PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

EE UU solicita formalmente a Reino Unido la extradición de Assange

Una fuente estadounidense asegura que la petición se envió el pasado jueves, según publica 'The Washington Post'Estados Unidos acusa al fundador de Wikileaks de un cargo federal de conspirar para acceder ilegalmente a un ordenador del Gobierno y de 17 cargos por violar la Ley de Espionaje.
|

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha solicitado formalmente a Reino Unido la extradición del fundador de Wikileaks, Julian Assange, a quien persigue por la publicación de miles de documentos clasificados sobre las guerras de Irak y Afganistán, según publica The Washington Post.

Informa que una fuente estadounidense asegura que la petición formal se envió el pasado jueves a las autoridades británicas.

PUBLICIDAD

El tratado de extradición entre Washington y Londres requería que se hiciera en los 60 días siguientes a la detención del periodista australiano, fundador de Wikileaks, que tuvo lugar el pasado 11 de abril, después de que Ecuador le retirase el asilo tras permanecer casi siete años refugiado en su Embajada de Londres, y la nacionalidad que le concedió bajo mandato de Rafael Correa.

PUBLICIDAD

Assange ha sido condenado a 50 semanas de cárcel por violar la libertad condicional que las autoridades británicas le concedieron en 2012.

Estados Unidos presentó los primeros cargos contra Assange el mismo día de su arresto.

PUBLICIDAD

En un primer momento, le acusó de un cargo federal de conspirar para acceder ilegalmente a un ordenador del Gobierno, por el cual podría ser condenado a hasta cinco años de cárcel.

Un mes después, le imputó otros 17 cargos por violar la Ley de Espionaje.

Un gran jurado estudia ya el caso Assange.

PUBLICIDAD

La exanalista de Inteligencia militar Chelsea Manning, que fue condenada y encarcelada por entregar la información clasificada a Wikileaks, volvió a entrar en prisión en mayo por negarse a testificar en esta nueva causa.

Assange ha declarado ante un tribunal de Londres que no quiere ser extraditado a EEUU. El pasado 2 de mayo, preguntado durante la vista en el Tribunal de Magistrados de Westminster si está de acuerdo con su extradición, Assange, que compareció por videoconferencia desde una prisión británica, dijo que no desea ser extraditado.

PUBLICIDAD

CASO ASSANGE

Assange se refugió en la Embajada de Ecuador en Londres en junio de 2012 para evitar que Reino Unido le detuviera y extraditara a Suecia, por unas denuncias de abusos sexuales en su contra, desde donde temía ser enviado a Estados Unidos por publicar información clasificada.

El entonces Gobierno de Rafael Correa le concedió el asilo diplomático permitiéndole permanecer en su Embajada de Londres, donde se encontraba en ese momento, hasta que Reino Unido accediera a darle el salvoconducto necesario para viajar a Ecuador.

El 11 de abril, el nuevo Gobierno de Lenín Moreno, retiró el asilo a Assange afirmando que violó las condiciones de su permanencia en la sede diplomática al intervenir en asuntos de política de terceros países y por demostrar un comportamiento inadecuado, incluso «agresivo», en la embajada.

El presidente de Ecuador le acusa de intentar convertir a la Embajada en un centro de espionaje y que espiaba a otras naciones y al propio Gobierno ecuatoriano, pero sin dar detalles.

Ese mismo día, el fundador de Wikileaks fue detenido y condenado en Reino Unido por violar los términos de la libertad condicional que le concedió en 2012.

PUBLICIDAD

Tras el retiro del asilo, los abogados de Assange denunciaron a parte de la delegación diplomática de Ecuador en Londres ante la Fiscalía por un presunto delito de revelación y divulgación de datos personales, y han negado las acusaciones de espionaje de Moreno.

Por su parte, la Fiscalía sueca ha reabierto la investigación contra Assange por violación que cerró en 2017 por la imposibilidad de avanzar debido a la reclusión del periodista australiano en la Embajada.

La justicia sueca ha rechazado la petición de la Fiscalía de emitir una orden de detención contra Assange.

Este reciente fallo de la ciudad de Uppsala, al este del país, considera que no sería proporcionado ordenar su arresto ya que es posible interrogarlo con una orden europea de investigación en materia penal.

Noticias relacionadas: