PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El juez islandés Robert Spano elegido nuevo presidente del Tribunal Europeo de Derechos Humanos

El islandés Robert Spano ha sucedido hoy al griego Linos-Alexandre Sicilianos en la Presidencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
|

Robert Spano, de 48 años, juez islandés y hasta ahora vicepresidente del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), se ha convertido hoy en el nuevo presidente de este organismo judicial. 

Sucede en el cargo al griego Linos-Alexandre Sicilianos. 

Spano ha sido elegido por la Asamblea Plenaria del TEDH, compuesta por los 47 jueces que componen el tribunal de derechos humanos de Europa, como establece el artículo 25.a de la Convención Europea de Derechos Humanos.

El nuevo presidente tomará posesión de su cargo el próximo 18 de mayo, según el TEDH, que tiene su sede en Estrasburgo, Francia.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Es la primera vez que un juez islandés asume la Presidencia del máximo tribunal de derechos humanos de Europa. 

En sus 61 años años de existencia, el TEDH ha tenido tres presidentes británicos, dos italianos, dos franceses, un suizo, un noruego, un alemán, un holandés, un belga, un luxemburgués y un griego.

Spano lleva en el TEDH, al que accedió el 1 de noviembre de 2013, seis años y medio. Entre 1 de mayo de 2017 y el 30 de abril de 2019 se convirtió en presidente de Sección –este organismo tiene 5 Secciones–; el 5 de mayo de 2109 asumió la Vicepresidencia.

El juez Spano nació el 27 de agosto en Reikiavik, capital de Islandia.

PUBLICIDAD

Allí se licenció en la carrera de Derecho en 1997 por la Universidad de Islandia. En 2000 obtuvo la titulación en Derecho Europeo y Comparado por la Universidad de Oxford, Reino Unido. 

FUE JUEZ DE DISTRITO EN ISLANDIA 

Entre 1997 y 1998 fue juez adjunto de Tribunal de Distrito; desde 1998 a 2001, asesor legal al Ombudsman (Defensor del Pueblo) parlamentario, y entre 2001 y 2004, adjunto a esta misma figura. Entre el año 2009 y 2013 fue Defensor del Pueblo Parlamentario (fue un nombramiento provisional y ad hoc).

En 2004, y por el espacio de ese año, fue juez de distrito.

PUBLICIDAD

En el periodo que va de 2003 a 2008 fue presidente del Comité Permanente de Expertos en Derecho Penal del Ministerio de Justicia islandés, así como de una comisión de expertos nombrada por el primer ministro para investigar abusos contra los Derechos Humanos entre 1947 y 1992 en instituciones de atención a la infancia administradas por los gobiernos estatales y municipales.

Desde 2000 a 2013 fue profesor en la Facultad de Derecho de la Universidad de Islandia, de la que, en 2007, se  convirtió en vicedecano –con 35 años– y decano, en 2008.

PUBLICIDAD

Entre 2010 y 2011 también fue presidente de una Comisión de Expertos elegidos por la Asamblea de la Iglesia Nacional de Islandia que investigaron las alegaciones de abusos sexuales del ex obispo de Islandia.

En 2011 fue nombrado miembro del Consejo de Supervisión Judicial de su país y experto independiente del Convenio Lanzarote del Consejo de Europa para la protección de los niños contra la explotación.

También ha sido miembro del Comité Europeo para Asuntos Penales, juez en la Asociación Europea de Libre Comercio, tras lo cual ingresó en el TEDH, con 41 años.

PUBLICIDAD

UN TRIBUNAL EN TELA DE JUICIO 

El nuevo presidente del TEDH tiene ante sí uno de los desafíos más difíciles: Devolver la confianza de los ciudadanos europeos después de la denuncia pública del Centro Europeo de Derecho y Justicia, contenida en su informe “Las ONG y los jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos  2009-2019”, de que el magnate estadounidense, de origen húngaro, George Soros, ha venido «colocando» a jueces afines en ese tribunal desde 2009.