Firmas

¿Nos podemos fiar de los informes del Consejo de Derechos Humanos de la ONU? Respuesta rotunda: No

¿Nos podemos fiar de los informes del Consejo de Derechos Humanos de la ONU? Respuesta rotunda: No
José Luis Sariego Morillo es abogado especializado en derecho de familia, custodia compartida, acuerdos matrimoniales y de convivencia, alienación parental, presunción de inocencia, secuestro de niños, entre otras.
21/8/2023 06:31
|
Actualizado: 22/8/2023 08:24
|

Recientemente, la relatora especial sobre la violencia contra las mujeres y las niñas de la Organización de Naciones Unidas (ONU) se pudo en contacto conmigo a fin de que me retractara en mis redes sociales sobre el hecho de que expuse que su informe tenía muchas falsedades y mentiras.

Obsérvese, en primer lugar, que en la ONU no existe un relator especial sobre la violencia que sufren los hombres y niños por el hecho de ser varones.

El informe fue publicado el 13 de abril de 2023 y expuesto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en julio de este año.

Dicho informe recibió muchas quejas previas en la fase de alegaciones por parte de eminentes científicos y grupos de ciudadanos organizados en Asociaciones y grupos de trabajo.

En el seno del Consejo de Derechos Humanos hubo resistencias a que dicho informe fuera presentado, ya que la señora Reem Alsalem firmaba junto a otras personas un informe tan falso como la resolución 1441 del Consejo de Seguridad que dijo que en Irak existían armas de destrucción masiva o el informe de dicho Comité que decía que en España se torturaba a los detenidos

El Comité o Consejo de Derechos Humanos no podía meterse en el berenjenal de ser acusado de falsear y mentir en sus informes, ya que su credibilidad está bastante tocada en España tras el informe de 2022 en el que consideraba que España había violado los derechos políticos de exmiembros del Gobierno y del Parlamento de Cataluña por el referéndum independentista de 2017.

O sea, que un comité de Derechos Humanos hace una declaración plenamente política en la que se posiciona políticamente a favor de quienes promovieron un golpe de estado de parte del país y que, además, malversaron fondos públicos.

reem-alsalem (1)
Reem Alsalem fue nombrada Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre violencia contra las mujeres y las niñas, sus causas y consecuencias en julio de 2021 por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para un mandato de tres años. Comenzó el 1 de agosto de 2021.

EL INFORME VIOLA LOS PRINCIPIOS DEL CÓDIGO DE CONDUCTA DEL PROPIO CONSEJO

El informe de la señora Alsalem ha tratado de convencer al mundo de que no existe la alienación parental, ya que ella misma dice que la alienación parental se usa en los tribunales de muchos países para quitarle la custodia de sus hijos a muchas mujeres.

Por tanto, llega a la conclusión de que hay que prohibir en todo el mundo, el uso de la alienación parental como argumento en los juicios de custodia.

Es la misma técnica a la que estamos acostumbrados en España como cuando se decía y se sigue pensando que “España nos roba”, cuando cierto político catalán dijo aquello de «El andaluz vive en la ignorancia y la miseria mental” o cuando una famosa política socialista y feminista insulta a otro político llamándolo “judío nazi».  

El mismo informe es tan peligroso en su exposición que viola repetidamente los principios del Código de Conducta del propio Consejo de Derechos Humanos. Dicho informe y de alguna forma justifica que en el mundo miles o decenas de niños (en genérico) sigan sufriendo malos tratos.

Al final es como si la señora Alsalem dijera que no pasa nada porque haya miles de niños que sufran malos tratos a través de la alienación parental. Lo negamos y ya está, desaparece el problema.

Como hacen quienes cuestionan el maltrato que sufren muchas mujeres en el ámbito de la pareja o de la familia.

Tanto es así, que el Grupo científico de trabajo internacional sobre la alienación parental (GARIPA) ha emitido un exhaustivo análisis sobre los errores, falsedades y ataques «ad hominem» sin base científica alguna: Es necesario leer este análisis para comprender que si, como en España, se miente a los ciudadanos desde algunas instituciones, no es raro que esta técnica de mentir en informes oficiales se haya trasladado a instituciones como el Comité de Derechos Humanos de la ONU.

Este informe pone en peligro a la propia institución, ya que negar la existencia de la alienación parental en contextos de divorcio, es como negar el hecho de que los niños de este planeta sufren malos tratos en el ámbito familiar.

Llevando al extremo el concepto sería como negar que existieron las juventudes hitlerianas o la existencia del holocausto que sufrieron decenas de miles de niños judíos en los campos de exterminio.

La alienación parental es una técnica muy parecida a la que suelen usar las sectas pseudo religiosas y las ideologías totalitarias, aunque ahora a las posiciones sectarias se las denomina por ejemplo, sesgo de género.

O como en España, que a las técnicas y estrategias sectarias se las denomina perspectiva de género.

CONCLUSIONES

En resumen, y para no cansar al lector, puedo resumir el trabajo de GARIPA que demuestra que la señora Alsalem miente en su informe con las siguientes y resumidas conclusiones, en las que he añadido algunas conclusiones propias:

1º.- El mismo informe usa palabras y conceptos diferentes en los distintos idiomas a los que ha sido traducido oficialmente. En un idioma se usa palabras o conceptos diferentes a los que aparecen en la versión del mismo informe en otro idioma.

2º. Se abusa del empleo de adjetivos calificativos contrarios a las recomendaciones internacionales de redacción científica como la Declaración sobre Integridad Científica en Investigación e Innovación Responsable (2016) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

3º.- El informe vulnera el Código de Conducta del propio comité de Derechos Humanos de la ONU.

4º.- Proyecta de forma enfermiza dicho informe la falta de rigor científico con ataques ad hominem contra quienes se oponen a sus creencias, en una forma muy parecida a lo que se hacía en los Tribunales de la Inquisición o en los Tribunales del Pueblo (Volksgerichtshof).

5º.- Miente el Informe de la relatora de la ONU cuando dice que “no existe una definición clínica o científica comúnmente aceptada de alienación parental”, ocultando la definición de la alienación parental aceptada por la más prestigiosa revista de psiquiatría del mundo: «The Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry» (Bernet & Greenhill, 2022).

6º.- La relatora afirma que ha consultado con expertos de todo el mundo, pero no se saben quiénes son ya que no menciona a ninguno/a (página 171 del informe).

7º.- Ignora y oculta al Comité de Derechos Humanos –¿a propósito?– los más de 1.000 estudios y artículos científicos publicados sobre la alienación parental, como los recogidos en la prestigiosa base de datos de la Vanderbilt University Medical Center.

8º.- Miente el informe al decir que Richard Gardner era psicólogo, cuando no era psicólogo.

9º.- Miente el informe de la Relatora cuando dice que “la alienación parental ha sido desacreditada por asociaciones médicas, psiquiátricas y psicológicas..” El concepto de la alienación parental ha sido aceptado por múltiples organizaciones profesionales: Academy of Child and Adolescent Psychiatry en 1997;  La AFCC. Association of Family and Conciliation Courts en 2005, 2019 y 2022);  El AFCC y NCJFCJ. National Council of Juvenile and Family Court Judges en 2022; La American Academy of Matrimonial Lawyers desde 2015 o por la  Academia Estadounidense de Psicología Forense (The American Academy of Forensic Psychology) La ICSP, y en España por la Real Academia de Medicina de España y por el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España en 2008.

Incluso en España se reconoce la alienación parental a la hora de definir una forma de maltrato psicológico que sufren los niños en la Ley Orgánica 8/2015, de 22 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, aunque esta ley solo se refiere a los hombres como sujetos activos (victimario) de este tipo de maltrato. Un sesgo muy parecido a la forma de explicar la opresión del pueblo alemán por los judíos en el Mein Kampf de Adolf Hitler.

10º.- Culpa a (todos) los jueces cuando dice que: “..Los miembros de la judicatura incumplen así su deber de proteger a los niños de cualquier daño…” Como cuando en España desde el feminismo orgánico se dice que todos los jueces son unos fachas.

11º.- Utiliza técnicas de desprestigio en su informe como las que se usaban contra los disidentes ideológicos en los regímenes totalitarios.

12º.- Cita porcentajes y números de casos sin comprobar que son inciertos según la bibliografía que ella misma menciona en su informe.

Y un largo etcétera.

Escribo este artículo porque me preocupa muy mucho el hecho de que Amnistía Internacional afirme que ha habido un fuerte incremento de la vulneración de los Derechos Humanos en todo el planeta, y no es de extrañar, ya que, si en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU las dirigen personas como la Relatora señora Alsalem que mienten, ocultan información o manipulan los datos en este especifico informe, la cuestión es

¿Qué otros informes del Consejo de Derechos Humanos hacen lo mismo?

¿Nos podemos fiar de los informes del Comité o Consejo de Derechos Humanos de la ONU?

La respuesta lógica es que no.

Este informe de la señora Alsalem pone en tela de juicio la credibilidad del propio Consejo de Derechos Humanos de la ONU y ello es inaceptable.

Puedes consultar el análisis completo de GIRAPA que pone en duda la credibilidad y fiabilidad del informe de la señora Alsalem en los siguientes enlaces:

En español: Análisis del informe de la Relatora Especial sobre la violencia contra las mujeres y las niñas: Sus causas y consecuencias.

En inglés: Analysis of the Report by the Special Rapporteur on Violence against Women and Girls: Its causes and consecuences.

Otras Columnas por José Luis Sariego Morillo:
Últimas Firmas
  • Opinión | El derecho a no declarar: a propósito del caso Begoña Gómez
    Opinión | El derecho a no declarar: a propósito del caso Begoña Gómez
  • Opinión | El TEAC contradice a la  Dirección General de Tributos respecto a la ventaja fiscal
    Opinión | El TEAC contradice a la Dirección General de Tributos respecto a la ventaja fiscal
    ,
  • Opinión | Duras e injuriosas críticas contra la Sociedad Española de Psiquiatría avaladas por la libertad de expresión
    Opinión | Duras e injuriosas críticas contra la Sociedad Española de Psiquiatría avaladas por la libertad de expresión
  • Opinión | Ética y regulación: pilares del futuro de la Inteligencia Artificial
    Opinión | Ética y regulación: pilares del futuro de la Inteligencia Artificial
  • Opinión | El necesario respeto a los plazos en los recursos
    Opinión | El necesario respeto a los plazos en los recursos