Shakira alega ante la juez que no residía en España entre 2012 y 2014 y no cometió delito fiscal
La fiscal estima que Shakira dejó de tributar a la Agencia Tributaria 12,3 millones de euros por el IRPF de los ejercicios de 2012, 2013 y 2014 y estima en casi 2,2 millones de euros la suma que tendría que haber pagado a la Agencia Tributaria de Cataluña por el patrimonio de que dispuso en esos años. Foto: EP

Shakira alega ante la juez que no residía en España entre 2012 y 2014 y no cometió delito fiscal

Ha declarado como investigada por un presunto fraude a Hacienda de 14,5 millones durante ese periodo
|
06/6/2019 09:26
|
Actualizado: 06/6/2019 16:28
|

La cantante Shakira ha declarado hoy ante el Juzgado de Instrucción 2 de Esplugues de Llobregat (Barcelona) como investigada por un presunto fraude fiscal de más de 14,5 millones de euros en IRPF e Impuesto de Patrimonio (IP) entre 2012 y 2014, y ha alegado que entonces no residía en España, por lo que no estaba obligada a pagar impuestos a Hacienda.

Shakira Isabel Mebarak Ripoll ha declarado durante una hora y cuarto ante la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Esplugues de Llobregat, María Luz Barreiro Calleja. Solo ha respondido a su abogado, José Ángel González Franco.

La cantante ha dado explicaciones pormenorizadas para justificar que pasó menos de los 183 días que se exige para ser residente en España, haciendo hincapié en los conciertos u otros eventos en los que participó en diferentes países, como el programa televisivo The Voice en Estados Unidos.

Ha contado que entre 2011, cuando empezó una relación con el futbolista del FC Barcelona Gerard Piqué, hasta finales de 2014, no residía en España pese a que pasaba estancias esporádicas en Barcelona.

Fue a finales de ese año cuando escolarizó a su primer hijo, y se compró una casa en Esplugues de Llobregat, y a partir de 2015 ya empezó a residir formalmente en España y a pagar sus impuestos aquí.

La cantante, que estaba citada a las 10 de la mañana, ha llegado a minutos antes, pero no ha entrado por la puerta principal, sino que ha usado una plaza de parking del edificio donde está el juzgado -según fuentes del entorno de la cantante, alquilada por su abogado- para entrar por el interior del inmueble, eludiendo así a la prensa.

De este modo, tanto a la entrada como a la salida, ha evitado a los medios de comunicación, pese a que según fuentes judiciales la juez dio orden expresa de que entrara por la puerta principal, como hacen todos los ciudadanos.

Desde el entorno de la cantante han señalado que no les constaba esta orden.

INVESTIGADA POR SEIS SUPUESTOS DELITOS CONTRA LA HACIENDA PÚBLICA

La artista colombiana está investigada por seis supuestos delitos contra la Hacienda Pública, a raíz de una querella presentada por la Fiscalía de Barcelona el pasado diciembre.

Para ello, Shakira se habría servido de 14 sociedades en paraísos fiscales, como Islas Caimán, Islas Vírgenes Británicas, Malta, Panamá y Luxemburgo.

La querella se dirige también contra el asesor fiscal de Shakira en Estados Unidos, Ezequiel A. Camerini, que dirigió varias de la compañías propiedad de la cantante, y apunta a que por el momento «se desconoce cuál pudo ser la participación de miembros del despacho profesional Pricewaterhouse (PwC) en el «mantenimiento o reestructuración» del entramado societario que utilizó.

Las diligencias partieron de una denuncia de la Agencia Tributaria de finales de 2017, cuando la inspección decidió remitir la información a los fiscales.

La fiscal Carmen Martín Aragón considera que la cantante dejó de presentar la liquidación del IRPF e Impuesto de Patrimonio los ejercicios de 2012, 2013 y 2014, produciendo un perjuicio económico a la Hacienda Pública de 12.371.197 euros (IRPF) y 2.191.771 euros (IP).

Señala que Shakira vivía en España durante estos ejercicios, y que las estancias en el extranjero por motivos laborales fueron «esporádicas», por lo que la cantante era residente permanente en España y tenía la condición de obligado tributario y residente fiscal.

De acuerdo con la Fiscalía, la artista, «con el deseo de no tributar, utilizó un entramado societario» para ocultar a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria la renta percibida y a la Agencia Tributaria de Cataluña el patrimonio que tenía en estos ejercicios.

Según la fiscal, la única relación de Shakira con las Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Malta, Panamá y Luxemburgo fue el domicilio de las sociedades a través de las cuales canalizó los movimientos de capital generado con su actividad profesional.

El cómputo de la Fiscalía arroja que la cantante permaneció de manera efectiva en España 243 días en 2012, 212 días en 2013 y 244 días en 2014, y se ausentó del país para atender sus compromisos profesionales y de ocio: 123 días en 2012, 153 días en 2013 y 121 días en 2014.

Por ello, la fiscal defiende que, al tener su residencia en España de manera habitual y haber permanecido más de 183 días en cada año natural, «era residente fiscal en España y tenía la obligación de tributar por la totalidad de su renta mundial con independencia del lugar donde se hubiese producido y cualquiera que fuese la residencia del pagador», así como por todo su patrimonio.

SHAKIRA DICE QUE HA PAGADO LA SANCIÓN

La cantante ha dicho que ha pagado todas las cantidades que le exige la Agencia Tributaria y que no está en deuda con el Estado. El pasado diciembre lanzó un comunicado en el que aseguró que cumplió «con todas sus obligaciones tributarias» en España siguiendo las indicaciones de sus asesores fiscales, de la consultora PWC.

Shakira afirma que tan pronto como conoció el importe que según la Agencia Tributaria debía abonar, procedió «a pagarlo en su totalidad y, por tanto, actualmente no existe ninguna deuda» y ello demuestra su disposición a solucionar la discrepancia.

Además, señala que su caso es único porque es una ciudadana extranjera en España cuyos ingresos proceden en su práctica totalidad (96%) del extranjero, y asegura que siempre ha mantenido una conducta «intachable».

En su querella, la Fiscalía dedica un apartado a la actitud de colaboración de la artista y asegura que la aportación de documentación e información «fue siempre a solicitud de la Agencia Tributaria, a medida que ésta iba realizando averiguaciones y obtenía más datos: La querellada no aportó ningún documento ni información a iniciativa propia».

DESESTIMADA UNA DEMANDA DE PLAGIO

La Justicia desestimó el mes pasado una demanda contra Shakira y Carlos Vives por la acusación de plagio de la canción ‘La bicicleta’, ganadora del Grammy Latino 2016.

El compositor y productor cubano Livam Rafael Castellano Valdés asegura que la canción ‘La bicicleta’ copia fragmentos de su tema ‘Yo te quiero tanto’, de 1997.

El titular del Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid, el magistrado Moisés Guillamón Ruiz, determinó que «no existe plagio» ya que la melodía, el ritmo y la armonía son «diferentes».

Contra este fallo cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

En febrero de 2017, el compositor y productor cubano Livam Rafael Castellano Valdés y su editora Maryla Dianik Romeu (MDRB Music Publishing) presentaron esta demanda contra Shakira Isabel Mebarak Ripoll, Carlos Vives, Sony Music Publishing Latina, Andres Eduardo Castro y otras nueve productoras.

Esta es la canción del denunciante:

En el juicio, que se celebró el pasado marzo, Shakira defendió la «completa originalidad» de su conocido tema, afirmando que antes de cantarla no sabía nada del cubano Livam Castellano.

Relató que Carlos Vives le mandó la «demo» de la canción y ella aportó y extendió la letra y la melodía que va sobre la parte del acordeón de ‘La Bicicleta’, que ella convirtió en otro estribillo.

Shakira y Carlos Vives. Foto: EP

El magistrado sostiene que la frase supuestamente plagiada «Te quiero tanto» es «una expresión común, utilizada en todo tipo de canciones y textos».

Además, indica que no cree que ella suponga «una originalidad».

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Tribunales