PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

De abogados de cabecera de los alcaldes y de los dolores de cabeza que pueden generar en momentos críticos

Ayuntamiento de Azuqueca de Henares sobre el que versa el artículo de Fernando Jabonero, activista contra la corrupción en el ámbito de la función pública. Foto: Google Maps.
|

Se acaba de publicar la denuncia de la Fiscalía contra la secretaria, la interventora y todos los concejales presentes en un pleno municipal por el reconocimiento extrajudicial de crédito de la minuta de un abogado, al que se adjudicó un encargo profesional “a dedo” siguiendo el ritual: a un “letrado de confianza”, sin precio ni plazo ciertos, sin concurrencia y sin expediente –contrato verbal-.

El Ayuntamiento de Azuqueca de Henares, cuyo Alcalde es José Luis Blanco, ha denegado en 2019 la “Relación de procedimientos judiciales en los que este Ayuntamiento, desde 2007, ha tenido representación letrada y procurador…», mediando invocación a la Ley de Transparencia.

PUBLICIDAD

Antes fue requerida “copia digital de los expedientes municipales de adjudicación de defensa jurídica y representación en juicio”, a lo que el Ayuntamiento contestó “pongo en su conocimiento que no existen esos expedientes en el Ayuntamiento de Azuqueca deHenares”.

PUBLICIDAD

Es decir, las contrataciones de abogados para procedimientos, desde 2011 a 2018, se habrían adjudicado sin tramitación alguna.

Preocupantes respuestas por relación a la Ley de Contratos del Sector Público.

PUBLICIDAD

PREGUNTAS SIN RESPUESTA

Así, sin expediente y en relación a cada contratación de abogado, como las que se dicen más adelante, ¿se trató de un contrato verbal?, ¿figuró precio del servicio, y, por cuanto, en su caso, antes de adjudicar el servicio?, ¿constan contrastadas la capacidad para contratar y la aptitud profesional del contratista?, ¿con cargo a qué partida se habría abonado el encargo?, ¿hubo que recurrir a un reconocimiento extrajudicial de crédito para afrontar las minutas?, ¿se contrató al abogado externo sin motivarlo, sin comprobar que los servicios jurídicos municipales, o de la Diputación o la Abogacía del Estado no podrían comparecer en nombre del Ayuntamiento?

Y para terminar, ¿cuáles fueron las minutas?

Desde 2011, según la prensa alcarreña, al menos se adjudicaron cinco encargos al mismo abogado que, al parecer, y según informa el Ayuntamiento, se habría hecho con los encargos sin expediente de contratación alguno pues informó que “no existen esos expedientes en el Ayuntamiento”.

PUBLICIDAD

El BOE de 20/06/2018 reporta “el Informe de fiscalización sobre los acuerdos y resoluciones contrarios a reparos formulados por los interventores locales… ejercicios 2014 y 2015”.

El Ayuntamiento remitió su información al Tribunal de Cuentas con un retraso notable, que del año 2014 fue superior a un año, diciendo: ” No se realizaron actuaciones de control financiero en la entidad en los ejercicios 2014 y 2015, por lo que no se ejerció una de las modalidades de control interno… sin que exista por tanto un control posterior de elementos que no son objeto de control por el sistema defiscalización previa, ni un control de eficacia o eficiencia, lo que implica un sistema de control interno insuficiente en el que no se puede comprobar si se cumplen los principios de buena gestión financiera (eficiencia, eficacia y economía) en la gestión de la entidad.

PUBLICIDAD

Parece que con el descontrol e ineficiencia que aprecia el Tribunal de Cuentas, que no se han rebatido por parte municipal, es fácil que estos asuntos “cuelen” como normales y acaso por ello hasta se defiendan públicamente.

En asombrosa defensa de tal proceder se aplicó a fondo el concejal José Luis Escudero, actual consejero del Gobierno de Castilla La Mancha, lo que trascendió a la prensa según La Crónica de Guadalajara: “en el Ayuntamiento de Azuqueca no se contratan personas o servicios teniendo en cuenta la afiliación política, sino la valía profesional”.

Cabe preguntarse si el ahora consejero estaba capacitado para discriminar la valía profesional de un abogado o si sus manifestaciones era un trillado “y tú más” a la oposición.

El punto TERCERO del acta de la sesión del pleno de 29 de enero de 2015, siendo Alcalde Pablo Bellido, actual presidente de las Cortes de Castilla La Mancha, contiene “… el Alcalde de Azuqueca de Henares insta al pleno a aprobar los siguientes acuerdos: PRIMERO.- Facultar al Alcalde para que disponga de autorización para llevar acabo las acciones legales que sean necesarias… SEGUNDO.- Que el Ayuntamiento interponga demanda judicial… TERCERO.- Designar como dirección letrada en el correspondiente procedimiento judicial a losabogados…”.

Votaron a favor Pablo Bellido, José Luis Blanco, José Luis Escudero y Julio García Moreno -actual candidato al Senado-.

PUBLICIDAD