PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El fútbol femenino se declarará en huelga si no acuerdan un convenio colectivo

La voluntad de crear un convenio colectivo para el fútbol femenino se inició a finales de 2018 y tras 18 reuniones, aún no se ha alcanzado un acuerdoLas jugadoras del Atlético de Madrid celebran un gol frente a la Real Sociedad. Foto: Atlético de Madrid.
|

Hoy, lunes 28 de octubre, tendrá lugar en el SIMA (Servicio Interconfederal de la Mediación y Arbitraje) el acto de conciliación para proveer de un convenio colectivo a la Primera División del Fútbol Femenino. En caso de no conseguir la creación del mismo, se iniciará la huelga de futbolistas.

Atendiendo a las partes que entran dentro del proceso podemos apreciar, la participación de varios sindicatos; AFE (Asociación de Futbolistas Españoles), UGT y Futbolistas On. Por otro lado, se observa la presencia de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF).

PUBLICIDAD

Los miembros afiliados están representados a través de dicha entidad, por ello, los tres clubes no pertenecientes a la misma (FC Barcelona, Athletic Club de Bilbao y CD Tacón) han tenido que personarse independientemente.

PUBLICIDAD

La voluntad de crear un convenio colectivo para el fútbol femenino se inició a finales de 2018 y tras 18 reuniones, aún no se ha alcanzado el acuerdo que se desea.

Por ello, el acto de conciliación supone un punto de inflexión muy importante en esta lucha ya que en caso de que nuevamente no se alcance un acuerdo, se iniciará la huelga de las futbolistas.

PUBLICIDAD

Dicha iniciativa surge de la Asamblea informativa celebrada por AFE en la que se alcanzó un 93% de apoyo para llevar a cabo las movilizaciones.

Las fechas en las que no se disputarán los partidos previstos para la Primera División de La Liga Iberdrola serán el 16 y 17 de noviembre. No obstante, la jornada encuadrada para el 2 y 3 de noviembre (la siguiente en el calendario) si se jugaría.

Contratos parciales del mínimo 75% y un SMI de 20.000 euros

Dentro de las reivindicaciones de las jugadoras se consideró que se pudieran alcanzar contratos parciales del mínimo 75% y un SMI (salario mínimo interprofesional) de 20.000 euros.

PUBLICIDAD

Junto a éstas,  AFE también solicitó la creación de un incremento salarial del 10% anual para situaciones de ultractividad o prórroga.

Este entraría en vigor el 1 de julio de cada temporada. Además, entre otras incorporaciones, exigen la creación de una ayuda por maternidad que alcance 600 euros o un complemento salarial por incapacidad permanente que supusiese el 100% del salario durante el periodo de baja.

PUBLICIDAD

La problemática de dichas exigencias perjudica a los clubes más modestos de esta competición, que generalmente, no pertenecen a equipos de gran nivel como puede ser el FC Barcelona, Athletic Club de Bilbao o Atlético de Madrid, entre otros.

Estas medidas podrían afectar a la viabilidad de la competición.

Así lo consideró el presidente del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa, ya categorizó de inviables las medidas por escasez de recursos para hacerlas efectivas.

Es por ello que la ACFF propuso rebajar ese salario mínimo de 20.000  a 16.000 euros y llegar a una jornada mínima semanal que alcanzase las 20 horas de trabajo efectivo.

En las próximas horas se conocerá del resultado de las negociaciones y si deriva en la huelga que está prevista para dichas fechas o en la creación del primer convenio colectivo para el fútbol femenino.

PUBLICIDAD