PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El nuevo edificio del Instituto de Medicina Legal de Madrid estará plenamente operativo en el próximo otoño

"El donut", como se conoce al edificio que será el Instituto de Medicina Legal de Madrid, se encuentra al norte, en las afueras de la capital; es el primer edificio de la futura ciudad de la Justicia que concentrará todos los órganos de este partido judicial. Foto: D.Sinova/CAM.
|

“El donut”, como se le conoce popularmente por su forma, finalmente comenzará a realizar su función como nuevo Instituto de Medicina Legal (IML) de Madrid en otoño, “después del importante papel jugado en la reciente pandemia del COVID-19”, según ha anunciado el consejero de Interior, Justicia y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López, tras su aprobación, hoy, por el Consejo de Gobierno.

“La crisis sanitaria del COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de que Madrid tenga un Instituto de Medicina Legal a pleno rendimiento”, ha explicado López.

Todo el personal del actual Instituto Anatómico Forense será trasladado a este edificio.

Serán ellos los que combatan el coronavirus con sus estudios, en sinergia con el futuro Hospital de Emergencias Sanitarias que se va a construir en una parcela contigua al Instituto de Medicina Legal.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El Instituto de Medicina Legal de Madrid tiene una capacidad para albergar 220 cadáveres. Fue utilizado para cumplir esta función durante los momentos más duros de la pandemia de coronavirus. Foto: D. Sinova/CAM.
Junto a este edificio se va a comenzar a construir próximamente un Hospital de Emergencias Sanitarias para hacer frente a futuras pandemias. Foto: D. Sinova/Confilegal.

El edificio se encuentra en Valdebebas, en las afueras, al norte de la capital, entre la ciudad deportiva del Real Madrid y la Terminal 4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Ubicado junto a los terrenos que albergarán, en un futuro, a lo que será la futura ciudad de la Justicia de Madrid, en la que se concentrarán todos los órganos judiciales del partido judicial de la capital de España, ahora desperdigados.

El “donut” albergará los departamentos de Patología, Antropología y Odontología Forense, laboratorios, Toxicología y Bioquímica Forense, Hemogenética Forense, Histopatología, Servicios Generales y aulas de formación.

PUBLICIDAD
Sobre estas líneas, la ubicación del Instituto de Medicina Legal de Madrid que comenzará a funcionar el próximo mes de octubre.

SALA DE AUTOPSIAS DE BIOSEGURIDAD

El IML contará, asimismo, con una sala específica de bioseguridad, que garantizará la seguridad de médicos forenses, técnicos auxiliares de autopsia, técnicos de laboratorio y fotógrafos que intervienen en autopsias a cuerpos cuya causa de fallecimiento esté vinculada a virus o pandemias.

Es un edificio que se va a convertir en un referente europeo, con 13.500 metros cuadrados repartidos en ocho plantas, que dispondrá de 53 mesas de autopsias, y capacidad para albergar a 220 cadáveres”, ha explicado el consejero López.

El consejero de Interior, Justicia y Víctimas, Enrique López, considera que la puesta en funcionamiento del edificio de IML es una apuesta necesaria y vital de cara a las futuras posibles pandemias. Foto: Carlos Berbell/ConfilegalEnrique

El nuevo edificio de Medicina Legal de Madrid, ha apuntado el consejero, va a tener una evidente sinergia con el nuevo Hospital de Emergencias Sanitarias que se va a construir en una finca a pocos metros de distancia.

PUBLICIDAD

“Ambas infraestructuras se convertirán en elementos activos en la lucha eficaz contra pandemias como la que hemos padecido”, ha precisado.

PUBLICIDAD

La inversión prevista es de 4,3 millones de euros.

Se ha llevado a cabo mediante un contrato de emergencia. 

La adjudicación del contrato ha recaído en Vías y Construcciones, de Dragados, habiendo concursado un total de diez constructoras: Isolux Corsán; Obrascón Huarte Laín; Sacyr; Acciona; Fomento de Construcciones y Contratas; Ferrovial; Ortiz Construcciones y Proyectos; Aldesa Construcciones; Construcciones San José y la que ha resultado adjudicataria.

El arquitecto responsable será Andrés Lorente Martínez.

PUBLICIDAD

“En tres meses y medio. A finales de octubre, estará funcionando”, ha concluido López.