Firmas

Por qué es necesaria la consulta pública de la CNMV para que haya una presencia equilibrada de ambos sexos en los Consejos de Administración

Mirian Izquierdo
Por qué es necesaria la consulta pública de la CNMV para que haya una presencia equilibrada de ambos sexos en los Consejos de Administración
La autora de la columna, Mirian Izquierdo Barriuso. es abogada y economista, presidente de la Fundación Woman Forward, miembro de la junta directiva y patrono de la Fundación Independiente. Asimismo, es autora del libro “Oportunidades iguales, promoviendo el liderazgo femenino”.
23/2/2020 06:30
|
Actualizado: 05/4/2022 11:59
|

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha sometido a consulta pública la modificación de determinadas recomendaciones del Código de Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas de 2015, cuyo plazo para contestar expiró el pasado viernes.

La reforma  tiene entre otros objetivos reforzar las recomendaciones en materia de sostenibilidad y de presencia equilibrada de hombres y mujeres en los Consejos de Administración, para estudiar la posibilidad de incrementar el número de mujeres en los consejos del 30 al 40% para finales de 2020.

El objetivo de la CNMV persigue alinear el porcentaje del sexo menos representado, al requerimiento del 40% que contempla el proyecto de Directiva de la Unión Europea, para este mismo año. 

Entre los detractores de forzar el porcentaje para finales de año, muchos apuntan al hecho de que en el Ibex, con un 25% de presencia femenina a día de hoy, será factible llegar al 30%, aunque no al 40%.

Y que dicho porcentaje debería ser ya suficiente, apuntado al gran avance de los últimos años.

Fuera del IBEX el panorama no es tan claro, dado que la media parte de un escaso 20%, lo cual significará avanzar un 10% este año en mas de 140 empresas.

Pero para tener una clara perspectiva, hay que señalar que España ha sufrido un triple retroceso desde el año 2007 en este ámbito, dado que el Ley Orgánica para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, fijaba un 40% por ciento de presencia femenina para todas las grandes empresas, (no solo las cotizadas) y no para 2020, sino para 2015.

Por otro lado, es preciso indicar que hasta ahora desde el año 2007, con ese 25 % en 35 empresas, el avance ha sido escasamente de un 1,4% y casi de forma exclusiva compuesto por consejeras independientes.

Si consideramos el avance de consejeras ejecutivas, el porcentaje, no supera el 6 %.

Lo cual, considerando que en el año 2006 el porcentaje era del 3 %, tenemos que concluir que en 14 años el avance ha sido de un 3 %.

Es decir un 0,2 % que significa que para llegar a la paridad en este ámbito a esta paso, necesitaremos mas de un siglo.

A menudo para justificar este lentísimo avance se alude a la escasez de mujeres preparadas, dada su incorporación tardía a la formación universitaria y a la ausencia de “talent pool”, pero lo cierto es que si cogemos una de las profesiones mas feminizadas como es la judicatura, podemos observar que desde la década de los 80, existe paridad en el número de egresados de la universidades de derecho, mientras que existe un cierto paralelismo en la cifra de magistradas en los altos tribunales, con la del número de mujeres CEOs.

Y si observamos el número de socias en los despachos de abogados en España, las cifras se corresponden más o menos a las del porcentaje de mujeres en la alta dirección, en torno a un 15 %, a pesar de que se partiera de un porcentaje equilibrado en el «talent pool» desde los 80.

Muchos de los países de nuestro entorno en la Unión Europea han superado hace ya algunos años el 30 % en los consejos y algunos también en los comités de dirección.

En relación con los grandes países, España se sitúa en la cola y en relación con la totalidad de la UE, España se sitúa en la mitad, lo que la sitúa en una posición décimo cuarta, por detrás incluso de varios países del este como Bulgaria o Polonia.

Lo cierto es que la mayoría de los países, si no han adoptado cuotas de género, al menos han creado plataformas apoyadas por el gobierno para sensibilizar a las empresas y organizaciones sobre la necesidad de incrementar su presencia, por razones derivadas del negocio, tanto en relación con la presencia en los consejos, como en los comités de dirección.

Es encomiable que en su consulta pública, la CNMV, recoja ahora la necesidad de alcanzar la misma diversidad en los comités de dirección, que en los consejos de administración.

Allí de nuevo el avance es decepcionante mostrando un progreso del 4 % en 14 años, habiendo pasado del 11 % en 2007 al 15 % actual.

Pero si alguna cifra muestra claramente la falta de voluntad de progresar respecto de la igualdad, el ejemplo mas significativo lo representan las cámaras de comercio con un escasísimo avance de un 2 %, similar al incremento del número de CEOs y aun peor, los sindicatos, donde el resultado en 14 años ha sido nulo.

¿Para cuando su firme compromiso de paridad, justicia y modernidad?

 

Otras Columnas por Mirian Izquierdo:
Últimas Firmas