PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Casado condiciona su apoyo al estado de alarma a que no dure más de ocho semanas y a aprobar un marco legal

Arrimadas también ve "excesivo" prorrogarlo seis meses y reclama un plan nacional, mientras que VOX lo recurrirá ante el ConstitucionalEl líder del PP ya ha comunicado al Gobierno estas dos condiciones para que su formación vote a favor. Foto: David Mudarra/PP
| | Actualizado: 26/10/2020 14:04

El presidente del PP, Pablo Casado, ha condicionado su apoyo al estado de alarma a que no dure más de ocho semanas y a que se apruebe «de una vez» un marco legal con una modificación de la ley 3/86 que podría estar listo ya en diciembre.

El Gobierno quiere aplicar el estado de alarma por un periodo de seis meses, hasta el 9 de mayo, y concede a los presidentes autonómicos ser la autoridad delegada en sus territorios, lo que permitirá a las autonomías confinar total o parcialmente.

El PP plantea limitar el plazo de aplicación de esta medida excepcional que, a su juicio, «no puede superar en ningún caso las ocho semanas», según ha explicado Casado durante su intervención en el XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, que ha inaugurado el Rey.

Sánchez ha pedido a todos los grupos apoyo a «una medida tan extraordinaria, pero tan necesaria para contener esta segunda ola».

PUBLICIDAD

En especial, ha solicitado el apoyo del primer partido de la oposición y ha recalcado que esto es una «cuestión de Estado».

ARRIMADAS VE ‘EXCESIVO’ PRORROGARLO POR SEIS MESES Y RECLAMA UN PLAN NACIONAL 

La líder de Cs, Inés Arrimadas, también ve «excesivo» prorrogar el estado de alarma por seis meses, una vez finalice el periodo inicial de quince días, por lo que negociará con el Ejecutivo para reducir ese plazo.

Además, ha insistido en la necesidad de establecer un plan nacional para coordinar las actuaciones de todas las comunidades autónomas frente al coronavirus.

PUBLICIDAD

Arrimadas se ha pronunciado así en una entrevista en la SER, en la que ha reiterado la disposición de su partido a apoyar el estado de alarma en el Congreso, como ya hizo durante la primera ola de la pandemia, porque cree que se necesita «un amparo legal adecuado» para adoptar «medidas contundentes y restrictivas» que frenen los contagios.

Sin embargo, destaca que el estado de alarma es un «mecanismo excepcional» y que la prórroga debería ser más corta.

PUBLICIDAD

A su juicio, el Gobierno «se lavó las manos» en verano respecto a la gestión de la pandemia trasladando la responsabilidad a las autoridades autonómicas y no hizo un «plan de prevención de la segunda ola», de manera que ahora se requiere un «plan de contención».

Arrimadas ha afirmado que la gestión por parte del Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos ha sido «muy mala» y la segunda ola «se ha descontrolado», pero ha manifestado que ahora «hay que remar todos en la misma dirección y ayudar en lo que podamos y salvar vidas y empleos porque viene un invierno muy duro».

«Esto es una catástrofe y soy la primera que dice que la gestión del Gobierno ha sido muy mala, pero no podemos quedarnos siempre en la crítica», ha señalado Arrimadas y ha recordado que en la última semana han fallecido 650 personas por coronavirus.

PUBLICIDAD

“El estado de alarma es una herramienta indiscutible, pero tiene que ser compatible con la salud democrática, por eso el presidente tiene la obligación de dar explicaciones”, ha manifestado también el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Ciudadanos (GPCs), Edmundo Bal, en una rueda de prensa telemática tras la reunión del Comité Permanente del partido.

Bal ha explicado que consideran que el estado de alarma que ha decretado el Gobierno es «mejorable», por lo que harán propuestas para que sea «más eficaz y aporte mejores soluciones”.

“Hace semanas que venimos advirtiendo que la situación sanitaria era grave y que estaba empeorando”, ha apuntado Bal, quien ha recordado que, desde Cs, “llevamos reclamando desde junio un Plan Nacional de choque contra la pandemia”.

Asimismo, Bal ha pedido “un plan de ayudas económicas para los sectores afectados por la nueva declaración del estado de alarma”.

VOX RECURIRÁ ANTE EL TC EL NUEVO ESTADO DE ALARMA

Por su parte, el presidente de VOX, Santiago Abascal, ha anunciado hoy que su partido recurrirá ante el Tribunal Constitucional (TC) el decreto de estado de alarma aprobado ayer por el Consejo de Ministros.

Considera que el toque de queda impuesto en toda España es «ilegal», según ha manifestado en una entrevista en Telecinco.

El portavoz de VOX en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, ya informó ayer que desde su formación no apoyarán «experimentos de totalitarismos», en referencia al nuevo estado de alarma.

VOX ya llevó ante el Constitucional el estado de alarma aprobado en marzo y sus sucesivas prórrogas al considerar que vulneraba derechos fundamentales que no podían ser limitados mediante este recurso legal, convertido en «un estado de excepción encubierto».

Abascal ha lamentado que el TC aún no se haya pronunciado al respecto.

«Estamos en la indefensión absoluta y la incertidumbre», la criticado el líder de VOX, al tiempo que ha afirmado que las nuevas medidas anunciadas por el Ejecutivo no resuelven «nada» y, además, generan «más problemas».

«El toque de queda es una medida del siglo XVI y necesitamos iniciativas el siglo XXI», sostiene Abascal.

«España debe protegerse, pero no puede detenerse», ha manifestado el presidente de VOX, y ha añadido que tras seis meses de parón de la economía, en el mes de abril «no quedará piedra sobre piedra» y «millones» de españoles estarán en la ruina.

El partido de Abascal propone aumentar los controles en los aeropuertos, realizar pruebas PCR masivas a toda la población, aislar a los enfermos y proteger a los vulnerables.

VOX considera que los datos económicos y de mortalidad indican que el anterior confinamiento «no funcionó» y critica que el Gobierno quiera aplicar «las mismas recetas».