PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Assange condenado a 11 meses y medio de cárcel en el Reino Unido por violar la libertad bajo fianza

Por violar la libertad provisional Julian Assange en una imagen de hace dos años, de un vídeo grabado para los cursos de verano de la Universidad de Jaén, organizados por Baltasar Garzón.
|

Una juez del Reino Unido ha condenado hoy al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a 50 semanas de prisión por incumplir la libertad condicional impuesta hace siete años y esconderse en la embajada ecuatoriana.

La juez Deborah Taylor, de la Corte de la Corona de Southwark, distrito de Londres, dijo durante la vista que era difícil encontrar una vulneración más grave de la libertad bajo fianza.  

De acuerdo con la misma juez, los siete años de Assange le han costado al contribuyente británico 16 millones de libras (18.694.620 euros) y calificó su solicitud de asilo en la embajada ecuatoriana en Londres como un “intento deliberado de retrasar la justicia”.

Assange, de 47 años, permaneció de pié, con sus manos entrelazadas, mientras la juez Taylor leía su sentencia “in voce”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sus partidarios, que se encontraban entre el público, comenzaron a corear a la juez “Shame on you” (debería darte vergüenza) mientras la policía se llevaba a Assange de la sala de vistas.

Assange, australiano de nacionalidad, solicitó asilo político en la embajada ecuatoriana en Londres en junio de 2012 para evitar que le extraditaran a Suecia, país que había pedido su entrega por su implicación en una supuesta violación.

Mark Summers, abogado de Assange, declaró, en una sala abarrotada de periodistas y de seguidores de WikiLeaks, que su cliente se refugió en la embajada ecuatoriana porque “vivía bajo un miedo abrumador de ser entregado a los Estados Unidos”.

A Assange le atormentaba un temor “bien fundado” de ser maltratado y posiblemente enviado al campo de detención estadounidense de sospechosos de terrorismo en la Bahía de Guantánamo, fuera de la jurisdicción de ese país.

PUBLICIDAD

Summers leyó una carta de Assange disculpándose por su comportamiento en 2012 y diciendo “Hice lo que creí mejor”.

“Me encontré luchando con circunstancias aterradoras”, decía la carta.

Assange fue arrestado el 11 de abril después de que Ecuador revocara su asilo político, acusándolo de todo, desde entrometerse en los asuntos exteriores de la nación hasta de falta de higiene.

PUBLICIDAD

Mañana jueves se enfrenta a una nueva vista, esta vez ante la corte de Westminster, para hacer frente a una solicitud de extradición de los Estados Unidos, país que lo ha acusado de conspirar para entrar en el sistema informático del Pentágono.

O dicho de otra forma de piratear esos ordenadores y de ayudar a la informante Chelsea Manning, lo cual tiene una condena potencial de 5 años de prisión.

PUBLICIDAD

Comparecerá a través de videoconferencia.

CON ASPECTO DESALIÑADO

Assange fue detenido dentro de la embajada de Ecuador. Fue sacado del edificio a la fuerza por un grupo de agentes. Su aspecto era la de una persona enfermiza y con aspecto desaliñado.

En una audiencia previa anterior, el juez de guardia dijo que Assange se había comportado como “un narcisista que no puede ir más allá de sus propios intereses egoístas”.

PUBLICIDAD