PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Zapatero y Rajoy afirman que la unidad de España ‘no ha estado ni estará en peligro’

Coinciden en que reformar la Constitución "no es imprescindible" Los expresidentes del Gobierno participaron ayer en un coloquio en en la Universidad de León, en el que mostraron una buena sintonía; por ejemplo, Zapatero bromeó con el 'popular', al que ha calificado "de centro", visto lo "que hay ahora", a lo que Rajoy ha respondido: "Algo mal estoy haciendo entonces".
|

Los expresidentes del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, coinciden en que la unidad de España “no ha estado ni estará en peligro”.

Así lo han manifestado los dos expresidentes que han precedido en el cargo a Pedro Sánchez, en un coloquio celebrado ayer tarde en la Universidad de León por el 40 aniversario del centro y de la Constitución, en el que, entre otros temas, trataron sobre Cataluña.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Al acto asistieron políticos y representantes de la sociedad civil y militar de la ciudad; unas 600 personas, que abarrotaron el Aula Magna de San Isidoro.

“La unidad de España ni ha estado ni está ni estará en cuestión gobierne quien gobierne, la garantía de la unidad de nuestro país es la democracia”, ha sentenciado Zapatero -jefe del Ejecutivo entre 2004 y 2011-, y Rajoy -presidente entre 2011 y 2018- se ha mostrado de acuerdo.

“Coincido coincido con Zapatero. Hay temas que no se resuelven con mayorías, sino con grandes políticas de Estado”, ha añadido el ‘popular’, y ha destacado la voluntad de los dos de “intentar construir en beneficio de todos”.

PUBLICIDAD

Rajoy, ha comentado la dificultad que supuso utilizar el artículo 155 de la Constitución, más ahora cuando parece que “todo el mundo sabía que hacer”, y se ha mostrado “contento” por cómo el PP, PSOE y Ciudadanos defendieron “la unidad de España”.

Rajoy y Zapatero han confesado que en los temas serios siempre se respetaron y han coincidido en que ahora es Cataluña.

PUBLICIDAD

Mirando al futuro, Cataluña también volvió a salir a la palestra, pero ya con distintas visiones. Para Zapatero, existe un problema al haber “dos millones de personas que están con el independentismo”, mientras que para Rajoy hay una solución “con dos millones de personas que quieren continuar en España”.

PUBLICIDAD

AFIRMAN QUE LA CONSTITUCIÓN ‘PODRÍA REFORMARSE’, PERO QUE NO ES IMPRESCINDIBLE’

Respecto a la Constitución, tema principal del debate, el expresidente socialista ha reconocido la “importancia” de que exista una Carta Magna “para regir la vida colectiva”, y ha destacado que “gracias” a la Constitución se han superado todos los problemas que han afectado a España en estos 40 años.

“Mi balance es claro y rotundo y considero que los 40 años de la Constitución han significado otros tantos de éxito para España y no hay ningún aspecto de la vida política, social, económica o cultural que no está mejor que en 1978”, ha expresado el expresidente socialista.

El expresidente ‘popular’ ha afirmado que no conoce ninguna alternativa “al sistema democrático”, y ha indicado que lo mejor que se hizo “fue esta Constitución” que se realizó en una “situación muy difícil”.

“Más democracia, más libertad, más derechos y más progreso económico y social”, ha remarcado Rajoy, quien también ha comentado que la política “se ha llenado de Adanes” que piensan que “hasta que llegaron no existía el mundo”.

“Si alguna obligación tienen con el país quienes hemos asumido alguna responsabilidad pública como es el caso del presidente Zapatero y el mío propio es la de defender y explicar lo que es bueno para España y que, en muchos aspectos, puede ser muy útil de cara al futuro”, ha expresado Rajoy.

PUBLICIDAD

Tanto Zapatero como Rajoy han coincidido en que la Carta Magna “podría reformarse y mejorarse”, si bien, ambos han señalado que “no es imprescindible” y el expresidente ‘popular’ ha explicado que para hacerlo “hay que tenerlo muy claro”.

BUENA SINTONÍA

En el coloquio, que ha estado moderado por la catedrática de derecho financiero de la ULE Teresa Mata, codirectora del ciclo ‘40 años de Constitución, 40 años de Universidad de León’, hubo un ambiente distendido.

“¿Tú usas Twitter? Porque yo no”, le preguntó Zapatero a Rajoy, y éste contestó: “Yo tampoco”.

Se ha evidenciado una buena sintonía entre ambos.

Zapatero bromeó con el ‘popular’ al que ha calificado “de centro”, visto lo “que hay ahora”, a lo que Rajoy respondió: “Algo mal estoy haciendo entonces”.

También hablaron de sus vivencias en León, a la que ambos están muy vinculados.

Zapatero es leonés de nacimiento, y vivió en esta ciudad hasta que en 2000 fue elegido secretario general del PSOE.

Rajoy se trasladó a León en 1960, con 5 años, y estuvo hasta los 15 años, cuando volvió a su Galicia natal.

Su padre, Mariano Rajoy Sobredo fallecido en noviembre de 2018– ascendió a magistrado en 1958 y dos años después se trasladó con su familia a esta ciudad, donde desarrolló su carrera profesional durante diez años. El padre de Zapatero era entonces decano del Colegio de Abogados.

Zapatero ha recordado su primer día como alumno de Derecho en la Universidad de León, cuando la facultad estaba en la Colegiata de San Isidoro, y ha contado que participó en la redacción de los estatutos de Universidad leonesa, en la que llegó a impartir clases como profesor asociado.

También ha hablado de la manifestación celebrada al día siguiente del 23-F, porque fue donde conoció a su esposa, Sonsoles Espinosa, quien entonces cantaba en el coro universitario.

Rajoy ha comentado que fue monaguillo en San Isidoro, y ha agradecido el nivel de exigencia del colegio en el que estudió, Discípulas de Jesús, de monjas, el mismo al que fue Zapatero. Estudiaron en cursos diferentes. Rajoy es cinco años mayor.

En el coloquio han sostenido que, por encima de la labor de los gobiernos o las instituciones, un país es la que capacidad que tiene sus habitantes de emprender y han dibujado un horizonte esperanzador para España.

Este coloquio tiene aún tres citas pendientes. El próximo 21 de marzo se celebrará ‘Del nacimiento de la ULE a la actualidad. 40 años de andadura’, moderado por Javier Vidal, profesor titular de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación de la ULE, en el que participarán Julio César Santoyo Mediavilla, Ángel Penas Merino, Juan Manuel Nieto Nafría y José Ángel Hermida Alonso, exrectores de la Universidad de León.

El 27 de marzo tendrá lugar la conferencia El papel del Tribunal Constitucional en la consolidación de nuestra Democracia’, que será moderado por María Teresa Mata, en el que intervendrá María Emilia Casas Baamonde, expresidenta del Tribunal Constitucional, y José María Fidalgo Velilla, exsecretario General de CC OO.

La última cita será el 4 de abril, con la conferencia ‘La reforma de la Educación superior’, en la que intervendrá Miguel Ángel Quintanilla, exsecretario de Estado de Educación, y modera Javier Vidal; y, además, se celebrará una mesa redonda, con la participación de Fernando Rey Martínez, consejero de Educación de la Junta de Castilla y León; Guillermo Amilivia, miembro de Junta de Estudiantes; Juan Francisco García Marín, y rector de la Universidad de León.