PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Javier Orduña: Se va el magistrado más innovador de la Sala de lo Civil del Supremo

Javier Orduña Moreno es magistrado de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo desde enero de 2012 (fue elegido en diciembre de 2011) procedente de la Cátedra de Derecho Civil de la Universidad de Valencia, a la que ahora regresará. Foto: Amapola.
| | Actualizado: 24/05/2019 13:27

El hombre que en estos siete años ha revolucionado la doctrina jurisprudencial la Sala Civil del Tribunal Supremo, Javier Orduña Moreno, de 59 años, se va.

Regresa a su cátedra de Derecho Civil de la Universidad de Valencia.

Con efectos del 30 de junio próximo.

La explicación que ha dado, oficialmente, blanco sobre negro, sobre el papel, ante el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, y que se dio a conocer ayer, en el curso de la reunión que celebró la Sala de Gobierno del Alto Tribunal, es que renuncia «por motivos personales y por su deseo de ingresar en la Universidad para llevar a cabo proyectos de investigación».

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Su marcha, sin duda, priva a las asociaciones de defensa de los consumidores, a su «gran campeón» en la Sala Civil.

Sus ponencias han marcado una época, sobre todo la del maltrato psicológico como causa de desheredación de los hijos, la recuperación y la modernización de la cláusula «rebus sic stantibus», una figura que permite la revisión de un contrato cuando surgen circunstancias nuevas a las existentes en el momento de la firma, la recuperación de la resolución por incumplimiento esencial, en materia de familia, de sucesiones y, por supuesto, de consumidores.

AUTOR DE UN VOTO PARTICULAR HISTÓRICO 

En 2013 fue el autor de un voto particular histórico en un Pleno de la Sala, al que se adhirió Xavier O’Callaghan, en el que disintió de la mayoría y en contra de establecer el límite temporal del 9 de mayo de 2013 para las reclamaciones de las cláusulas suelo.

Dicho voto particular fue la puerta para la interposición de una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), cuya sentencia dio la razón a los «disidentes» en 2016, forzando la modificación de la jurisprudencia del Supremo.

PUBLICIDAD

En otra ponencia reciente de la Sala sostuvo que las ejecuciones hipotecarias, los desahucios, que sean consecuencia de la aplicación de una cláusula suelo que haya sido declarada nula, son nulas y, por lo tanto, el desahuciado debe recuperar la vivienda. Un principio a aplicar no sólo a las personas físicas sino también a las jurídicas, las empresas.

«Si es nula la cláusula suelo que permite al banco ejecutar la garantía del préstamo, también es nula dicha ejecución», escribió. 

Recientemente publicó el libro «La transparencia como valor del cambio social: su alcance constitucional y normativo», junto a Carlos Sánchez Martín, letrado del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo y magistrado, y a Raquel Guillén Catalán, coordinadora, en el que argumentaba que la transparencia debería ser un principio general del derecho más.

PUBLICIDAD

MAL DÍA PARA LOS CONSUMIDORES Y PARA LA SOCIEDAD EN GENERAL 

Así califica Patricia Suárez, presidenta de Asufín, el anuncio de la marcha de la Sala de lo Civil del Supremo del magistrado.

«Javier Orduña se había caracterizado por su defensa de la transparencia como valor de cambio social y por sus votos particulares en los que defendió, entre otras cosas, la retroactividad de la cláusula suelo o la falta transparencia en la comercialización del IRPH. De todos era conocido que su presencia incomodaba al resto de compañeros de sala, que una vez y otra veían como el Tribunal de Justicia de la Unión Europea le daba la razón a él y se la quitaba a ellos«, dice en un comunicado.

PUBLICIDAD

«Su renuncia a seguir como magistrado en la Sala Primera del Supremo es una gran pérdida, no solo para los consumidores, sino para la sociedad. Los costes de una sociedad al margen de la transparencia son enormes, no nos lo podemos permitir. Estamos convencidos de que continuará su gran labor como docente y que el TJUE le dará una vez más la razón dictando una sentencia favorable a los afectados por IRPH», concluye.

SEGUNDO MAGISTRADO QUE DEJA LA SALA EN DOS AÑOS

Javier Orduña es el segundo magistrado de dicha Sala que, habiendo accedido como jurista de reconocido prestigio, renuncia al cargo en los dos últimos y medio.

En septiembre de 2016 abandonó Fernando Pantaleón por la excesiva carga de trabajo a la que tenía que hacer frente.

PUBLICIDAD