PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Son más felices los niños con custodia compartida?: En su defensa

Sobre estas líneas, el autor de esta columna, José Luis Sariego Morillo, abogado especialista en derecho de familia.
|

Se habla mucho sobre los modelos de custodia de los hijos.

Un modelo es la tradicional materna en la que se sigue considerando que las mujeres deben ocuparse de cuidar a los hijos, idea antediluviana como ninguna, y la otra, más moderna, es la custodia compartida de los hijos.

Las mujeres del Siglo XXI hablan mucho de empoderamiento y de hacerse más visibles y responsables en un mundo tradicionalmente, masculino, y se habla mucho de igualdad de trato.

Pero cuando llega el conflicto de pareja, nos encontramos con una respuesta muy tradicional en la gestión de dicho conflicto: las mujeres desean y quieren ser las cuidadoras principales de los hijos del divorcio.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Y ello, más que una ventaja, es en el fondo una forma de “tradicionalizar” los roles de género que no hace más que perpetuar la dependencia de la mujer hacia el hombre y que sigan adoptando un rol secundario en la sociedad.

Numerosos estudios demuestran que la custodia exclusiva materna de los hijos tras el divorcio, genera más brecha salarial y propicia la aparición del techo de cristal en sus vidas.

En 2008 publiqué un artículo en lex family (estudio longitudinal de 3 años sobre más de 1500 familias), que mostraba los siguientes resultados en cuanto a las preocupaciones de los padres antes y durante en proceso.

PUBLICIDAD

Esta información contrastada, nos permitía saber los puntos en los que coinciden ambos progenitores a la hora de gestionar el conflicto, sea de mutuo acuerdo o adversarial.

Esto es, comenzábamos con la técnica del consenso, y es ponernos de acuerdo en todo aquello en lo que no estaban en desacuerdo: llegar a fin de mes, que no les falte nada a los hijos, y seguir trabajando al mismo nivel.

PUBLICIDAD

Buscamos el nivel de satisfacción de los padres durante el proceso y a los tres años, les volvimos a preguntar sobre el modelo elegido de custodia y nos dieron este resultado:

PUBLICIDAD

Solo hay un grupo que se siente mucho más insatisfecha a los 3 años, y es el de las madres con custodia exclusiva de los hijos, ya que descubren a los 3 años, que aquello de la custodia materna, no había sido lo mejor para ellas. Los padres con CC y con CE, y las madres con CC subieron en sus niveles de satisfacción.

8 de cada 10 padres y madres con custodia compartida estaban muy satisfechos con sus vidas a los 3 años, frente a 4 de cada 10 madres con Custodia exclusiva y casi 7 de cada 10 padres, con sólo un régimen de visitas.

Pero este artículo va más a encontrar la respuesta a la pregunta que lo titula.

PUBLICIDAD

Les preguntamos a los niños o a los padres sobre si los niños estaban contentos con sus vidas y el modelo elegido, y estos fueron los resultados:

Los niños con custodia compartida estaban muy contentos con sus vidas, siendo más de 8 de cada 10 y en custodia exclusiva, sólo 3 de cada 10 estaban contentos con sus vidas, a los 3 años.

Este estudio se hizo a lo largo de varios años (2001-2007) recabando datos en asociaciones de padres y de madres separados y de casos de nuestro despacho, siendo la muestra total de 1.562 familias.

Les preguntamos a los progenitores a los 3 años, sobre algunos aspectos de sus vidas, a las familias con custodia exclusiva materna y derecho de visitas de los hijos, y nos dieron estos resultados:

Y a los padres, con custodia compartida, le hicimos las mismas preguntas, y este fue el resultado:

Si comparamos solo los datos sobre la felicidad y/o la salud (psíquica y física) de los hijos, nos da este nada sorprendente resultado:

Podemos concluir, sin temor a equivocarnos, que los niños de padres separados con custidoa compartida, son mucho más felices y tienen menos problemas de salud (física y psíquica) que los hijos que viven en custodia exclusiva con sus madres y tienen visitas con sus padres.

Se nos ha criticado que este estudio de 2008 estaba muy sesgado, pero el tiempo nos ha dado la razón, ya que otros muchos estudios realizados por gobiernos y universidades después del nuestro de 2008, han llegado a conclusiones casi idénticas al nuestro.

Así podemos consultar, solo algunos estudios posteriores, que corroboran nuestros resultados en:

1º.- M. Bergström, E. Fransson, B. Modin, M. Berlin, P. Gustafsson, A. Hjern, “Fifty moves a year: is there an association between joint physical custody and psychosomatic problems in children? “Journal of Epidemiology and Community Health, 69 (2014), pp. 769-774

Los niños con custodia física conjunta reportan una mejor salud psicosomática que los niños que viven principalmente o solo con uno de los padres.

2º.- L. Nielsen, “Fathers and daughters: Contemporary research and issues”, Routledge, New York (2011)

Los padres divorciados, responsables políticos y profesionales que trabajan en el ámbito legal o de la salud mental en el sistema judicial de familia comparten un objetivo común: elegir y promover el plan de crianza más beneficioso para los niños cuyos padres se están separando.

3º.- M. Bergström, E. Fransson, A. Hjern, L. Köhler, y T. Wallby, “Mental health in Swedish children living in joint physical custody and their parents’ life satisfaction: A cross-sectional study Scandinavian Journal of Psychology”, 55 (2014), pp. 433-439

La custodia compartida muestra ventajas frente a la exclusiva en diferentes ámbitos: psicológico y emocional

4º.- E. Spruijt, V. Duindam, “Joint physical custody in the Netherlands and the well being of children Journal of Divorce and Remarriage”, 51 (2010), pp. 65-82

La custodia compartida muestra ventajas frente a la exclusiva en el ámbito escolar.

5º.- L. Nielsen, “Shared parenting after divorce: A Review of shared residential parenting research, Journal of Divorce and Remarriage”, 52 (2013), pp. 586-609.

La custodia compartida muestra ventajas frente a la exclusiva en el ámbito de la salud física y psicológica de los hijos.

6º.- A. Sodermans, S. Botteman, N. Havermans, K. Matthijs, “Involved fathers, liberated mothers? Joint physical custody and their subjective well-being of divorce. Social Indicators Research”, 122 (2015), pp. 257-277

La custodia compartida muestra ventajas frente a la exclusiva en cuanto a una mejor relación con ambos progenitores.

7º.- R. Bauserman. “A meta-analysis of parental satisfaction, adjustment, and conflict in joint custody and sole custody following divorce. Journal of Divorce and & Remarriage”, 53 (2012), pp. 468-488

Los progenitores con custodia compartida, en comparación con los que tienen custodia exclusiva, presentan mayor satisfacción con la relación que mantienen con sus hijos, tienen menos conflicto interparental y litigan menos; los padres se encuentran más satisfechos con el tipo de custodia, las madres experimentan menos estrés y sobrecarga por las labores de crianza y ambos informan que la relación genera más sentimientos positivos y apoyo emocional.

8º.- E. Fransson, J. Turunen, A. Hjern, V. Östberg, M. Bergström, “Psychological complaints among children in joint physical custody and other family types: Considering parental factors Scandinavian Journal of Public Health”, 44 (2015), pp. 177-183

La custodia física conjunta (custodia compartida) contrarresta los efectos negativos que tiene la separación de los padres.

por José Luis Sariego Morillo.

Abogado de familia desde hace casi 30 años. En 1991 fundó junto con otros muchos idealistas la primera plataforma de la promoción de la mediación en España, (AMPE) en Madrid, para promover la cultura del diálogo. Entre 2001 y 2004 fue asesor del CGPJ en prevención de actos de violencia sobre la mujer, niños y otras violencias intrafamiliares. Actualmente es miembro de las Plataformas Europeas de Derechos de la Infancia Colibrí (Italia) y Two Homes (Alemania). Asesor en los 90 de organizaciones de familias con parejas del mismo sexo. Colaborador de diversas universidades, instituciones públicas y privadas, entre ellas los Ministerios de Justicia, Asuntos Sociales, Interior, etc., Junta de Andalucía, Generalitat de Catalunya, CA Galicia, Comisión Europea, Parlamento Europeo, etc. Es autor de varios libros: varios libros: Guía de la separación matrimonial (Tecnos 1998), Familia y Violencia (Dykinson 1999), Guía de la adopción internacional (Tecnos 2004) Guia de la mediación en divorcio (psimatica 2017) y Coautor del Manual del síndrome de alienación parental (Planeta-Paidós 2017).
Para comentar, suscríbete
Si ya eres suscriptor, Inicia sesión