PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Fedeca pide al Gobierno una explicación de la situación económica del país antes de abordar cualquier recorte salarial

Considera que la crisis sanitaria ha dejado en evidencia a la administración española y su falta de recursos para afrontar esta pandemiaJordi Solé, presidente de Fedeca. Foto: Fedeca.
|

La Federación Española de Asociaciones de los Cuerpos Superiores de la Administración Civil del Estado (Fedeca) ha defendido públicamente que la Administración española no cuenta con los recursos e instrumentos necesarios, así como con la organización adecuada para hacer frente “de la forma más profesional” a las necesidades de la sociedad y a las circunstancias más adversas derivadas de la crisis del coronavirus.

En unas declaraciones realizadas por Jordi Solé, presidente de esta asociación, los cuerpos superiores de la Administración, agrupados en Fedeca, han reclamado a las organizaciones políticas que prioricen la reforma y la modernización de la Administración pública, de forma que se le dote de los medios adecuados para que pueda cumplir “con eficacia” los fines de interés público para los que ha sido creada.

Solé explica a Confilegal que la situación de este colectivo, como “funcionarios públicos, como no podía ser de otro modo, están cumpliendo y cumplirán las órdenes y recomendaciones del Gobierno, del mismo modo que lo han hecho la gran mayoría de nuestros conciudadanos, salvo aquellos que se han considerado esenciales, todos están llevando a cabo sus tareas mediante el teletrabajo”.

Para este funcionario del Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado desde 1990, que públicamente ha señalado que el Estado y los funcionarios deben ser clave en la salida de esta crisis, advierte que “tras esta terrible crisis sanitaria se cierne sobre nosotros una grave crisis económica, tanto para el país en general, como para las cuentas públicas, con una acusada caída de los ingresos públicos y una elevación súbita de los gastos públicos”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“En esta situación, todos los ciudadanos debemos estar dispuestos a realizar esfuerzos adicionales, en trabajo, en horario o en lo que haga falta, y asumir las cargas suplementarias que nos correspondan”, advierte.

Solé espera que “estos sacrificios se repartan de forma justa y no se vuelva a repetir lo ocurrido en la crisis anterior, donde a los funcionarios públicos, y muy especialmente a los de los grupos superiores, se nos impuso una carga muy superior a la que deberíamos haber soportado. Fedeca vigilará para que esto sea así”.

Jordi Solé. Foto: Fedeca.

En cuanto a un eventual recorte de los salarios, que se rumorea podría estar tras la salida de la crisis sanitaria en un 2%, el presidente de FEDECA subraya que “antes de valorar un posible recorte de nuestros salarios o la supresión de una paga extraordinaria, el Gobierno deberá explicarnos la verdadera situación económica del país y las perspectivas de su evolución”.

PUBLICIDAD

“También deberá explicar qué otras medidas de austeridad prevé aplicar, puesto que es posible que haya una gran cantidad de subvenciones públicas que deban revisarse, y sobre todo, deberá explicar cómo se instrumentará esta supuesta rebaja salarial, para que no sea soportada en su mayor parte por los cuerpos superiores y qué plan y calendario se contempla para su reversión”, añade.

A este respecto también se barajan como rumores otras opciones como sería la supresión de la Oferte de Empleo Público para este año o incluso suprimir una paga extraordinaria. Sobre la efectividad de las medidas señala que “la congelación de la oferta de empleo público debería analizarse con mucha tranquilidad. Entendemos que la situación es grave, pero las últimas ofertas de empleo público intentan solventar un tema no menos grave”.

Recuerda que “nos referimos al hecho de que más de la mitad de los funcionarios públicos nos jubilaremos en la próxima década, y que este es un problema que si no se aborda de forma urgente y decidida, pronto habrá pasado el tiempo de solucionarlo”.

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo, Solé no olvida “las dificultades que ya está teniendo el empleo público en la actualidad, por el insuficiente atractivo de la Administración Pública para nuestra juventud o la destrucción de la cantera de opositores, tras tantos años de congelación”

PUBLICIDAD

Para este experto, por tanto, “una nueva congelación de esta oferta no parece que sea la solución más acertada, sin perjuicio de que, coyunturalmente, pueda reconsiderarse su dimensión”.

La pandemia deja en evidencia a la Administración

FEDECA ha manifestado públicamente que el ahondamiento de esta crisis sanitaria ha dejado claro los problemas de organización pública de la administración. “Ahora mismo, el conseguir que termine esta pesadilla sanitaria es la prioridad esencial. Y después de ella, lo será el reconducir la situación económica en que se va encontrar nuestro país”.

Para Jordi Solé, “la reforma de nuestra Administración pública, para hacerla más profesional y más independiente, y con ello más eficaz y eficiente, es una de nuestras grandes asignaturas pendientes”.

Advierte que “por unas razones (diferentes urgencias) u otras (en el fondo, falta de interés político), en los últimos años nunca se ha abordado de una forma seria y completa”.

PUBLICIDAD

Reconoce que “aunque desde Fedeca pensamos que nuestra administración funciona razonablemente bien, crisis como esta han puesto de manifiesto las limitaciones y carencias de un sistema en el que la administración ha sido siempre considerada un botín político para el Gobierno de turno”.

Desde esta asociación de funcionarios del cuerpo superior se cree que la reforma de la función publica debe ser una de las prioridades, una vez se salga de la crisis sanitaria actual.

“Creemos que la agenda política debe situar la profesionalización de la Administración pública, como un punto ya inaplazable. Un Gobierno con 22 Ministerios deberá tener la capacidad para abordar los tres problemas mencionados, y los otros que se pueda considerar, a la vez”.

El presidente de Fedeca aún no sabe cómo se va a hacer la desescalada en nuestro país para los propios funcionarios del más alto nivel.

“A día de hoy, el Gobierno no ha negociado con nosotros, ni nos ha informado de cuál es la forma y los plazos en que pretende llevar a cabo la desescalada. Pese a ello, Fedeca estará atenta a que la vuelta al trabajo de nuestros compañeros y compañeras se lleve a cabo con las todas las garantías sanitarias que sean necesarias”.