PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Gloria Lago: ‘¿Que no hay adoctrinamiento en los libros de texto? Lo hay en los de Lengua y Literatura de las cinco comunidades bilingües’

La asociación Hablamos Español ha realizado un estudio de libros de esta asignatura en Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco y Galicia y concluye que tienen contenidos con un “claro sesgo ideológicoGloria Lago, presidenta de esta entidad, afirma que en todas las comunidades analizadas “se adoctrina con mayor o menor intensidad” y que en los libros de texto “el desprecio al idioma español y a la cultura española son patentes, como evidente es el ensalzamiento de la ideología nacionalista”.
|

“¿Que no hay adoctrinamiento en los libros de texto? No sólo existe peligro en materias de Geografía e Historia, como hasta la fecha han puesto de manifiesto distintos estudios, sino también con los de Lengua y Literatura, con contenidos con un claro sesgo ideológico”.

Así lo afirma Gloria Lago, presidenta de la asociación Hablamos Español, después de que la ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, tras reunirse con los editores de libros de texto, afirmara contundente que «no contienen ningún tipo de adoctrinamiento».

PUBLICIDAD

Hablamos Español ha analizado los libros más vendidos de Lengua y Literatura de 4º de ESO y de 2º de Bachillerato utilizados en los sistemas educativos de las comunidades autónomas de Cataluña (JpC), Balares (PSOE), Galicia (PP), País Vasco (PNV) y Comunidad Valenciana (PSOE), para impartir las asignaturas de catalán, gallego, vasco y valenciano.

PUBLICIDAD

En total, ha puesto sobre la mesa 23 libros.

El trabajo ha sido llevado a cabo por 12 profesores de esas comunidades, colaboradores de Hablamos Español, y los datos obtenidos se han comparado con un muestreo de libros de Lengua y Literatura española utilizados por alumnos de toda España.

PUBLICIDAD

Su conclusión es que “son instrumentos para inocular unos determinados mensajes útiles al nacionalismo”.

«Por miedo» a que los docentes que han llevado a cabo el estudio «puedan sufrir represalias», la asociación los mantiene en el anonimato.

En este sentido, cabe recordar que el profesor catalán Francisco Oya ha sido sancionado con 10 meses de inhabilitación y suspensión de empleo y sueldo por “oponerse al adoctrinamiento independentista en las aulas y a la manipulación y al falseamiento de la historia”, según ha informado él mismo a Confilegal.

PUBLICIDAD

Hablamos Español ha detectado que estos libros de texto “introducen criterios ajenos a los estrictamente educativos, que se traducen en contenidos con un claro sesgo ideológico e implican un elevado riesgo de adoctrinamiento para los alumnos”.

Afirma que “no es Cataluña precisamente ni la única ni donde más fuerte se produce este adoctrinamiento, sino que esta situación se extiende a todas las autonomías con lengua cooficial”.

PUBLICIDAD

Así, manifiesta que “en una región como Galicia ahora mismo es innegable que existe un problema muy preocupante de adoctrinamiento en los libros de texto de Lengua y Literatura gallega”.

Tras este análisis, Hablamos Español afirma que en todas las comunidades analizadas “se adoctrina con mayor o menor intensidad” y que en los libros de texto “el desprecio al idioma español y a la cultura española son patentes, como evidente es el ensalzamiento de la ideología nacionalista”.

Explica que en todos estos lugares de España se está trasladando al alumnado que “ha de aprender la lengua cooficial como si fuese la primera lengua del alumno” y que para pertenecer realmente al lugar, “su lengua propia no ha de ser el español, sino la otra lengua cooficial”, porque “el español es una lengua intrusa y causante de la vulnerabilidad de la lengua cooficial”.

También se transmite a los alumnos que “lo español tiene una carga de negatividad que no tiene lo local”, “se evita la mención España, sustituida por el frío concepto de Estado español, a menos que se mencione alguna cuestión negativa, en cuyo caso sí se alude al concepto España”, así como que “el nacionalismo es una ideología positiva y es natural que siendo de un lugar con lengua cooficial se simpatice con él”.

Además, de acuerdo a este informe, se les hace creer que “las familias que no hablan a sus hijos la lengua cooficial están haciendo algo malo, y que las personas que no lo hablan también se comportan incorrectamente y son víctimas de prejuicios”.

PUBLICIDAD

“En el caso de Cataluña se enfoca la enseñanza de la lengua catalana con un enfoque como si España fuese otro país y el español ya no una lengua foránea como se transmite en la Comunidad Valenciana, Baleares o Galicia, sino una lengua extranjera, y lejos de verse como una amenaza, se desprecia. En la comunidad autónoma vasca también parece contemplarse el español y lo español como algo extraño al lugar, que tarde o temprano dejará de molestar”, explica.

PARA CONOCER MÁS DATOS, PULSE AQUÍ PARA DESCARGAR EL INFORME [PDF]

Hablamos Español detalla que han encontrado “la repetición de conceptos y expresiones de innegable significado nacionalista, tratadas con una carga de valoración positiva, asociándose a imágenes conceptuales como libertad, democracia, integración, respeto y otros similares, mientras que el idioma español y lo español se presenta como antipático, despreciable, foráneo, dictatorial, represivo e incluso culturalmente irrelevante o como si no hubiera tenido presencia histórica en el territorio autonómico”.

“También es reseñable en el estudio la utilización de imágenes donde se prestigia lo nacionalista y se ataca, ridiculiza o directamente se margina al idioma español, a la cultura española y a quien se expresare en español”, añade.

Además, cuenta que “se utilizan como ejemplos pedagógicos autores de dispar calidad literaria, pero todos ellos con el elemento común de un claro posicionamiento ideológico o militancia en el campo nacionalista, relegando a los autores cuya obra principal se ha desarrollado en lengua española o se han significado por ser contrarios al nacionalismo”.

Alerta que “se usan criterios educativos que tienden a desprestigiar el uso del español, que se considera lengua ajena e impuesta por la fuerza, frente a la lengua cooficial, que se considera propia y adecuada para utilizarse como medio de expresión de todo aquel que se considere buen catalán, gallego, valenciano, balear o vasco”.

Informa que en el ámbito de Cataluña, Islas Baleares y la Comunidad Valenciana “se propugna la confusión del idioma catalán como el correspondiente a todo ese ámbito citado, sin tener en cuenta el valenciano, y las variedades lingüísticas de las islas Baleares, que a lo sumo son tratadas como variedades dialectales del catalán”.

Denuncia que “de forma machacona se transmite al alumnado que si su lengua es el español tienen un déficit de identidad, son víctimas de prejuicios y están actuando de forma perniciosa, ellos por no hablar la lengua y sus padres por no habérsela transmitido”.

“Tan solo el uso del término “nuestra lengua” aplicado a una lengua que no es la de todos los alumnos sería considerado algo inaceptable en cualquier otro país con cooficialidad lingüística”, afirma.

Hablamos Español subraya que contemplar nuestra diversidad cultural y lingüística “como un instrumento político al servicio de las ideologías nacionalistas constituye una lacra que pone en peligro la convivencia democrática de los españoles”.

Añade que “si ese tratamiento indebido se traslada a la educación, y se usan nuestras lenguas como un objeto para arrojar al adversario político, en vez de como un patrimonio cultural preservar, manipulando las conciencias y mentes de nuestros jóvenes, sin duda nos encontramos ante una clara amenaza para el futuro de nuestros hijos”.

Ante esta situación, esta entidad hace un llamamiento “a padres, alumnos y a todos los españoles a los que realmente les interesa la educación y sólo la educación, auténtico cimiento de futuro, para que se movilicen y exijan a aquellos que tienen en sus manos la potestad legislativa y/o ejecutiva un pacto de Estado, que expulse el adoctrinamiento de los libros de texto de nuestros jóvenes”.

Según ha informado Hablamos Español, este estudio se completará próximamente con un análisis de los libros de texto de asturiano, aragonés y de lengua vasca para alumnos de Navarra.

Además, Hablamos Español avanza que también está realizando un estudio sobre los proyectos lingüísticos de todas las comunidades con cooficialidad lingüística.

Hablamos Español fue creada en el verano de 2017 para defender los derechos lingüísticos de los hispanohablantes. Sus promotores son de diferentes provincias españolas.

La asociación nació alertando de que hasta el momento eran Cataluña, Galicia, Islas Baleares y País Vasco las comunidades perjudicadas» y que «ahora se suma también la Comunidad Valenciana a la lista de lugares de España donde la imposición lingüística se acelera». 

Gloria Lago señala en Confilegal que «en la actualidad la imposición lingüística está más que asentada en la Comunidad Valenciana y en las Islas Baleares» y que «empieza a haber también inquietud en Asturias».

Esta asociación defiende una política lingüística basada en la libre elección de lengua, que tenga como eje los derechos de las personas, y que estas «no se pongan al servicio de la conservación de las lenguas».

Persigue la elección de lengua vehicular en la enseñanza, y que se pueda estudiar en español en toda España.

Otras de sus batallas son el bilingüismo en la administración, que ser hispanohablante no suponga un impedimento para viajar, establecerse en una comunidad española o acceder a una oposición en cualquier lugar de nuestro país.

Reclama que el español esté presente en la Sanidad, en edificios y documentos oficiales, en información turística y en señales de tráfico, y que un empresario pueda rotular su negocio en la lengua que quiera.

Para lograr su objetivo pide que se apruebe una ley que garantice nuestros derechos.

Afirma que seguirán con esta lucha «hasta que reaccionen los partidos» y pongan fin a esta lacra.

Noticias relacionadas:

‘Hablamos Español’ presenta una queja ante el Defensor del Pueblo sobre un instituto de Mallorca por ‘eliminar el español’

Una niña leonesa de tres años, ‘obligada’ a estudiar en euskera

La asociación ‘Hablamos Español’ denuncia que la Generalitat trata de sustituir el español por el valenciano