PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Prisión provisional sin fianza para el osteópata de Burgos investigado por abusos sexuales a clientas

La magistrada aprecia indicios de la comisión de un delito de abusos sexuales previsto en el artículo 181.4 Código Penal y de cinco delitos de abusos sexuales previstos en el artículo 181.1No se descarta la existencia de más víctimas que por miedo o desconocimiento no hayan denunciado. Foto: GC
|

La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Villarcayo (Burgos) ha ordenado prisión provisional comunicada y sin fianza para el ostéopata burgalés investigado por presuntamente cometer abusos sexuales contra varias mujeres que acudían a la consulta de osteopatía que tenía en su propio domicilio, en Las Merindades, o a las clases de yoga que impartía como contratado por distintos ayuntamientos próximos a su lugar de residencia.

Tras tomarle declaración esta mañana, la magistrada María Belmonte Saldaña aprecia indicios de la comisión de un delito de abusos sexuales previsto en el artículo 181.4 del Código Penal y castigado con la pena de prisión de cuatro a diez años, y de cinco delitos de abusos sexuales previstos en el artículo 181.1 del Código Penal y castigados con la pena de prisión de uno a tres años.

Belmonte tiene en cuenta la gravedad de los delitos por los que le investiga y la pena que llevan aparejada en caso de condena, así como el riesgo de fuga del investigado por su falta de arraigo laboral y familiar.

En el caso de que fuera puesto en libertad provisional en cualquier momento de la instrucción de la causa, la magistrada acuerda la prohibición de que pueda residir ni acudir a la localidad de la provincia de Burgos en la que ahora tiene fijada su residencia, así como de aproximarse a menos de 500 metros y de comunicación con las denunciantes.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Este sujeto fue arrestado el pasado febrero tras ser denunciado por una mujer que relató los tocamientos de contenido sexual que sufrió en una sesión de masaje con fines terapéuticos.

La denunciante asistió a unas sesiones grupales de yoga y osteopatía que el detenido ofrecía en su domicilio en la provincia de Burgos.

Entonces, tras prestar declaración, el ostéopata quedó en libertad investigado en una causa por abuso sexual.

PUBLICIDAD

La investigación desarrollada durante estos meses ha revelado la existencia de al menos seis posibles víctimas y la entidad de los abusos que pudieron sufrir.

Por tal motivo, la magistrada instructora, que recientemente había autorizado una entrada y registro en el domicilio del investigado, ordenó su detención el pasado jueves, que se hizo efectiva ayer por la tarde.

No se descarta la existencia de más víctimas que por miedo o desconocimiento no hayan denunciado.

PUBLICIDAD

El pasado 22 de junio, la Guardia Civil había informado que había destapado cuatro nuevos casos de mujeres que sufrieron tocamientos íntimos durante una sesión de masaje.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Según explicó, el detenido se anunciaba como especialista en terapias corporales, quiromasaje y masajes terapeúticos, con titulación obtenida en Sudamérica, para ejercer estas técnicas.

Organizaba y llevaba a cabo talleres y clases grupales de yoga y relajación, desplazándose a otros lugares en donde era requerido, o bien las realizaba en su propio consultorio, en el centro que posee en Las Merindades (Burgos).

Sin embargo, ante determinadas dolencias o problemas de salud, “sugería la eficacia de un método más personalizado a realizar en
su consulta y se ofrecía a aliviar a base de masajes y otras técnicas manuales el padecimiento del paciente”.

La Guardia Civil ha puesto a disposición de la ciudadanía un número de teléfono 947-244 144, extensión 6090265 (Área de Personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Burgos que lleva la investigación) para cualquier información o colaboración que se desee facilitar sobre este asunto.

Indica que será tratada de manera discreta y anónima.