PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Acoso a las «terapias no convencionales»: AESMI denuncia al Gobierno ante la Comisión Europea

En Europa, el 67% de la población usa o ha usado los tratamientos de la Medicina Integrativa y ComplementariaEl presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Foto: Pool Moncloa/J.M. Cuadrado.
|

La Asociación Española de Médicos Integrativos (AESMI), que agrupa a los médicos que trabajan la medicina convencional y aquellas terapias complementarias probadas científicamente, presentó una denuncia formal en octubre de 2018 ante la Comisión Europea por infracción de las normas de competencia. 

AESMI dirigió la denuncia, en un principio, contra la Organización Médica Colegial (OMC) por  “una campaña de acoso institucional contra una parte del sector sanitario dedicado a las terapias no convencionales”.

PUBLICIDAD

En la denuncia se deducía que esto era una actividad anticompetitiva e ilícita y que la OMC incurría en un comportamiento sancionable.

PUBLICIDAD

Para la Asociación, sin embargo, «el acoso y ataque a las terapias no convencionales» encontró «un firme aliado en dos ministros españoles, en noviembre de 2018″, la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo y contra Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, por lo que AESMI elevó dicha denuncia contra el Estado Español ante la Comisión Europea.

Ésta fue admitida a trámite y se nombró personal encargado para la tramitación de la misma que sigue las normas procesales propias de esa institución.

PUBLICIDAD

Las actuaciones del Gobierno de España que son denunciadas, según AESMI, son las siguientes:

1.- Restricción a la venta de productos homeopáticos aprobados en países comunitarios.

2.- Dilaciones indebidas en el registro y autorización de venta de medicamentos homeopáticos en España.

PUBLICIDAD

3.- Conducta colusoria entre el Estado Español (Ministerios), en relación a una posición privilegiada de la Industria Farmacéutica.

4.- Abuso de técnicas de corrupción a través de medios de comunicación (astroturfing) con abundancia de noticias contra la homeopatía y otras Técnicas Médicas No Convencionales, asegurando que no hay evidencias científicas y que causa un aumento de la mortalidad. La intensidad y beligerancia de las publicaciones, así como las manifestaciones abiertas de personalidades políticas en contra de las Técnicas Médicas No Convencionales (TMNC), nos induce a pensar que trata de una maniobra orquestada –o cuanto menos tolerada- desde las Administraciones Públicas.

PUBLICIDAD

5.- Propuesta de modificación de reglamento nacional sobre formación universitaria, venta de productos, publicidad de bienes y servicios e incluso incompatibilidad del ejercicio de TMNC con el ejercicio médico. Todo ello supone una acción anticompetitiva y además fraudulenta. La forma de exponer y presentar estos cambios reglamentarios no van en la dirección de hacerlos posibles (de hecho son de imposible aplicación) sino de difundir polémica y miedo a los consumidores y profesionales.

EL CONTENIDO DE LA DENUNCIA ANTE LA COMISIÓN EUROPEA

La denuncia ante la Comisión Europea reproduce lo ya denunciado ante la autoridad nacional de la competencia, añadiendo “beligerancia y permisividad del Gobierno de España en un comportamiento colusorio ajeno al mercado y los consumidores”.

La denuncia sigue sus trámites que terminarán en el emplazamiento de las autoridades españoles para que expliquen esta situación.

“Desde hace tiempo, directivos de la organización colegial, han venido haciendo manifestaciones y recomendaciones públicas contra lícitas actividades médicas –no convencionales, integrativas, etc.–, en especial en perjuicio de los profesionales y pacientes de la homeopatía».

Estas manifestaciones públicas, por medio de cargos directivos de la Organización Colegial, se realizan «sin amparo de procedimiento legal o administrativo alguno y tienen un contenido difamante y carente de fundamentos técnicos o jurídicos, creando un perjuicio irreparable en el mercado, como constata la última encuesta de Salud de 2017, donde se reconoce que del 2012 al 2017, la homeopatía ha perdido 200.000 clientes», según AESMI.

PUBLICIDAD

Señalan que «es una premisa básica de la práctica profesional médica, la libertad de prescripción, no solo dentro de los usos más habituales, sino también dentro del ámbito de la discrepancia e incertidumbre científica».

Añaden que «es una premisa básica de las garantías de los pacientes el consentimiento informado que implica el conocimiento de las diferentes alternativas de tratamiento, con sus defectos y virtudes, para que el paciente pueda alcanzar una decisión informada y verdaderamente consciente. Es una premisa básica del derecho de los consumidores la libertad de mercado y elección, incluido el campo de la salud».

«Es una premisa básica en el Estado de Derecho la libertad de profesión y empresa, dentro de un marco de libre mercado y competencia, siendo la restricción al libre ejercicio profesional una de las funciones reservadas al Estado que solo puede regular a través de una Ley, no siendo competente un colegio profesional a través de instrucciones informales», finalizan.

La normativa europea se rige por la Directiva Bolkestein del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea relativa a los servicios en el Mercado interno (Directiva 123/2006/CE También se conoce como Directiva de Servicios).

Bajo su paraguas protector, los ciudadanos de la UE tienen el derecho a recibir servicios de proveedores originarios de cualquier Estado miembro sin que se interponga ningún tipo de obstáculo, ya sea la necesidad de obtener autorizaciones, de pagar impuestos o de conceder ayuda financiera.

«Dichas manifestaciones merman las posibilidades de los consumidores para acceder a productos comunitarios de homeopatía”.