PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La ministra de Trabajo se reunirá con los representantes sindicales de inspectores y subinspectores de Trabajo el 15 de octubre

La expectación es importante sobre esta reunión que tendrá lugar el próximo 15 de octubreLa ministra Valerio en un reciente acto con inspectores y subinspectores de trabajo de la nueva promoción.
|

Después de un año intenso, el cuerpo de inspectores y subinspectores de Trabajo y Seguridad Social se ha agrupado en una plataforma reivindicativa y mantendrá una reunión, a petición suya, con la Ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, a fin de estudiar mejoras en este colectivo.

En esta plataforma se encuentran encuadrados los sindicatos tradicionales de clase como CCOO, UGT, CSIF y otras organizaciones con el Sindicado de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, y la Unión Progresista de Inspectores de Trabajo (UPIT).

PUBLICIDAD

También está la Federación de Subinspectores de Empleo y Seguridad y los Subinspectores de Riegos laborales que ya tienen su propio sindicato.

PUBLICIDAD

Todos ellos coinciden en la necesidad de un cambio notable en las condiciones laborales de estos profesionales.

La expectación es importante sobre esta reunión que tendrá lugar el próximo 15 de octubre.

PUBLICIDAD

Viene precedida de un intercambio epistolar entre la propia plataforma de estos profesionales y la propia ministra Valerio donde los interesados explican la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo y carrera profesional de este cuerpo de la administración que superan los 1500 profesionales en total.

Desde Gerona, Mercedes Martínez, portavoz de la UPIT, espera que esta reunión sirva para avanzar en la mejora profesional de los inspectores y subinspectores de trabajo y seguridad social.

“Es fundamental incrementar el número de efectivos en este cuerpo y hacer la oposición efectiva, porque no siempre se cubren todas las plazas que se convocan, como al mismo tiempo diseñar una carrera profesional adecuada que sea atractiva para los compañeros que deciden formar parte de este cuerpo profesional”.

PUBLICIDAD

Nuestra publicación ya viene indicando como en estos últimos seis meses la voz de los sindicatos de este grupo de inspectores y subinspectores de trabajo y seguridad social se ha oído para pedir mejoras tanto a nivel salarial como de condiciones de trabajo.

La última vez fue con motivo de la 62 promoción de este cuerpo que apadrinó la propia Ministra de Trabajo.

PUBLICIDAD

Para Martínez hay que subsanar la de medios tanto personales como materiales que sufre este cuerpo de funcionarios de la administración del Estado “la situación laboral de inspectores, subinspectores, personal de apoyo e informáticos es mala y mejorable».

«Y nuestros medios materiales son escasos, lo que nos hace perder mucho tiempo y no ser todo lo eficaces que deberíamos serlo”.

Para esta plataforma es fundamental que se dote de un presupuesto real el propio Organismo Estatal de Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Este está operativo desde 2015, pero poco activo por su falta de medios, “al final se trata de que exista una relación de puestos de trabajo retribuida de forma conveniente de acuerdo con nuestra actividad y responsabilidad”, indica Martínez.

Los asistentes a esta reunión se darían por satisfechos si tras esa reunión de trabajo entre la Ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, el subsecretario de Trabajo, Raúl Riesco y otros colaboradores con la plataforma sindical de la inspección de trabajo, se llegase a tener un compromiso de mejora.

PUBLICIDAD

«Es importante que veamos un compromiso de cambio por parte del Ministerio”, apunta Martínez.

Para estos profesionales resulta evidente que la inspección de trabajo ha hecho lo que se le pedía a nivel de esfuerzo adicional en los últimos gobiernos de la democracia.

Ahora estos profesionales que representan a este colectivo de funcionarios de la Administración esperan un compromiso del actual Gobierno para que puedan realizar su actividad profesional en condiciones más dignas de trabajo.

Hay que dar un carácter más relevante a la inspección como actividad profesional de cara a terceros y posibles opositores”, señala la portavoz de UPIT. Este sindicato organizará los próximos 17 y 18 de octubre en Melilla donde se abordará el futuro del Código de Trabajo del Siglo XXI.

“Habrá una mesa redonda con representantes sindicales donde volveremos a abordar nuestra situación como profesionales”, destaca esta experta.

No hay excusas para las mejoras

Para Josexto Gándara, secretario de Acción Sindical del Sector de la Administración General del Estado de FSC-CCOO, otro de los integrantes de esta plataforma de profesionales “el Ministerio no puede escudarse con el argumento que no podemos hacer nada porque somos un Gobierno en funciones y tenemos el presupuesto prorrogado».

«Si esa es la contestación podemos tener un escenario complicado”.

A juicio de Gándara “hay muchas cosas que se pueden hacer para mejorar nuestra situación laboral dentro de la Administracion del Estado».

«Lo que se pretende es ver las soluciones que se pueden poner en marcha a corto plazo, tanto en materia de empleo, número de efectivos, características de la inspección. Debe estar dotada adecuadamente de recursos humanos para abordar la tarea que se le encomienda”.

Al mismo tiempo destaca que con el “nivel actual de la inspección que tenemos en nuestro país, nuestros datos corresponderían a un país en vías de desarrollo según los esquemas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)».

«Esto debe cambiar y nos tiene que buscar una estrategia y compromiso para desde un acuerdo plurianual dotar a inspectores y subinspectores de los medios que necesitan”.

En su opinión “también se ha descapitalizado mucho la plantilla de administrativos perdiéndose en los últimos diez años un tercio de la plantilla. Un personal de apoyo importante para que el inspector o subinspector se centre de forma exclusiva en su actividad profesional».

«Hay que buscar fórmulas para recuperar la ratio existente que era un inspector por cada administrativo y que ha bajado a la proporción de tres a uno”.

Otras cuestiones que preocupan son retributivas y de carrera profesional “se trata de buscar soluciones porque la huida de inspectores a otras actividades es porque no ven futuro en esta actividad profesional. Hay que diseñar una carrera profesional que le ofrezca oportunidades y le enriquezca como profesional”, apunta Gándara.

«Sobre el Organismo Estatal de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social coincide en que necesita un presupuesto estable para que pueda tener más actividad”.

Todos los expertos consultados por esta publicación señalan que la inspección de trabajo funciona por encima de sus posibilidades, “sobre todo por el voluntarismo de inspectores y subinspectores que realizan su labor en condiciones muy precarias».

«La sociedad debería conocer la situación en la estamos en los últimos diez años”, apuntan.

Necesitamos hechos y mejoras

Por su parte, Ana Ercoreca, presidenta del Sindicato de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, señala que “si queremos prestar un servicio de calidad necesitamos los medios que la inspección no tiene en estos momentos, acompañado de un calendario de actuaciones que defina mejor nuestra actividad”, subraya.

Para Ercoreca es fundamental que esa reunión con Valerio y su equipo se abra una negociación que ayude a dotar de un refuerzo a la inspección de trabajo de medios personales, materiales y actualización de los soportes informáticos que son muchos de 2008.

“Esperemos que no se quede en una foto y podamos pasar a la acción para mejorar nuestras condiciones de trabajo”.

Es consciente que tanto el RD Ley aprobado el pasado 28 de diciembre y convalidado recientemente, como la nueva LOPD con diferentes derechos digitales, algunos de carácter laboral, al igual que el Plan contra la Trata presentado en el Ministerio del Interior incrementarán el trabajo inspección de estos profesionales en los próximos meses.

“El incremento de la plantilla en un 22% es insuficiente”.

“No nos podemos multiplicar, en muchos casos los móviles nuestros de trabajo son los personales de cada uno y los ordenadores son del 2008”.

Según la OIT seria necesario un inspector por cada 10.000 trabajadores. Este cuerpo es ahora de 945 profesionales, lejano de otros países de nuestro entorno.

En su opinión,  es el momento de definir una carrera profesional atractiva para los inspectores de Trabajo y Seguridad.

“Entras con nivel 26 pero hacemos funciones con superior categoría en función 27. Esta situación solo ganamos cuando recurrimos judicialmente esta disfunción, con ejecución de sentencia incluida”.

Esta inspectora de trabajo recuerda que “ahora se abre una fase nueva del Plan Director “Por un Trabajo Digno” y es el momento de que tengamos esos medios humanos y materiales para responder a las expectativas que nos plantean desde el propio Ministerio de Trabajo”, indica.

Ercoreca destaca la unión de las organizaciones que componen la plataforma hacia los mismos intereses: dignificar este colectivo de inspectores y subinspectores de Trabajo y Seguridad Social.

Ahora la pelota está en el tejado de la ministra Valerio de la que todos esperan que mueva ficha y plantee unas mejoras a corto y medio plazo del colectivo de la inspección, Habrá que ver al final cuál es el alcance real de esta próxima reunión.