PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los monjes del Valle recurren la exhumación de Franco ante el Supremo, porque ‘requiere autorización eclesiástica’

Advierten que "interferir en un acto de culto como es la inhumación, custodia y exhumación de restos humanos yacentes en sepultura religiosa vulnera el principio de inviolabilidad"Franco fue enterrado hace 43 años en el Valle de los Caídos, por orden del Rey emérito./ Foto: Carlos Berbell
|

Los monjes del Valle de los Caídos han recurrido ante el Tribunal Supremo la resolución del Consejo de Ministros de 15 de febrero de 2019, sobre la exhumación de los restos de Francisco Franco porque, según precisan, los poderes públicos no pueden entrar en la Abadía «sin autorización eclesiástica».

«La Comunidad benedictina se ha visto obligada a recurrir, ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo la resolución del Consejo de Ministros de 15 de febrero de 2019, sobre la exhumación de los restos de D. Francisco Franco, ante la imposibilidad de aceptar que los poderes públicos puedan actuar libremente en un recinto sagrado sin la necesaria autorización eclesiástica», han manifestado en un comunicado.

PUBLICIDAD

Advierten que «interferir en un acto de culto como es la inhumación, custodia y exhumación de restos humanos yacentes en sepultura religiosa vulnera el principio de inviolabilidad protegido por los Acuerdos del Estado español con la Santa Sede y el derecho a la libertad religiosa y de culto».

PUBLICIDAD

Los monjes también ponen «en tela de juicio la constitucionalidad» del Decreto-Ley 10/2018 que «implica, de forma imperativa, la exhumación de 20 cadáveres de monjes benedictinos yacentes en el cementerio de la Abadía».

A falta de acuerdo con la familia de Franco, los benedictinos afirman que actuarán de acuerdo con la sentencia del Supremo pues consideran que es el «órgano competente para dilucidar la controversia existente, lo que garantiza, plenamente, el respeto al ordenamiento jurídico».

PUBLICIDAD

La argumentación de la Abadía del Valle de los Caídos, según añaden, es «independiente» y «deja a salvo los argumentos y razones de nulidad e inconstitucionalidad que pudieran plantear los familiares» de Franco.

La familia Franco también recurrió la semana pasada ante el Alto Tribunal la orden para exhumar a Franco que aprobó el Consejo de Ministros el pasado 15 de febrero.

El Supremo ha admitido a trámite el recurso, y ha abierto una pieza separada de medidas cautelares, ya que los Franco también han pedido que el acuerdo del Gobierno quede en suspenso mientras el tribunal resuelve sobre el fondo.

PUBLICIDAD

Antes de decidir sobre esta suspensión, el tribunal ha dado traslado a la Abogacía del Estado para que en el plazo de diez días presente alegaciones.

También ha requerido al Ministerio de la Presidencia que “en el improrrogable plazo de veinte días” remita el expediente administrativo correspondiente a la resolución del Consejo de Ministros impugnada.

PUBLICIDAD

Los nietos de Franco enviaron un escrito al Gobierno, a través de su abogado, Luis Felipe Utrera-Molina, para informarle de que iban a recurrir la orden ante el Supremo y que pedirían la “suspensión cautelar” del acuerdo del Consejo de Ministros que autoriza la ejecución de la exhumación, al considerarlo “nulo de pleno derecho”.

Por ese motivo, la familia advirtió de que no atenderá la petición que el Ejecutivo hace en ese acuerdo para que los nietos de Franco elijan un lugar de enterramiento para los restos de su abuelo alternativo a la cripta de la catedral de La Almudena, donde poseen una sepultura a perpetuidad.

La familia se ratifica en que si el Supremo avala la exhumación, los restos deben ser llevados a La Almudena, una ubicación que el Gobierno rechaza alegando riesgos para la seguridad y el orden público.

“Sólo en el hipotético caso” de que el Supremo, además de avalar la exhumación, también reconociera el derecho del Gobierno de vetar la elección del nuevo lugar de enterramiento por parte de la familia si no la considera idónea, los nietos accederán a elegir un lugar distinto a la cripta de La Almudena, pero después de que el Gobierno les conceda “un plazo razonable” para tomar esa decisión.

Catedral de la Almudena, en cuya cripta quieren los familiares de Franco que se le entierre si es exhumado del Valle; tienen un nicho en ella. Foto: EP

En su escrito también dijeron al Ejecutivo que los restos de Franco “no son de su propiedad, ni constituyen un bien de dominio público del que el Gobierno pueda disponer a su antojo” puesto que “la única facultad de disposición de los mismos recae en sus familiares directos”.

PUBLICIDAD

El Gobierno aboga porque sea enterrado en el cementerio de Mingorrubio, en El Pardo (Madrid), donde la familia tiene un panteón y descansan los restos de su mujer, Carmen Polo. Sin embargo, Francis Franco, nieto de Franco, ya dijo el pasado verano que la familia no contempla enterrarlo allí por motivos de seguridad.

Los nietos de Franco destacan que no hay precedentes en la historia de España de “ningún cadáver español respecto del cual el Gobierno imponga o condicione un lugar de inhumación a sus familiares”.

Noticias relacionadas: 

Tramitan hasta 17 causas sobre la suspensión cautelar de la licencia para exhumar a Franco

La Fundación Francisco Franco alega que no se le puede exhumar con una ‘Ley de caso único’