Firmas

Por la igualdad del talento

19/8/2020 06:30
|
Actualizado: 19/8/2020 02:29
|

La vida, la historia y la evidente realidad de los hechos en el mundo, delata que cada ser humano, somos únicos, exclusivos e irrepetibles.

Como profundo defensor de la erradicación de la discriminación, de la igualdad de todas y todos ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, suplico que se declare como social patrimonio internacional de la Humanidad, que sumar los distintos méritos de los seres humanos como únicos, exclusivos e irrepetibles en el ADN de su identidad, constituya sabia experiencia universal sin límites en la Humanidad.

El mérito, el esfuerzo, el talento, la entrega, el servicio al bien común, logra qué siendo los seres humanos iguales ante la ley, determinadas mujeres y hombres hagan de su vida tan apasionada entrega, merecedora del título social universal de defensores de la libertad, de la justicia, de la ciencia, de la cultura, dejando inscritos en razón, piel, solidaridad y sentimiento, las más inmortales obras en favor de la Humanidad.

Lo más apasionado de este mundo cruel, se produce cuando un corazón unido a su cerebro descubre que todo esta por lograr, que nada debe resultar irrealizable y que un nuevo amanecer en la Humanidad puede brotar, creando más amor, más libertad, más progreso, más justicia, como riqueza social, económica, científica y cultural, que naciendo de un gran talento constructor, logre que este mundo ávido a caerse, levante su cabeza y deje de creer en quienes buscan la destrucción internacional, la indefensión del ser humano, su indigencia y su indignidad, queriendo establecer su igualdad en la pobreza social, económica y cultural, matando la libertad individual de cada mujer y de cada hombre como seres únicos, exclusivos e irrepetibles.

Invertir en talento, en libertades, en derechos humanos, gesta la inteligencia social del avance, del progreso, del bienestar internacional, que esas mujeres y hombres iguales ante la ley, necesitan para sentirse más verdad, más creadores, más apasionadamente humanos con la cercanía de la seguridad internacional, gestando una Humanidad más igualitaria en el servicio por los más débiles, vulnerables y dependientes.

Qué la historia de la Humanidad, crezca en luces de concordia, tolerancia, unión de libertades, suma de derechos, protección especial a quienes sufren y solidaridad para quienes necesitan ser acogidos en aras de reinsertar sus vidas, sus economías, sus ilusiones y su talento.

Superar los obstáculos, hacer vida en las vidas de la sociedad, poner equidad donde llore su carencia, hacer de la justicia fuente de verdad, acoger a quienes sufren, proteger a los más débiles y vulnerables, paliar las dependencias con integral y tutelar protección, garantizar la igualdad de la ley, erradicar todo tipo de discriminaciones, ganar los triunfos amando no guerreando, es poner luz encendida por la igualdad del talento en el mundo.

Continúo pensando, que amar todo aquello en lo que crees y sentir pasión por ello, acorta la distancia entre soñarlo y alcanzarlo.

Otras Columnas por Jesús Seligrat:
Últimas Firmas
  • Opinión | CDL: Algunas curiosidades del ‘trust’ bajo el derecho de Inglaterra y Gales (IV)
    Opinión | CDL: Algunas curiosidades del ‘trust’ bajo el derecho de Inglaterra y Gales (IV)
  • Opinión | ¿Cómo se calcula la pensión de alimentos?
    Opinión | ¿Cómo se calcula la pensión de alimentos?
  • Opinión | De la ilusión al abismo: La trampa del pacto de no competencia
    Opinión | De la ilusión al abismo: La trampa del pacto de no competencia
  • Opinión | Celeridad de la justicia: una asignatura pendiente del sistema judicial español
    Opinión | Celeridad de la justicia: una asignatura pendiente del sistema judicial español
  • Opinión | Carta abierta a la ciudadanía
    Opinión | Carta abierta a la ciudadanía