PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Consejo General de Enfermería reclama al Gobierno y a la DGT prohibir por ley fumar en los coches

Aplaude que Cataluña se plantee incluir esta prohibición en su Ley de adicciones prevista para 2020 y aboga porque esta medida se adopte a nivel nacionalAfirma que la Ley antitabaco de 2005 y el Código de Circulación "son hoy insuficientes" para proteger a los menores del humo del tabaco.
|

El Consejo General de Enfermería (CGE) reclama al Gobierno y a la Dirección General de Tráfico (DGT) prohibir por ley fumar en el interior de los vehículos, ya que genera una «distracción evidente».

Lo considera una medida «imprescindible» que «salvaría vidas».

PUBLICIDAD

El CGE ha hecho hoy este llamamiento en un comunicado en el que señala que «el tabaco se está cobrando miles de vidas» y, por ello, no entiende que «no se actúe a favor de la salud pública».

PUBLICIDAD

Dice que «no es de recibo que desde el Ministerio se diga que este asunto se tratará «con calma» y que, por su parte, la DGT responda diciendo que «no está en su agenda»».

«Es hora de actuar», destaca el presidente del CGE, Florentino Pérez Raya.

PUBLICIDAD
Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

Recuerda que desde el punto de vista de la salud el tabaco es la causa más importante de muerte evitable, y que su impacto va más allá de la salud del fumador, ya que la exposición al humo de los cigarrillos tiene consecuencias negativas tanto en adultos como en niños, que se ven expuestos a más de 7.000 sustancias nocivas.

«Está demostrado que al menos 250 de estas sustancias son muy nocivas y 70, además, cancerígenas», detalla.

Además, indica que existen ya estudios científicos que evidencian que el hecho de abrir la ventanilla del conductor no evita el daño, pues el humo sigue concentrándose en el interior del coche y estas sustancias nocivas permanecen semanas activas en el vehículo.

PUBLICIDAD

«Ya es hora de pensar en la salud de los ciudadanos y actuar. Porque fumar mata doblemente», manifiesta.

El Consejo General de Enfermería insiste en que «perjudica gravemente nuestra salud, sobre todo, la de los más pequeños», y que «distrae al volante, dando lugar a accidentes que, en su mayoría, podrían haberse evitado y cuyo desenlace, desgraciadamente, puede ser fatal».

PUBLICIDAD

«El único camino lógico es la prohibición, porque sólo así se van a salvar vidas. En caso contrario, se cercenan», manifiesta el presidente del CGE.

Para combatir esta situación, el Consejo General de Enfermería puso en marcha en febrero de 2018 una campaña para convertir a los niños en agentes de salud, para que transmitan a sus mayores los riesgos de fumar en su presencia, y conseguir que los padres no fumen en el coche.

Llamada ‘Coche Sin Humo’, ha llegado a más de 25.000 niños.

«¿Sabías que el humo del tabaco aumenta el riesgo de muerte súbita en el lactante? ¿Y que los niños expuestos a este humo tienen un riesgo cuatro veces superior de sufrir cáncer en la edad adulta?», son sólo algunos de los datos de los que informa.

Esta campaña, en la que enfermeros voluntarios imparten charlas educativas a los escolares para la salud relacionada con el consumo de tabaco, pretende también disuadir a los más pequeños de iniciarse en este hábito y hacer hincapié en los beneficios de seguir una vida «libre de humo».

PUBLICIDAD

Ha sido presentada a distintas Consejerías de Sanidad, como la de Madrid y la de Asturias, e instituciones, incluida la propia DGT, en la anterior etapa.

Florentino Pérez Raya expresa que «la Ley Antitabaco de 2005 fue clave para empezar a cambiar la percepción que había del tabaco en nuestro país y adoptar medidas que afectaran al consumo y protegieran tanto a los fumadores como a los no fumadores».

Afirma que «esta ley es hoy insuficiente» y pide «ir más allá».

Apunta que Cataluña ha anunciado recientemente que la Agencia de Salud Pública se plantea incluir la prohibición de fumar en el interior de los coches en su Ley de adicciones prevista para 2020. Esta prohibición se sumaría a la de fumar en las marquesinas de autobús y terrazas, que también está previsto que contemple la nueva normativa.

Pérez Raya aplaude el paso que da esta comunidad y aboga porque la medida se adopte a nivel nacional.

Recuerda que anteriormente, el País Vasco también intentó prohibir el tabaco en los vehículos privados en presencia de menores, pero que no llegó a materializarse.

El Consejo General de Enfermería recalca en que la Ley Antitabaco, «un hito en las políticas de salud pública, no cumplirá su cometido mientras en toda España no se prohíba el tabaco en los vehículos con menores, como ya han hecho países como Francia, Reino Unido, Australia, Sudáfrica o algunos estados de EE UU».

«El tabaco es la principal causa de muerte evitable; fumar al volante es un factor de distracción importante y las distracciones son responsables de un tercio de todos los accidentes mortales. Creemos que son argumentos suficientes para que el Ministerio tome ya una decisión en este sentido», manifiesta el presidente del CGE.