de sus prioridades y una de las deudas que existe con las víctimas», algo que Vargas considera «palabrería, única y exclusivamente» para contentarlas.

Recuerda que el 12 de enero hubo una manifestación en Bilbao y en Bayona (Francia), organizada por la red ciudadana Sare, para reclamar del fin de la dispersión carcelaria de los reclusos de ETA y su acercamiento a las prisiones vascas, y que en la de Bilbao participaron los diputados de EH Bildu Maddalen Iriarte, Oskar Matute y Pello Urizar, una representación de Podemos Euskadi encabezada por su secretario de Organización, Andeka Larream, así como independentistas catalanes de ERC y la CUP.

«Estos, desgraciadamente, son los que tienen prioridad en el Gobierno de Sánchez», ha señalado. «Es con los que está tratando para seguir de ‘okupa’ en La Moncloa», añade.

Vargas indica que «si miramos a todas estas organizaciones que el presidente del Gobierno tiene a su alrededor, ninguna de ellas son afines a las víctimas del terrorismo, ni tampoco las víctimas han recibido ninguna palabra de aliento ni de ánimo por parte del Ejecutivo, sino todo lo contrario».

«Las palabras de aliento y de ánimo van para los asesinos», afirmado el presidente de ACVOT.

Vargas afirma que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, «también ha defraudado completamente a las víctimas».

Indica que mientras éste fue magistrado de la Audiencia Nacional se preocupó por ellas, pero que «desde que es ministro le tiene que rendir pleitesía al ‘okupa’ de La Moncloa».

Explica que el pasado junio, Marlaska se reunió con las víctimas y les «aseguró que no habría acercamiento de presos, que solamente se haría con aquellos que estuvieran muy enfermos o en fase terminal, y quienes hubieran renegado de la banda y pedido perdón a sus víctimas».

Afirma que «eso no está sucediendo porque se está acercando a cualquier asesino de la banda, como ha ocurrido con Mikel Orbegozo, que ha sido trasladado desde la prisión de Badajoz a una cárcel cerca de Valladolid, Igor González Sola, que fue trasladado de la cárcel de Valdemoro (Madrid) a una de Soria», y Jorge Fraile Iturralde, de la prisión de Badajoz a otra de Santander».

Además, dice que «se está contentando a los socios de Gobierno, como es el PNV, Sortu y Bildu, con dádivas».

Como ejemplo de esos «golpes» que dice que las víctimas reciben de políticos señala que el PSE en el Ayuntamiento de Lasarte-Oria (Guipúzcoa) rechazó una moción presentada por el PP para homenajear a Froilán Elespe, una víctima de ETA.

Dice que en el Parlamento catalán el PP y C’s han hecho propuestas de condena del terrorismo y de homenaje a las víctimas y que «el PSC, a través de su portavoz, la alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet Nuria Parlónse ha opuesto siempre”.

Otro mazazo se lo llevó, según relata, el 27 de enero de 2017 con la charla-entrevista del dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi en el Ateneo Barcelonés.

ACVOT se plantó a las puertas de ese centro, junto a SomatempsConvivencia Cívica CatalanaD’ Espanya i CatalansUnidos Sí, y Legión Urbana, para denunciar esa «nueva humillación a las víctimas en tierras catalanes».

Además, cuenta que la alcaldesa de San Andreu (Barcelona), la socialista Carmen de Andrés, que gobierna en coalición con Barcelona En Comú, el partido de Ada Colau, les dio un “no” por respuesta cuando ACVOT le pidió que le dejasen una sala en Fabra i Coats –antigua fábrica textil de Barcelona reconvertida en espacio cultural, cercana a Hipercor- para hacer una exposición en homenaje a las víctimas del atentado del Hipercor.

Lamenta que, en cambio, en este centro sí se le dejó en 2016 un espacio a Otegi para que diera una conferencia. “Al ínclito hombre de paz Otegi sí”, critica.

‘LAS VÍCTIMAS NO EXISTIMOS PARA EL GOBIERNO DE TORRA NI PARA MUCHOS DE LOS DIPUTADOS DEL PARLAMENTO CATALÁN’

Vargas también denuncia que las víctimas del terrorismo «no existen» para el gobierno catalán, en manos de Quim Torra, ni para «muchos de los diputados del Parlamento catalán».

«Para ellos somos apestados», lamenta.

«En Cataluña, a las víctimas del terrorismo no es que no nos hagan caso, es que nos tienen repudiadas y ninguneadas. No contamos, sólo para aquellas personas de bien y para quienes respetan los valores democráticos y de derecho de todos los catalanes. Para el PDeCAT, Esquerra y la CUP no existimos», explica.