PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

In memoriam: Vicente Gimeno Sendra, mi maestro, mi amigo

El catedrático de derecho procesal y abogado, Nicolás González Cuéllar, hace una semblanza de su maestro, Vicente Gimeno Sendra, recientemente fallecido. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
| | Actualizado: 22/11/2020 16:33

Con profunda tristeza he recibido la noticia del fallecimiento de Vicente Gimeno Sendra. Hacía muy poco tiempo que se había jubilado, si bien había sido nombrado profesor emérito en la UNED, donde pretendía continuar con la actividad docente e investigadora, a la que se dedicó la mayor parte de su vida.

Una cruel enfermedad se lo ha impedido, al segar su vida a una edad prematura. También nos ha privado de la posibilidad de entregarle el Libro Homenaje que más de cien juristas hemos elaborado con ocasión de su setenta cumpleaños y cuya presentación estaba prevista para el mes de diciembre, con el título “Derecho Probatorio y otros estudios procesales. Vicente Gimeno Sendra Liber Amicorum».

Transcribiré aquí palabras que escribí para el prólogo de la obra:

«El profesor doctor don Vicente Gimeno Sendra es un magnífico procesalista, cuyas aptitudes han sobresalido en la academia, en el ejercicio de la abogacía y en la magistratura en el Tribunal Constitucional. Sus numerosas publicaciones jurídicas y sus ponencias y votos particulares en las sentencias que firmó son la mejor prueba de ello. Cuanta, además, con el cariño, aprecio y respeto de sus discípulos y sus colegas, así como con la gratitud de los alumnos que han tenido la suerte de recibir sus enseñanzas en las aulas. La semblanza de su obra jurídica ha sido realizada, desde la perspectiva de la prueba en el proceso, por el Director del Libro y al contenido de su trabajo nos remitimos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

«Ciertamente Vicente es una gran persona. Es mi maestro y mi amigo.

«Mi carrera académica se debe a que, recién terminada la licenciatura, le conocí en una cena en casa de mis padres cuando llevaba pocas semanas estudiando el temario de las oposiciones a notarias.

«Cuando le comenté que dudaba si podría cumplir las expectativas de mi preparador, porque dedicaba mucho tiempo a actualizar y profundizar los contenidos de cada tema y le trasladé mis inquietudes sobre el enfoque que se daba a determinadas disposiciones de derecho común y forales que colisionaban con el principio de igualdad ante la ley -había comenzado por el Derecho sucesorio-, me planteó la posibilidad de realizar la tesis doctoral, bajo su dirección.

«Acepté y así me integré en una escuela entonces formada por José María Asencio Mellado, quien ya había leído su tesis doctoral, por José Garberí Llobregat y por José María Martín de la Leona, que entonces trabajaban en las suyas. Los tres me acogieron en el grupo con cariño. De ello hace treinta y tres años».

PUBLICIDAD

En el libro incluí, junto con mi hermana Marisa, un trabajo con la siguiente dedicatoria:

«Hemos decidido dos hermanos dedicados a la docencia del Derecho en la Universidad en distintas disciplinas aportar un trabajo conjunto al Libro Homenaje a Vicente Gimeno Sendra porque, más allá de la diferente relación de cada uno de nosotros con él, queremos simbolizar con nuestro pensamiento entrelazado  en las letras que siguen la presencia en esta obra de nuestro padre Antonio, representado aquí por sus hijos en la expresión del reconocimiento y cariño más sincero a un excelente jurista y mejor persona, de quien se preciaba ser buen amigo».

Vivirá siempre Vicente en el amor de Cristina y de sus hijos Esther, Celia, Vicente y Jordi, de sus nietos, de sus discípulos y de sus colegas y amigos, en la ciencia jurídica y en el recuerdo de todos como uno de los más grandes juristas y de las mejores personas.

PUBLICIDAD

Descanse en Paz.

PUBLICIDAD