PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El seguro del hogar, el gran aliado de los consumidores

Más del 70% de las familias españolas tienen suscrito este seguro, aunque realmente desconocen la cobertura real de todo lo que puede cubrirJavier López y García de la Serrana, secretario general de la Asociación Española de Abogados Especializados en RC y Seguro.
|

En estos tiempos tan convulsos, contar con un seguro del hogar puede ser un elemento para resolver diferentes cuestiones. Junto a los riesgos básicos, de incendios, robo o rotura de tuberías, puede ampliarse a otros campos insospechados.

La clave, leer bien lo que uno firma y consultar con un abogado especialista antes de rubricarlo.

Si visitamos la web de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, adscrita al Ministerio de Economía se define el contrato de seguro de hogar multirriesgo:

“Es el contrato de seguro a través del cual se cubren los daños causados al inmueble o a los bienes que se encuentran en él como consecuencia de una amplia variedad de riesgos, como son: incendio, robo, responsabilidad civil, daños agua, etc.”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“Este tipo de contratos no sólo se ofrece para hogares, sino también para comunidades de propietarios, comercios y empresas”.

La magistrada del Tribunal Supremo María de los Ángeles Parra define los seguros multirriesgos del hogar como “aquellos seguros concertados de forma voluntaria por los propietarios de vivienda. Se trata de la posibilidad de cubrir mediante una única póliza varios riesgos”.

En la Ley de Contratos de Seguro de 50/ 1980 aparece como una combinación de seguros, el citado seguro del hogar.

PUBLICIDAD

Esta jurista destaca que “aunque existen variedades en las pólizas, el interés típicamente asegurado en el multirriesgo hogar cubre tanto el continente (los daños en la propia vivienda, a veces con inclusión de garajes o trasteros) como el contenido (mobiliario)”.

Otro elemento que destaca es que “suelen cubrirse los riesgos derivados de incendios, daños por aguas, roturas, robo y otros riesgos accidentales”.

“Habitualmente se añaden coberturas de responsabilidad civil, que cubren el riesgo de que el asegurado (el propietario de la vivienda) deba indemnizar a terceros (generalmente se incluye entre los terceros a la comunidad de propietarios si se trata de régimen de propiedad horizontal y por los daños a los elementos comunes) los daños causados como propietario de la vivienda”.

PUBLICIDAD

Este tipo de seguros comercializados por las aseguradoras bajo la denominación de “seguro multirriesgo hogar”, o “seguro combinado del hogar”, carecen de una regulación específica, pero son muy frecuentes en el mercado de seguros.  Su coste puede oscilar entre los 200 y 400 euros anuales.

PUBLICIDAD

Para Javier López y Garcia de la Serrana, secretario general de la Asociación Española de Abogados Especializados en RC y Seguro, además de presidente de Hispajuris “el problema está en que firmamos una póliza de hogar y en la gran mayoría de los casos no leemos en su integridad el contenido de la misma”.

Desde su punto de vista “si damos lectura a nuestro seguro de hogar íntegramente descubriremos riesgos que ni siquiera podíamos imaginar que estaban incluidos en la póliza. Creemos conocer nuestro seguro de hogar sin necesidad de leerlo”.

“Le pedimos a nuestra aseguradora que cubra los riesgos que consideramos básicos: daños por incendio, robo, rotura de tuberías”.

López y Garcia de la Serrana, en su último libro “cuestiones controvertidas en materia de Derecho de Seguros’ realiza un compendio de 50 sentencias emitidas en los últimos cinco años sobre esta materia en el que se analiza el avance doctrinal que se ha producido en este periodo y que fue presentado por su autor en el Colegio de Abogados de Granada, junto al decano, Leandro Cabrera.

PUBLICIDAD

Una cobertura que no se conoce

En dicha publicación se habla del seguro del hogar “si leemos nuestra póliza nos asombraríamos y, en ocasiones, descubriríamos gratamente que nos podría ayudar a solucionar problemas de mayor o menor relevancia según los casos”.

“No conocemos las posibilidades que ofrecen, eso hace que las reclamaciones sean escasas “, apunta este experto.

De esa cobertura se abre la posibilidad a que un accidente de windsurf que genera uno de los practicantes a otros al darle en la cabeza con la tabla esté cubierto.

En el seguro del hogar quedaba claro que los accidentes que no fueran generados por vehículos de motor estaban cubiertos “eso hizo que se hiciera cargo la compañía”, explica este experto.

Otro asunto tiene que ver con la descompensación de una persona con esquizofrenia en un bar, lo que hizo que rompiera varias mesas “la familia vino a vernos ante el problema y se enfrentaba a unos gastos de esta persona incapacitada”.

“Pero eso se resolvió porque en el seguro se cubrían los daños causados sin dolo”.

Este experto nos explica que “contar con un seguro de hogar también puede tener una cobertura inesperada, como un robo que se produjera fuera del domicilio, en la vía pública”.

“Quedan normalmente excluidos “los hurtos (sustracciones al descuido) y los importes en efectivo, debido a lo difícil que resulta su prueba.

Otras coberturas pueden tener relación con los desatascos, incluso preventivos; el envío de un manitas; cuidados en casa si hemos sufrido algún accidente doméstico; la custodia de nuestra mascota mientras estamos hospitalizados, apunta este jurista.

“También puede cubrirte un robo en un cajero automático o un accidente de monopatín, todo depende de la cobertura suscrita”, explica este jurista, quien también aclara que puede haber “una cobertura de defensa jurídica, puede designar un letrado para ejercer las reclamaciones que sean oportunas”.

No leemos las cláusulas de nuestro seguro

Un estudio de la empresa Coverfy del 2017, app que permite gestionar todos lo seguros de un consumidor indica que, más del 70% de las personas tiene contratado este seguro, bien por cuenta y decisión propia —en el 65% de los casos—, bien por estar ligado al contrato hipotecario — en el 35% de ellos —, ya que para estos últimos tener seguro del hogar es obligatorio por ley”.

Asimismo, 5 de cada 10 personas afirma no haberse leído entera la póliza, hasta un 28% confiesa haberlo firmado y no haberlo vuelto a revisar, y casi 4 de cada 10 personas no sabe con qué coberturas cuenta en su día a día”.

Según los datos obtenidos de la encuesta, el seguro multirriesgo sería el más contratado, tanto ligado a la hipoteca (en el 35% de los casos) como por quienes deciden contratar un seguro del hogar por decisión propia (65%).

Nuestro interlocutor aclara también que las pólizas actuales se han acotado un poco más al haberse incrementado el número de reclamaciones “pero aún las hay que están vigentes, con una redacción antigua y ambigua  y eso supone conceptos muy amplios tanto en daños como en otras cuestiones”.

Por eso es importante consultar a un abogado y saber realmente qué cubre nuestro seguro del hogar.