Firmas

Ley de protección a la infancia y a la adolescencia frente a la violencia: Cuando el relato ideológico se impone a la verdad científica

Ley de protección a la infancia y a la adolescencia frente a la violencia: Cuando el relato ideológico se impone a la verdad científica
El abogado de familia, José Luis Sariego Morillo, explica que la Ley Orgánica 8/2021 está inspirada en un libro que falta a la verdad científica.
30/4/2023 10:43
|
Actualizado: 30/4/2023 10:44
|

En 2021 vimos salir a la luz la Ley Orgánica 8/2021, de 4 de junio, de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia.

Muchos operadores teníamos mucha esperanza en que por fin la clase política de nuestro país diera una respuesta eficaz a las nuevas formas de maltrato que sufren los niños, y a la que la Ley Orgánica 1/1996 no daba respuesta.

Pero cuánto fue mi estupor cuando leí en el BOE que nuestros legisladores vuelven a dar la espalda a los derechos de los niños y especialmente a los niños involucrados en un proceso judicial de separación y/o divorcio de sus progenitores.

Cuando compruebas que se convierte en ley un relato ideológico que mata la verdad científica, los espantos ante los totalitarismos del pasado vuelven a tu memoria.

En este pequeño artículo, voy a referirme sólo a lo referido en el artículo 11,3 de dicha ley cuando dice que:

“Artículo 11. Derecho de las víctimas a ser escuchadas….

«3. Los poderes públicos tomarán las medidas necesarias para impedir que planteamientos teóricos o criterios sin aval científico que presuman interferencia o manipulación adulta, como el llamado síndrome de alienación parental, puedan ser tomados en consideración”.

VIOLENCIA VICARIA

Se añade un párrafo 4 al artículo 1 de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género para incluir el concepto de violencia vicaria dentro de la definición de violencia de género. Todo ello, a través de la Disposición Final Décima.

Se considera violencia vicaria la que, con el objetivo de causar perjuicio o daño a las mujeres, se ejerza sobre sus familiares o allegados menores de edad.

Se le ha dado mucha publicidad y propaganda al concepto de violencia vicaria desde el Gobierno hasta el punto de desarrollar todo un relato ideológico político como el que aparece en páginas web del Gobierno.

Esta ley que introduce la violencia vicaria en nuestra legislación y que prohíbe hablar de alienación parental tiene su base ideológica en el Informe del Grupo de Investigación del Síndrome de Alienación Parental de 2010, así como en textos de la psicóloga Sonia Vaccaro en los que se niega que los niños puedan sufrir alienación parental.

Es como si el Ministerio de Sanidad realizara un informe negando la existencia del cáncer de mama, por ejemplo.

En dicho informe participan entre otros profesionales involucrados en las investigaciones de la Asociación Infancia Libre . Asimismo, participa alguna profesional que colaboró con Jorge Corsi, el psicólogo asesor del Ministerio de Igualdad de la época de Zapatero, que fue condenando por pedofilia.

Todas estas ideas políticas y legales se sustentan en el libro de Sonia Vaccaro sobre “El Pretendido Síndrome de Alienación Parental”, un libro que no tiene base científica alguna y que ha sido usado en el Congreso de Diputados como base ideológica de esta Ley Orgánica 8/2021.

UN NUEVO CONSTRUCTO IDEOLÓGICO FEMINISTA

Y para demostrar que todo este relato en contra de la existencia de la alienación parental y a favor de instaurar el nuevo “constructo ideológico feminista” de la violencia vicaria, voy a resumir el trabajo de análisis de dicho trabajo que ha sido realizado por varios profesionales de diferentes países.

Se ha realizado un análisis científico sobre los datos y estudios en los que se apoyan tanto el informe arriba indicado (que copia las ideas de la señora Vaccaro), como de las tesis de la propia señora Vaccaro y que han dado lugar a su introducción en nuestra legislación.

Este estudio analítico se encuentra publicado en el enlace que dejo al final del artículo y que puedes consultar fácilmente.

En este análisis del libro de Sonia Vaccaro se han encontrado los siguientes, llamémosle “fallos”:

1º.- Declaración de la señora Vaccaro acerca de la originalidad de su obra, cuando dice que:

“He eliminado para este texto toda información que no he podido corroborar personalmente a través de su fuente original, por ejemplo, a través del libro que se citaba y la lectura del mismo”.

Esto es, que la autora señala que todo el material escrito por ella fue consultado con las fuentes originales, afirmación que no es cierta como vemos a continuación.

UN LIBRO QUE NO ES CIENTÍFICO

2º.- Ausencia de Metodología. Nos encontramos en el libro con estos problemas metodológicos:

  1. Empleo indiferenciado de literatura gris y de literatura académica.
  2. Abuso de fuentes indirectas no contrastadas.
  3. Ausencia de sustento bibliográfico. En muchos casos no existe sustento bibliográfico alguno.
  4. Notas al pie de página. Muchas citas son “auto citas y comentarios sin valor científico alguno.
  5. Empleo de historias de casos sin referencia bibliográfica que las sustente.

3º. Problemas en la citación de la información. A modo de ejemplo. en distintas referencias faltan datos elementales como la editorial, el año, autores o título.

4º.- Citas sin referencia bibliográfica. Aparentemente, en toda la obra cita información, sin señalar la referencia que permitan identificar la fuente original.

5º.- Citas extremadamente extensas. Se hacen citas que son demasiado extensas y casi siempre con de fuentes secundarias o terciarias y no primarias

6º.- Información y afirmaciones falsas o engañosas. A modo de ejemplo, en la página 19 del libro, la Sra. Vaccaro señala que la Asociación Americana de Psicología (APA) denomina al síndrome de alienación parental con el adjetivo “pretendido”. Esta información y afirmación es absolutamente falsa.

Otra falsedad comprobable es cuando en la página 76 las autoras afirman que:

“Gardner considera que, si el niño acusa a un progenitor de abuso sexual o maltrato, esto ya es una prueba de «SAP» y un criterio válido para determinar que la acusación es falsa. Defiende algo análogo para la madre.”

No existe ningún texto o documento de Gardner que diga eso.

7º.- Enlaces rotos, no encontrados, inexistentes o aluden a otro tema extraño al libro. Una gran mayoría de los enlaces electrónicos señalados en la obra tienen la liga rota, no se encuentra o es inexistente. Un 84.37% de los enlaces electrónicos que apoyan sus ideas están rotos o no existen.

8º.- Historias presentadas falsamente como estudios de casos. Las autoras confunden (¿deliberadamente?) a quien lee el libro, con una historia altamente emocional, sin ofrecer las referencias bibliográficas exactas que prueben tal información.

9º.- Indicios de plagio identificados en la revisión visual. Es obvia la presencia de plagio en este libro sin consultar la fuente original, dado que no comprueban el origen de la cita y hacen un corta y pega de algunas citas de otros autores

10ª.- Evidencia de plagio de las fuentes consultadas. Por ejemplo, las autoras simulan haber consultado el DSM-TR tomando la cita de Walker como cierta, sin haberlo contrastado.

11º.- Análisis de originalidad a través de software anti-plagio. Este análisis identificó que este libro, además de plagio por faltas a la integridad científica, ha sido objeto de plagio en documentos gubernamentales y asociaciones españolas, argentinas y mexicanas, así como tesis doctorales de renombradas universidades.

12.- Autoplagio demostrado. El software anti-plagio evidencia sobre cómo las dos autoras del libro toman amplios y diversos fragmentos de ellas mismas para publicarlas en otros documentos sin realizar la referencia correspondiente. A esta actividad se la denomina autoplagio y es una conducta antiética señalada por distintos organismos como la Asociación Americana de Psicología en sus sistemas de citación (APA,2021)

13º.- Información falsa o descontextualizada del capítulo 7. Se hacen citas falsas o manipuladas en las páginas 162 y 163 del libro.

14º.- Ataques «Ad Hominem» en el capítulo 7.

El libro, en líneas generales, vulnera de forma sistemática las reglas del Co nvenio de Berna para la protección de las obras literarias y artísticas, del 9 de septiembre de 1886, revisado en Berlín el 13 de noviembre de 1908 y en Roma el 2 de junio de 1928.

SUS IDEAS FALTAN A LA VERDAD OBJETIVA

Asimismo, el libro vulnera de forma íntegra la Declaración sobre Integridad Científica en Investigación e Innovación Responsable (2016) de la UNESCO.

Son especialmente evidentes en el libro tres de las prácticas fundamentales de fraude científico que son la fabricación, falsificación y plagio.

Por ello, entiendo que es necesario dar a conocer este análisis realizado por unos profesionales valientes que se han atrevido a decir en voz alta y clara que, por ejemplo, nuestro gobierno ha aprobado una ley basada en información falsa y manipulada de las asesoras con las que han contado en los foros políticos.

Científicos de varias partes del mundo se han unido para advertir de forma clara y contundente a nuestras instituciones, tal como hizo Klaus Mann en su obra «Mephisto», que la ideología con tintes totalitarios como la expresada en dicha LO 8/21, es un peligro para la ciencia y para la salud pública de miles de niños de todo el mundo.

No podemos mirar hacia otro lado. Tenemos que alzar nuestra voz y unirnos para luchar contra ideas y relatos que faltan a la verdad objetiva de la existencia de cientos de miles de víctimas de la alienación parental en el mundo occidental, porque una sociedad que no protege a la infancia en todos sus ámbitos es una sociedad abocada al suicidio colectivo, social y democrático.

Quiero dar las gracias a los autores de este magnífico análisis a los doctores Alejandro Mendoza Amaro, William Bernet, David Alonso Ramírez Acuña, Asunción Tejedor Huerta, Constanza Rangel Núñez, Manuel Alexis Bermúdez Tapia, Mauricio Luis Mizrahi y a la licenciada Silvana Verónica Giachero.

Se puede leer el texto completo del análisis científico de la obra de Sonia Vaccaro en:  https: //w ww.researchgate.net /publication/3685313 77_Analisis_Tecnico_del_Libro_El_Pretendido_Sindrome_de_Alienacion_Parental_Un_Instrumento_ que_Perpetua_el_Malt rato_y_la_Violenc ia_Technical_Analysis_of_the_Book_The_Pretended_Syndrome_of_Parental_Aliena

Otras Columnas por José Luis Sariego Morillo:
Últimas Firmas
  • Opinión | La propuesta de Sánchez de censurar a los medios afines a la oposición podría vulnerar derechos fundamentales
    Opinión | La propuesta de Sánchez de censurar a los medios afines a la oposición podría vulnerar derechos fundamentales
  • Opinión | Cambiar el acceso a la carrera judicial, como pretende Sumar, no mejorará la Justicia
    Opinión | Cambiar el acceso a la carrera judicial, como pretende Sumar, no mejorará la Justicia
  • Opinión | El Tribunal Supremo refuerza la credibilidad de los abogados en la representación de sus clientes
    Opinión | El Tribunal Supremo refuerza la credibilidad de los abogados en la representación de sus clientes
  • Opinión | CDL: Algunas curiosidades del ‘trust’ bajo el derecho de Inglaterra y Gales (IV)
    Opinión | CDL: Algunas curiosidades del ‘trust’ bajo el derecho de Inglaterra y Gales (IV)
  • Opinión | ¿Cómo se calcula la pensión de alimentos?
    Opinión | ¿Cómo se calcula la pensión de alimentos?