PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El sector hotelero pide al Gobierno medidas más estratégicas para aguantar el impacto del Covid-19

Entre ellas un IVA superreducidoExpertos explican a Confilegal las medidas de choque que necesita este sector, una de las locomotoras del sector turístico.
|

El sector hotelero que, desde el primer minuto de la pandemia de Covid-19, tuvo que cerrar por imperativo del estado de alarma, reclama medidas estratégicas al Gobierno para poder subsistir. Entre ellas, un plan integral de turismo en el que medidas fiscales como el IVA superreducido sea una realidad.

Expertos como Nuria Montes, secretaria general de HOSBEC; Fernando Mier, socio director de Iuristax y Felipe García, socio de Círculo Legal Turismo, explican a Confilegal las medidas de choque que necesita este sector, una de las locomotoras del sector turístico.

En nuestro país la caída de reservas en los últimos meses ha sido notable. Cerca de un 90% en la Comunidad de Madrid, ahora en estado de alarma, seguida por Baleares y Cataluña con bajadas de un 76% y un 73%, respectivamente.

En el caso de otras regiones como Canarias, Andalucía o Galicia, el desplome en las reservas se sitúo en la franja entre el 50% y el 60%, lejos de los duros datos de la capital de España, pero también con cifras muy preocupantes.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Una ocupación escasa

Nuria Montes, secretaria general de la Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana (HOSBEC), reconoce que la ocupación en este puente del Pilar en Benidorm los hoteles han llegado a alcanzar un 70% de ocupación, algo que no se lograba desde que comenzó la pandemia.

Sin embargo, los datos de previsión para la semana 42 del año (del 12 al 18 de octubre) son algo menos optimistas y se sitúa en un 37% en estos momentos, a pesar de que más establecimientos hoteleros se van sumando a la lista de hoteles cerrados en Benidorm.

En estos momentos, una vez finalizado el puente, hay 29 hoteles abiertos en Benidorm, de los cuales 12 prevén cerrar sus puertas temporalmente en los próximos días.

Nuria Montes, secretaria general de HOSBEC.

Por su parte, los apartamentos turísticos registran durante la semana 41 del año un 19% de ocupación, un dato que ha mejorado ligeramente durante los días del puente al alcanzar un 33% de ocupación. Por otro lado, los campings vuelven a lograr el dato más destacado con un 71% a lo largo de la semana y un 82% durante el puente.

PUBLICIDAD

En el caso de la Costa Blanca, los datos del puente del Pilar hablan de una ocupación del 71%. El mercado nacional representa el 87% del total de los viajeros alojados. Para esta semana la previsión de un 17% de ocupación.

Montes recuerda a Confilegal que el sector hotelero es el más afectado por la pandemia. “Desde el primer minuto del estado de alarma tuvimos que cerrar nuestros establecimientos y durante el verano solo hemos podido trabajar a medio gas”.

También señala que “las restricciones internacionales han sido letales para el sector y el descontrol de las cifras de contagios han terminado por echar por tierra todo el esfuerzo del sector”.

PUBLICIDAD

“No hay visos de recuperación a corto plazo y a medio lo intentaremos con todas nuestras fuerzas. No renunciamos a nada” apunta.

Sobre las medidas tomadas por el Gobierno para apoyar al sector, “salvo el sistema de los ERTE el resto han sido medidas muy muy débiles. Echamos de menos un verdadero plan del turismo, que empieza por trabajar las relaciones diplomáticas y con la Unión Europea para el levantamiento de cuarentenas y el establecimiento de un plan de actuación en fronteras conjunto”.

PUBLICIDAD

En cuanto al Plan de Reconstrucción presentado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reconoce que no tienen demasiadas esperanzas en que sea un revulsivo para el sector turístico en general, con un 15 % del PIB.

“Hay mucha vaguedad y generalidad. Se habla de sostenibilidad y transición, pero poca acción verdaderamente comprometida como sería un plan especial de IVA superreducido para el sector”.

A nivel de contratación recuerda que “la figura dominante es que la propiedad y la explotación estén en manos de los mismos empresarios, así que no hemos tenido excesivos problemas en los contratos de arrendamiento”.

PUBLICIDAD

Sin embargo aclara que así todo “donde no hay estos sistemas de explotación ha imperado el sentido común y ambas partes han alcanzado acuerdos dada la excepcionalidad de la situación”.

A nivel impositivo señala que el sector reclama “el IVA superreducido para relanzar la actividad, que al contrario de lo que pudiera parecer, supondrá una mayor recaudación por el efecto arrastre del sector. Un compromiso de eliminar tasas o impuestos vinculados a la actividad hotelera (tasa turística) en las comunidades en las que exista”.

Desde su punto de vista sería necesario “una revisión general de aplazamientos sin intereses ni recargos de las obligaciones fiscales a todos los niveles: estatal, autonómico y local”.

Montes cree que es necesario “un mayor compromiso de los ayuntamientos con el sector, salvo honrosas excepciones, casi ningún ayuntamiento ha puesto en marcha medidas de alivio fiscal para las empresas hoteleras. Cobran la tasa de basura íntegra a pesar de que hay hoteles que llevan desde marzo sin generar ni un solo residuo”.

Faltan medidas estratégicas

Fernando Mier, socio director de Iuristax, un despacho muy especializado en el sector turístico y asesor de destacadas cadenas hoteleras, recuerda que “en términos de contribución al PIB y empleo, la industria turística es la más importante del país”.

Este jurista revela que “representa casi un 15 % del PIB. Turismo no es solo hoteles, ocio y aviones. La crisis del sector afecta también empresas de mantenimiento, construcción, consumo de productos agropecuarios, gasolineras, lavanderías, taxis, comercio… y hasta abogados”.

Para Mier no es adecuado el término de ayudas al sector turístico. “Suena a subsidio o limosna. La adopción de medidas de apoyo al sector turismo es una cuestión esencial y estratégica para la economía nacional y para todos los ciudadanos”.

Desde su punto de vista estas medidas tienen que ser transversales. “Medidas de carácter financiero, tributario-fiscal, de regulación del sector, los ERTE, la promoción de destinos y del consumo pueden ayudar a la recuperación del sector, la continuidad de las empresas y empleos, redundando en beneficio de todos”.

Mier considera que desde una perspectiva jurídica “lo relevante es hacer un ejercicio crítico para tratar de aprender de esta situación. No estoy tan seguro de que una pandemia fuera una situación del todo imprevisible y/o inevitable, pero eso es también otro debate”.

Fernando Mier, socio director de Iuiristax.

Para este experto “en cualquier caso tratar de anticiparse a los hechos, en el sentido de prever las circunstancias que de cualquier modo puedan afectar a una relación jurídica y el negocio subyacente, es una parte esencial del trabajo del abogado”.

A su juicio, “es posible que fuera difícil de anticipar las circunstancias concretas del Covid-19, pero no me parece tan imprevisible que pudieran darse hechos o circunstancias adversas que pudieran comportar una súbita y grave caída de la demanda de las reservas hoteleras. De otra dimensión, pero ya pasó a nivel global el 11-S y en París con el atentado de Bataclan”.

Este experto recuerda que “los contratos hoteleros son, por definición, contratos a largo plazo, 10 o 20 años, y en ese periodo puede pasar de todo. Con seguridad, como minino dos o tres ciclos de crisis. También es posible, incluso probable, que puedan darse hechos o circunstancias extraordinarias adversas que afecten gravemente el negocio hotelero”.

Poca facturación

Por su parte, Felipe García, socio responsable del área de turismo que el despacho Círculo Legal acaba de poner en marcha, indica sobre el impacto de la pandemia en este sector señala que “en lo económico, todos lo hemos visto, hoteles vacíos o cerrados, la facturación en muchos hoteles no llega ni al 20% del año 2019”.

En su opinión, “el Covid-19 ha paralizado el sector y lo está poniendo a prueba, pero, una vez que la pandemia termine, veremos grandes progresos en el sector hotelero, muchas de las mejoras se quedarán para siempre”.

Este jurista señala que “los hoteles están implementando medidas de seguridad sanitarias para proteger a sus trabajadores y clientes del Covid-19, mejorando los procesos de’ pre check-in’, ‘check-in’ y ‘check-out’, no olvidemos que la normativa que regula estos trámites cuenta ya con muchos años, por lo que, no habiendo evolución legislativa en este aspecto, es un auténtico reto secundar la norma y hacerlo con agilidad y seguridad”.

También advierte que “muchas cadenas hoteleras desarrollan herramientas de telemedicina para hacer reconocimientos del paciente o asistirle en caso de que tenga algún síntoma compatible con el Covid-19”.

Desde esa perspectiva “esto hace que al final, las cadenas tengan que tener claro cómo instrumentan legalmente estas aplicaciones y cómo gestionan estos datos que son de indudable sensibilidad. Ahí nos piden consejo legal”.

Para este jurista, hay un problema claro en las medidas tomadas por el Gobierno para apoyar al sector hotelero “existe una grave descoordinación entre el Gobierno central y el autonómico, lo que está generando un gran debate que los terceros perciben con gran desconfianza”.

“Si a este conflicto político, se le suman las cifras de la pandemia, en materia de transmisión del virus, da como resultado un cóctel mortal para el sector, como lo es el cierre de fronteras y la prohibición de viajar de los países emisores de turistas, como por ejemplo Alemania o Reino Unido”.

Felipe García, socio responsable del área de turismo de Círculo Legal.

En su opinión, “las medidas impuestas en cuanto a la entrada de viajeros son insuficiente, las medidas son poco exhaustivas y no generan confianza en el turista, tenemos que fijarnos en lugares como Singapur donde, por ejemplo, y entre otras medidas, han creado un sistema de auditoría para certificar que los hoteles cumplen con estrictas medidas sanitarias para evitar el contagio”.

Al mismo tiempo considera que “la ampliación de los ERTE es una buena medida, pero será insuficiente si no se llevan al menos hasta el 30 de septiembre del 2021, se pueden hacer muchas cosas, como por ejemplo la entrega de cheques o bonos al ciudadano, o como no, ayudas fiscales”.

Despachos como Círculo Legal, Iuristax o cualquier otro especializado en esta actividad trabajan en cuestiones como tiene que ver la revisión de los contratos de arrendamiento con la propiedad de los inmuebles, la renegociación de casi todos los contratos de los proveedores hoteleros y la revisión de las condiciones generales de contratación y políticas de cancelación.

Junto con ello, “solicitan informes sobre medidas a implementar en seguridad sanitaria, así como revisión exhaustiva por ejemplo de los ‘partner’ que explotan o monetizan las páginas web, ahora se intenta optimizar más los ingresos de las actividades indirectas”.

En cuanto a la renegociación de los contratos en el sector, reconoce que hay de todo “pero está claro que habrá mucha más litigiosidad cuando pase el otoño, de momento hay quitas, condonaciones y renegociaciones de las deudas, pero en muchos casos ya se han iniciado demandas de reclamación de cantidad, monitorios, demandas solicitando la responsabilidad de los administradores, etc”.

Este experto advierte que “hay gente que quiere aprovecharse de este tipo de situaciones, estamos presenciando actuaciones fraudulentas, falsificación de cuentas, fraude de acreedores, insolvencia punibles, ‘phishing’, ‘pharming’, estafas, y todo tipo de fraudes telemáticos”, explica.