PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Agosto o la sinrazón de la Justicia

Ramon Daví Navarro es procurador y CEO de Trivium Procura.
|

Se está a punto de confirmar una de las situaciones más absurdas que jamás pensé vivir, y eso que en el planeta Justicia suceden cosas alucinantes muy a menudo y que en otros mundos serían impensables.

Resulta que el ya conocido Real Decreto-ley por el que el Gobierno aprobó una serie de medidas para contrarrestar los efectos negativos de la paralización provocada por el estado de alarma ha pasado por el Congreso de los Diputados y se han cepillado la medida estrella de habilitar los días 11 a 31 del mes de agosto, pero como sea que ahora el trámite ha de pasar por el Senado y después debe volver al Congreso, cuando por fin la Ley sea vigente, la inhabilitación aprobada no podrá ser aplicada porque agosto ya habrá caído del calendario.

Pero si ya de por si es grave que esto ocurra, también lo es que el Ministerio, el Consejo General del Poder Judicial y ahora también algunos colegios profesionales se confabulen para que no se señalen vistas ni juicios, no se notifiquen resoluciones y los abogados y procuradores sólo presenten escritos de plazo.

Y digo yo que todo en su conjunto estamos ante el “cum laude” de la sinrazón, porque mientras agosto será este año hábil en sus 2/3 partes, los profesionales deberemos estar activos para atender plazos y para cuantas actividades judiciales debamos impulsar en representación de los intereses de nuestros representados, pero tras el mostrador de nuestros juzgados la respuesta de la administración será el vacío vacacional y la recomendación de que aquellos que vayan a trabajar lo hagan como si no estuvieran y sin hacer ruido.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Pues lo siento, pero en mi caso, ya que tengo que trabajar lo pienso hacer en plenitud y, por supuesto, no dejaré de presentar ningún escrito o demanda por más recomendaciones que transiten por este planeta Justicia que tanto nos alucina.