PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La AEAFA denuncia en el Senado la deplorable situación de la Justicia en temas de familia

Las consecuencias de las rupturas mal gestionadas generan una relación directa en la escalada de violencia”, manifestó la presidenta de la Asociación Española de Abogados de Familia durante su comparecencia en la Cámara Alta.Dolores Lozano, presidenta de la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA).
|

Los senadores españoles escucharon con atención este martes a Dolores Lozano, presidenta de la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA), quien definió de deplorable la situación de la justicia en temas de familia.

“Se ha convertido en una urgente necesidad y el próximo Gobierno tendrá que tomar cartas en el asunto”, explicó ante la Comisión de Derechos de Familia, Infancia y Adolescencia de la Cámara Alta.

PUBLICIDAD

Para la presidenta de los abogados de familia española “urge crear una jurisdicción especializada en Persona, Menores y Familia para dar respuesta rápida los procesos de ruptura matrimonial. Una ruptura familiar mal gestionada puede genera una situación de violencia de género y tener consecuencia en el ámbito de los derechos de los menores”.

PUBLICIDAD

De acuerdo con Lozano, se ha incrementado de forma notable la litigiosidad en lo temas de familia.

Las separaciones y divorcios tradicionales se han complicado mucho más y eso abre la puerta al derecho internacional privado de familia y a resolver en determinados asuntos temas de violencia.

PUBLICIDAD

CRECE LA VIOLENCIA DE HIJOS CONTRA PADRES

“También ha crecido de forma exponencial bastante la violencia filio parental y estamos asistiendo a un envejecimiento de la población donde no quedan claros los derechos de los mayores. En este escenario surgen problemas con los familiares dependientes en un marco en el que se necesita más inversiones que garanticen el tratamiento de estas personas”, aclara nuestra interlocutora.

La presidenta de AEAFA advierte que hay que adaptar el Código Civil a la Convención de Nueva York del 2006 de los Derechos de las Personas con discapacidad.

“Hay juzgados de familia que llevan más de 1400 asuntos al año y eso es inasumible. Creemos que en esos juzgados podría duplicarse la plantilla de jueces como refuerzo. No hacen falta más juzgados, si más jueces”.

PUBLICIDAD

Durante su comparecencia ante la Comisión de Derechos de la Familia, la Infancia y la Adolescencia del Senado, la presidenta de AEAFA reclamó “una formación especializada multidisciplinar de todos los operadores jurídicos: la Magistratura, la Fiscalía, el cuerpo de letrados de la Administración de Justicia, y la Abogacía, así como de los equipos técnicos, a los que se deberían incorporar equipos de mediación y coordinadores de parentalidad”.

En otro momento de su intervención destacó la falta de seguridad jurídica en la mayor parte de juzgados de familia. “La falta de fiscales en muchos procedimientos es alarmante. Si los abogados pidiéramos la comparecencia del fiscal y no se presentase la ley dice que ese asunto tendría que suspenderse. Los abogados podríamos colapsar más estos juzgados pero preferimos pensar en nuestros clientes”.

PUBLICIDAD

Otra cuestión sin resolver es el desarrollo de los equipos psicosociales “sigue sin arreglarse y necesita una urgente solución. Los informes que se emiten tardan entre el año y medio y los dos años y no hay un protocolo de actuación consensuado sobre qué tipo de pruebas deben pasar los progenitores y sus menores. Eso hace que su funcionamiento sea muy mejorable”.

JURISDICCIÓN DE FAMILIA, REIVINDICACIÓN HISTÓRICA

La AEAFA agrupa a 1.800 letrados especializados en Derecho de Familia de todo el país. Es el interlocutor con los gobiernos central y autonómicos para el asesoramiento e impulso de las reformas legislativas relacionadas con el Derecho de Familia.

Su presencia en el Senado se debe a una petición realizada por la Junta Directiva que fue aceptada recientemente para explicar el panorama actual del derecho de familia en nuestro país.

Desde hace 20 años esta entidad mantiene la reivindicación histórica de reclamar al Ejecutivo correspondiente contar con una jurisdicción específica de familia. Sin embargo, la idea no ha cuajado en ninguno de los Ministros de Justicia que ha convivido con AEAFA.

Con la actual Ministra, Dolores Delgado, no hubo ningún trato en estos nueve meses pese a la petición de esta entidad.

PUBLICIDAD

Desde AEAFA indican que la creación de juzgados de Familia evitaría la discriminación del ciudadano por su lugar de residencia.

Lozano recordó a los senadores que el mayor conflicto en los juicios deriva de unas normas que “no han sido estudiadas, ni pensadas para una materia tan especial y delicada como es el Derecho de Familia”.

Precisamente, donde queda más patente el carácter inadecuado de las normas es en los supuestos de incumplimiento de las medidas relativas a la comunicación paterno/filial y custodia o régimen de visitas, comunicación y estancias.

En cuanto a la mediación, como método extrajudicial para resolver los conflictos, reconoce la presidenta de la AEAFA reconoce que no ha cuajado en nuestro país.

Los jueces deben saber qué asuntos se pueden mediar o no.

“Cada CCAA lo interpreta como quiera y no queda claro la formación que se le pide al mediador. La mediación no ha servido por culpa de los poderes públicos. Deben poner los medios necesarios para llevarla a cabo”.

PEREGRINAJE POR LOS JUZGADOS

Un ejemplo de una normativa inadecuada es el actual artículo 775 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, al establecer que, vivan donde vivan después las familias, el juzgado competente para modificar las medidas definitivas de un divorcio (régimen de visitas, guarda, custodia y alimentos de los hijos comunes) es el primero que estableció dichas medidas.

“Dada la alta movilidad de la población, este hecho genera situaciones de peregrinaje muy costosas para la ciudadanía”, subrayó Lozano.

Así, alerta AEAFA en el Senado, “se producen situaciones muy gravosas, cuando en ocasiones, ninguna de las partes, ni los hijos comunes ya tienen su residencia en dicho partido judicial”.

Esta circunstancia contraviene la normativa de derecho internacional privado de familia, Reglamento 2201/2003 del Consejo, de 27 de Diciembre de 2003, relativo a la competencia, reconocimiento y ejecución en materia matrimonial y responsabilidad parental (artículo 8 competencia de los Tribunales del lugar donde se encuentre el menor en el momento de la interposición de la demanda).

LA ATRIBUCIÓN DE LA VIVIENDA, MOTIVO DE CONFLICTO

En otro momento de su intervención recordó que otro elemento que está generando múltiples conflictos en los procesos de Familia es el de la atribución de la vivienda.

“El artículo 96 del Código Civil no da una solución a la nueva realidad social del país: más custodias compartidas e hijos de distintas relaciones. A diferencia del Código Civil de Cataluña, que sí ha regulado estas situaciones, el artículo 96 referente a la atribución de la vivienda familiar en procesos de divorcio no responde a estos cambios sociales. Se trata posiblemente de uno de los problemas más graves con el que nos encontramos, con evidente responsabilidad del Legislador que nada ha hecho para buscar una solución legal mediante la modificación de la norma”, manifestó Lozano en el Senado.

Las cuestiones que planteó en el Senado la presidenta de AEAFA serán abordadas con las profundidad los próximos días 8 y 9 de marzo en las jornadas centrales de esta asociación, una cita clásica para todos los abogados especializados en derecho de familia.

Allí estarán los mayores expertos del país en divorcios, separaciones, tutelas o herencias.

Estas jornadas representan una oportunidad única para conocer de primera mano las últimas resoluciones del Tribunal Supremo en Derecho de Familia. No en vano, entre los ponentes figuran tres magistrados del Tribunal Supremo: José Antonio Seijas Quintana, Eduardo Baena Ruiz y María de los Ángeles Parra Lucán.

Asimismo, los catedráticos Javier Carrascosa y Jesús Urraza Abad abordarán las novedades jurisprudenciales sobre divorcios internacionales e infracciones penales derivadas de las crisis familiares.

“Nos reunimos con la finalidad de seguir formándonos en Derecho de Familia y compartir las experiencias de nuestro trabajo diario. Para ello, contamos con la presencia de los más prestigiosos juristas en el ámbito del Derecho de Familia”, afirma la vicepresidenta de AEAFA, María Dolores Azaustre.