PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Casi 1.200 periodistas han sido asesinados en los últimos 14 años, denuncia la UNESCO

Uno cada cuatro días de media y en 9 de cada 10 casos los asesinatos siguen sin resolverseEstos son algunos de los nombres de los periodistas asesinados por informar. Foto: UNESCO
| | Actualizado: 03/11/2020 10:15

Cerca de 1.200 periodistas fueron asesinados por informar y hacer llegar las noticias al público en los últimos catorce años (2006-2019).

Uno cada cuatro días de media.

Así lo ha informado la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés).

Advierte que nueve de cada 10 casos, los asesinos no han sido condenados, siguen impunes.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

«La impunidad conduce a más asesinatos y, a menudo, es un síntoma de la agudización del conflicto y el colapso de la ley y los sistemas judiciales», destaca la UNESCO, a quien le preocupa que la impunidad «dañe a la sociedad al encubrir graves abusos a los derechos humanos, la corrupción, y la delincuencia».

Pide «a los gobiernos, a la sociedad civil, a los medios de comunicación, y a todos los interesados que defiendan el estado de derecho y que se unan a los esfuerzos mundiales para poner fin a la impunidad».

Según revela la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, en un informe que ha elaborado y ha sido publicado con motivo del ‘Día Internacional para Acabar con la Impunidad de los Crímenes contra los Periodistas’, que se conmemoró ayer, 2 de noviembre, cerca de 900 periodistas han sido asesinados entre 2010 y 2019 mientras hacían su trabajo.

Entre 2018 y 2019 un total de 156 asesinatos de periodistas en todo el mundo, según los datos que maneja. 57 de ellos tuvieron lugar en 2019, el total anual más bajo en una década.

PUBLICIDAD

Treinta y dos periodistas y colaboradores de prensa han sido asesinados en lo que va de año, según ha informado Reporteros  Sin Fronteras (RSF), que señala que aunque la cifra es menor que la del año pasado debido a la pandemia del coronavirus, sigue siendo muy preocupante.

Las cifras muestran que si bien los asesinatos de periodistas han disminuido considerablemente en los países que sufren conflictos armados, el descenso ha sido menor en los países que no los sufren. Estos países registran el mayor número de periodistas asesinados desde hace varios años.

«Se trata de una tendencia preocupante que indica que la mayoría de los periodistas asesinados son ahora asesinados fuera de los escenarios de guerra por informar sobre corrupción, violaciones de los derechos humanos, delitos ambientales, tráficos ilícitos e infracciones de carácter político», destaca la UNESCO.

PUBLICIDAD

La muerte no es el único riesgo que enfrentan los periodistas, sino que «los ataques a la prensa pueden adoptar la forma de amenazas, secuestros, detenciones, encarcelamiento o acoso en línea», ha destacado la directora general de la UNESCO, e incide en que «las mujeres son el blanco principal».

Aunque el número de muertes de periodistas en 2019 fue el más bajo de la década, Azoulay advierte que los ataques «continúan a un ritmo alarmante», por lo que ha recordado a los estados que tienen la obligación de proteger a los periodistas.

PUBLICIDAD

Otra de las principales conclusiones de este informe es que sigue prevaleciendo la impunidad.

La directora general de la UNESCO hace hincapié en que en siete de cada ocho asesinatos, los autores quedan impunes, por lo que reivindica que «podemos y debemos hacer más».

Según indicaciones de los Estados Miembros de la ONU, el 13% de estos casos se han resuelto este año a través de un proceso judicial completo, una ligera mejora en comparación con el 12% de 2019 y el 11% de 2018.

PUBLICIDAD

En 2020 se ha registrado una ligera disminución de la tasa de impunidad, con un porcentaje del 13% de los casos registrados en todo el mundo como resueltos, en comparación con el 12% en 2019 y el 11% en 2018.

«Sólo investigando y persiguiendo los delitos contra los profesionales de los medios de comunicación podremos garantizar el acceso a la información y la libertad de expresión», subraya Azoulay.

AMÉRICA LATINA, LA REGIÓN ‘MÁS MORTAL’ DEL MUNDO PARA LOS PERIODISTAS

La UNESCO concluye que el mayor número de atentados mortales en 2018-2019 tuvo lugar en América Latina y el Caribe, donde se produjo casi un tercio (31%) de todos los asesinatos de periodistas en todo el mundo, seguida de la región de Asia y el Pacífico con el 30% de los asesinatos.

Hasta septiembre de 2020, cuando se cerró la elaboración del texto, se han contabilizado 39 asesinatos de periodistas, de los cuales 16 en la región de América Latina y el Caribe, once en la región de Asia y el Pacífico, siete en la región de los Estados Árabes y cinco en África.

México ha sido la nación que más asesinatos registró en 2019, con 12.

En 2018 y 2019, período en el que 156 profesionales de la comunicación fueron asesinados, por otra parte, los periodistas de televisión supusieron el 30% de los profesionales asesinados, con 47 muertes, seguidos por los de radio, con el 24%, y los de prensa escrita, con el 21%.

NACIONES UNIDAS DENUNCIA QUE TODA LA SOCIEDAD PAGA EL PRECIO DE LOS ATAQUES CONTRA PERIODISTAS 

Audrey Azoulay defiende la labor periodística de «sacar a la luz la verdad», y lamenta que «decir la verdad tiene un precio».

«Los  periodistas  son  esenciales  para  preservar  el  derecho fundamental a la libertad de expresión, que se enuncia en el artículo 19 de la  Declaración  Universal  de  Derechos  Humanos.  Cuando  los  periodistas  son  atacados con impunidad, se produce un fallo de los sistemas judicial y de seguridad para todos«, sentencia.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha señalado que cuando los periodistas son atacados, «las sociedades en su conjunto pagan un precio».

Indica que «si no protegemos a los periodistas, nuestra capacidad de mantenernos informados y tomar decisiones basadas en pruebas se ve gravemente obstaculizada».

Guterres también ha defendido su papel ante «la pandemia de desinformación y las noticias falsas que se han extendido en internet».

«Las noticias y los análisis basados en hechos dependen de la protección y la seguridad de los periodistas que realizan reportajes independientes, enraizados en el principio fundamental: ‘periodismo sin temor ni favoritismo'», indice Guterres.

Aboga por una «prensa libre que pueda desempeñar su papel esencial en la paz, la justicia, el desarrollo sostenible y los Derechos Humanos».

Reconociendo que las consecuencias de la impunidad son de gran alcance, especialmente en delitos contra periodistas, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó en 2013, en su 68º sesión, la Resolución A/RES/68/163. proclamando el 2 de noviembre como el “Día internacional para para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas” (IDEI por sus siglas en inglés).

Esta resolución urge a los Estados Miembros a implementar medidas definitivas para contrarrestar la actual cultura de impunidad. La fecha se eligió en conmemoración del asesinato de dos periodistas franceses en Mali, el 2 de noviembre de 2013.

El Día Internacional para poner fin a la Impunidad subraya la gravedad de estos ataques a la libertad de expresión, «ataques que constituyen una forma de censura tan brutal como ilegal», señala la UNESCO.

Los Estados Miembros examinarán el informe de la directora general de la UNESCO sobre la seguridad de los periodistas y el peligro de la impunidad en el Consejo Intergubernamental del Programa Internacional para el Desarrollo de la Comunicación (PIDC) de la UNESCO, previsto para los días 25 y 26 de noviembre de 2020.

La UNESCO también ha organizado en el marco de esta celebración junto al gobierno de los Países Bajos una conferencia mundial online sobre la libertad de prensa que tendrá lugar el 9 y 10 de diciembre.

La del 10 de diciembre se centrará en la necesidad de fortalecer el papel de la judicatura, en particular de los fiscales, en la investigación y el enjuiciamiento de los delitos y ataques contra los periodistas.

Ese es principal evento que conmemora el día internacional de este año. La sesión se titula «Fortalecimiento de las investigaciones y los enjuiciamientos para poner fin a la impunidad de los crímenes contra los periodistas», e incluirá la presentación de directrices para los fiscales sobre la investigación y el procesamiento de los crímenes y ataques contra los periodistas, elaboradas en colaboración con la Asociación Internacional de Fiscales.

La UNESCO y sus socios también han organizano otros actos en al menos 18 países con motivo del Día Internacional para poner fin a la impunidad. Según ha explicado, el objetivo es poner de relieve la obligación de llevar ante la justicia a quienes utilizan la violencia para silenciar a los medios de comunicación y, de ese modo, socavar la libertad de expresión, privando al público de información vital.

Además, ha difundido una campaña mundial en redes sociales que rinde homenaje al valiente compromiso de los periodistas para establecer la verdad y hace un llamamiento a las autoridades de todo el mundo para que garanticen la justicia en los casos de asesinato de periodistas.

La campaña tiene por objeto alentar a los ciudadanos a que ayuden a proteger a los periodistas y a que no permanezcan indiferentes a la impunidad de que gozan quienes atacan a la prensa.

Noticias relacionadas:

El 90% de los crímenes contra periodistas en el mundo queda impune

65 periodistas heridos en Cataluña mientras cubrían las protestas por la sentencia del ‘procés’