Firmas

Ruth Bader Ginsburg, una gigante en la defensa de los derechos humanos

Ruth Bader Ginsburg, una gigante en la defensa de los derechos humanos
León Fernando del Canto hace un perfil, en su columna semanal, de la desaparecida juez Ginsberg.
19/9/2020 12:57
|
Actualizado: 19/9/2020 20:02
|

Hoy somos menos. La jueza feminista por excelencia nos deja, Y aunque definitivamente ha dejado un mundo mucho mejor; muchos y muchas hoy nos sentimos más solos.

Hoy, definitivamente, somos menos.

La jueza Ginsburg se ha ido y lo único que puedo pensar es que ojalá que la tierra, los cielos, pero sobre todo, nuestra memoria, la acojan en el lugar que merecen las grandes.

El derecho, más que las creencias o ideologías, se construye a hombros de gigantas. Ella lo fue

Ginsburg luchó contra viento y marea en un país, y en un entorno político nada fácil.

La jueza se mantuvo firme en la defensa y desarrollo jurisprudencial de principios emancipadores y salvadores sustentados en la Declaración de los Derechos Humanos.

Principios que aunque hoy nos parezcan bien establecidos, al menos sobre papel; siguen poniéndose en tela de juicio, también sobre papel.

La jueza Ruth Bader Ginsburg, la segunda mujer en ocupar un puesto en la Corte Suprema de los Estados Unidos, consagró estos dos principios; quizás su legado más importante en beneficio de todas las mujeres del mundo:

• La desigualdad entre hombres y mujeres existe, y no puede argumentarse legalmente su inexistencia.

• La desigualdad de género es contraria a la Constitución de los Estados Unidos.

Y no, su defensa no fue la de extraños principios dogmático-jurídicos, políticos o religiosos; ella fue una mujer jueza, o jueza mujer y defendió la realidad.

Sabía de qué hablaba.

Feminista, como no puede ser de otro modo para alguien que tiene que lidiar a diario con la violencia contra las mujeres en sala; su posicionamiento siempre fue claro y contundente a favor de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Pero feminista también, porque tanto como profesora de universidad como jueza enfrentó, y padeció las actitudes machistas de una sociedad que parece esforzarse a diario por invisibilidad y “ningunear” a las mujeres como sujetos ciudadanos, políticos y profesionales.

Aunque defensora de la paridad, su propuesta era que las mujeres ocuparan su lugar en plano de igualdad absoluta. Refiriéndose al Tribunal Supremo de los Estados Unidos,  formado por nueve magistrados, decía lo siguiente: “La gente me pregunta a veces, ¿cuando…, cuándo crees que será suficiente? ¿Cuándo habrá suficientes mujeres en el Tribunal Supremo? Y mi respuesta es cuando haya nueve» (Conversaciones en la Facultad de Derecho de la Universidad de Georgetown, 2015).

LOS DERECHOS HUMANOS, EL PARADIGMA EN LA ARGUMENTACIÓN JURÍDICA

Muy alineada con los estudios críticos del derecho y la sociología jurídica, consideraba que tanto los derechos humanos como la perspectiva de raza, género y clase deberían ser el paradigma fundamental en la argumentación jurídica.

Ginsburg defendió y demostró jurídicamente la necesidad de la perspectiva de género. Gracias a sus sentencias y a su incansable activismo en favor de los derechos de las mujeres hoy somos mucho mejores. No solo en Estados Unidos, sino en el resto del mundo.

La jueza se nos fue. Cierto que le tocaba. Sus últimos meses no han sido fáciles batallando con el cáncer. Pero se ha ido como las grandes juristas, como las gigantas de la Justicia con mayúscula; dejando su propia página en la historia de los derechos humanos.

Hoy estamos algo más solos y solas, hoy somos menos; su pequeño y frágil semblante ya no está.

Pero hoy también es un momento para reflexionar y dar un paso hacia delante en la defensa de lo que tiene que ser defendido.

Otras Columnas por León Fernando del Canto:
Últimas Firmas
  • Opinión | Cambiar el acceso a la carrera judicial, como pretende Sumar, no mejorará la Justicia
    Opinión | Cambiar el acceso a la carrera judicial, como pretende Sumar, no mejorará la Justicia
  • Opinión | El Tribunal Supremo refuerza la credibilidad de los abogados en la representación de sus clientes
    Opinión | El Tribunal Supremo refuerza la credibilidad de los abogados en la representación de sus clientes
  • Opinión | CDL: Algunas curiosidades del ‘trust’ bajo el derecho de Inglaterra y Gales (IV)
    Opinión | CDL: Algunas curiosidades del ‘trust’ bajo el derecho de Inglaterra y Gales (IV)
  • Opinión | ¿Cómo se calcula la pensión de alimentos?
    Opinión | ¿Cómo se calcula la pensión de alimentos?
  • Opinión | De la ilusión al abismo: La trampa del pacto de no competencia
    Opinión | De la ilusión al abismo: La trampa del pacto de no competencia