PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Préstamos responsables y más cultura financiera, claves para evitar que los consumidores sufran abusos bancarios

Los expertos consultados por Confilegal revelan que educación y cultura financiera unido a un mayor control de las actuaciones bancarias es vital para evitar los abusos bancarios que se han dado en estos últimos años.
|

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, destacó este lunes la necesidad de combinar la educación financiera con la responsabilidad a la hora de que un ciudadano se endeude, con el fin de evitar los efectos potencialmente negativos del sobreendeudamiento.

Así lo manifestó durante la celebración del VI Día de la Educación Financiera, evento central que contó también con la presencia de Nadia Calviño, vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Agenda Digital; Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional; Sebastián Albella, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV);  y Adela Cortina, catedrática de Ética de la Universidad de Valencia.

Durante el acto se subrayó la necesidad de que las entidades financieras evalúen la solvencia del potencial prestatario antes de formalizar cualquier tipo de contrato sobre la base de una información suficiente para proteger al consumidor.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. Foto: EP.

En este sentido, el gobernador del Banco de España dijo que las diversas iniciativas legislativas de los últimos años han ido en la línea de reforzar el principio de análisis de la solvencia por parte de las entidades, con el fin de proteger al consumidor.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los expertos consultados por Confilegal revelan que educación y la cultura financiera unido a un mayor control de las actuaciones bancarias es vital para evitar los abusos bancarios que se han dado en estos últimos años, desde la conocida “cláusula suelo”, gastos hipotecarios, IRPH, y un largo etc. Junto a ello creen necesario un mayor control de las actuaciones bancarias e implantar la cultura del asesoramiento preventivo.

Demasiados disgustos para el consumidor

Para Carlos Ballugera, presidente del Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU), “es evidente que el cliente financiero no gana para disgustos, ya que antes que confianza y respeto a la palabra hay malas prácticas y abusos usando contratos farragosos y estrategias no transparentes”. IRPH, preferentes, multidivisas, suelos, demoras elevadas, vencimiento anticipado, gastos…son algunas ejemplos, recuerda.

A su juicio, en un momento como el actual marcado por la pandemia de coronavirus, “el mercado aprovecha las oportunidades y, para la oligarquía financiera representada en el evento, el coronavirus es una oportunidad de recortes, despidos y de cambio tecnológico para reducir costes”.

“Por esa reducción de costes desaparecen las oficinas físicas y locales y se pasa a la operativa por internet, dejando a los más vulnerables, a personas mayores o con escasos recursos y formación, al margen del sistema de crédito y del derecho al crédito que se proclama en el foro”, señala Ballugera.

PUBLICIDAD
Carlos Ballugera, presidente del Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU).

Ballugera se muestra partidario de que se simplifiquen las normas de contratación de las entidades financieras, “pero lo primero que tienen que hacer los bancos es quitar los abusos y parar las malas prácticas. Una voluntad decidida de ‘fair play’ reduciría los problemas y los disgustos”.

Destaca que además de los abusos y malas prácticas, “hay un mirar hacia otro lado de los reguladores. El día a día está lleno de abusos y condenas por prácticas abusivas de los patrocinadores, sin embargo los únicos problemas reales que se citan en la jornada son las tarjetas ‘revolving’ y lo peligroso que es contratar con chiringuitos financieros”.

Ballugera cree que “no dañaría a la protección de datos, al contrario favorece la confianza del mercado, saber cuántas condenas por cláusulas abusivas y malas prácticas arrastran cualquiera de nuestras entidades bancarias, patrones todos de uno de los premiados por su trayectoria en la educación financiera”.

PUBLICIDAD

Una educación continua

Félix Alonso Cantorné, director General de Consumo del Gobierno de Baleares, reconoce que la actividad en las islas es notable a nivel de inspección. “En el último trimestre realizaremos un curso para inspectores y personal de la Dirección General con el objeto de identificar posibles cláusulas abusivas y así poder denunciarlas”.

En su opinión, “la sociedad tiene la tendencia a delegar todos los déficits del conocimiento en la escuela y eso es un error. Como sociedad debemos estar en constante aprendizaje y eso no es exclusivo de una etapa de nuestra vida sino un devenir de formación continuada”.

PUBLICIDAD

También considera que “los módulos de educación financiera deberían iniciarse en la educación secundaria, pero deberían seguir en la formación de los trabajadores en las empresas y en los servicios de ocupación”.

Este experto advierte que la falta de cultura financiera de muchos ciudadanos es proclive a que tengan más problemas con las entidades bancarias. “La ciudadanía tiene la impresión de que los bancos, durante la crisis financiera, se aprovecharon de esa indefensión. Hasta ese momento la gente iba a su oficina a recibir consejo”.

Félix Alonso Cantorné, director General de Consumo del Gobierno de Baleares.

“Existía una confianza con la sucursal, se escuchaba a los empleados como si de un médico, farmacéutico o como si de una autoridad pública se tratara. Era el ‘cura’ de las finanzas en el que te desahogabas y te ayudaba a escoger la mejor solución. Ese lazo hoy se ha perdido”.

PUBLICIDAD

Cantorné cree que las iniciativas impulsadas desde Banco de España y CNMV, ya con doce años a sus espaldas, han valido de poco. “Realmente nos debemos de preguntar si ha sido eficaz. ¿Ha cumplido el objetivo de llegar a todos los segmentos de la población? Creo que no y, aunque es una buena herramienta, debe mejorar en esos aspectos”.

Este experto considera que la crisis provocada por el coronavirus no es tan acusada porque el Gobierno está tomando distintas medidas para evitar “lo que ocurrió en la crisis financiera anterior: gente sin casas y casas sin gente, desahucios, sobreendeudamiento…”.

Al mismo tiempo destaca que “hoy aparecen nuevos términos económicos que eran desconocidos para la ciudadanía: moratorias en las cuotas hipotecarias en el estado de alarma, prórrogas de contratos de arrendamiento, ayudas mediante Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), renta básica de inserción y otras medidas que enriquecen el conocimiento y que, a su vez, están funcionando como un colchón amortiguador”.

Cantorné es partidario de una mayor sencillez en los contratos que presentan las entidades financieras a sus clientes “es evidente que están intentando mejorar y recuperar parte de la confianza perdida, me quedo con lo de que lo que no es transparente/comprensible no es válido. Todo lo que la gente consumidora no comprende o no se le acompaña para entender con claridad se puede afirmar que es una cláusula abusiva”.

Más transparencia en las entidades financieras

Para Sara Benedi, abogada experta en derecho hipotecario y socia directora de SBA Servicios Jurídicos, hay una relación directa entre esa falta de cultura financiera y conflictividad con las entidades financieras, así todo apunta que “no debemos olvidar que quién debe garantizar la transparencia y la información de los consumidores son las entidades bancarias, adaptando sus explicaciones y documentos al nivel financiero del contratante”.

Para esta jurista “pese a que llevamos más de 8 años llenando nuestros juzgados de procedimientos bancarios, actualmente seguimos viendo muchas prácticas que no se ajustan al deber de transparencia que deberían cumplir todas las entidades y sin que ello conlleve una sanción por parte del Banco de España”.

A su juicio, “los consumidores siguen viéndose abocados a interponer procedimientos judiciales por cuestiones que están claramente resueltas por nuestros juzgados, porque las entidades bancarias ante las reclamaciones extrajudiciales planteadas no responden o desestiman las reclamaciones”.

Al final estas actuaciones “provocan una dilatación excesiva en la resolución de los conflictos bancarios, cuyos únicos perjudicados son los consumidores, y este problema sigue sin abordarlo el Banco de España, pese a ser un aspecto en mi opinión fundamental del problema”.

En un momento como el actual con el coronavirus impactado de lleno en nuestra economía, Benedi destaca que “siempre que se producen crisis económicas los ciudadanos se ven obligados a revisar sus situaciones financieras, pero no por educación financiera, sino por necesidad”.

Sara Benedi, abogada experta en derecho hipotecario y socia directora de SBA Servicios Jurídicos.

En dichas situaciones “es cuando los consumidores necesitan más que nunca un asesoramiento transparente, claro y real de su situación, de las posibles soluciones y sus consecuencias a corto y largo plazo. Puesto que las situaciones de necesidad económica no suelen ser buenas compañeras en las negociaciones con las entidades bancarias”.

A su juicio, “es ahí donde el Banco de España tiene que procurar otorgar de herramientas a los consumidores y supervisar las actuaciones bancarias, puesto que, de no ser así, desgraciadamente, dentro de unos años nos veremos ante otra oleada de procedimiento judiciales derivados de abusos bancarios”.

Para esta experta en derecho financiero “es necesario que cualquier entidad bancaria haga los contratos más legibles“. Sin embargo, a pesar de los varapalos judiciales y la modificación legislativa, “no lo hacen, debería el Banco de España exigir esa claridad”.

Esto en pleno siglo XXI es una equivocación jurídica y económica”. Para Sara Benedi es fundamental el asesoramiento preventivo de abogados especialistas para evitar cualquier tipo de abuso, “no se puede firmar nada que no se entienda. Nuestro despacho intenta inculcar a nuestros clientes que invertir en asesoramiento jurídico conlleva evitar problemas, disgustos y ahorrar mucho dinero, en definitiva, ganar en salud”.