PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
In Memoriam de Nicolás Maurandi, un magistrado que tenía como bandera personal la lucha por la igualdad
Sobre estas líneas, el magistrado fallecido, Nicolás Maurandi, sobre el que su compañera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, hace un perfil. La foto fue tomada en 2013. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

In Memoriam de Nicolás Maurandi, un magistrado que tenía como bandera personal la lucha por la igualdad

|
08/3/2021 20:52
|
Actualizado: 09/3/2021 12:33
|

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer tras su institucionalización por Naciones Unidas, hemos recibido en el Tribunal Supremo la triste noticia del fallecimiento de nuestro compañero y amigo Nicolás Maurandi Guillén.

En años venideros tal significativa fecha puede ser una losa en el recuerdo de las muchas mujeres de su familia: su esposa, sus hijas, sus nietas, sus hermanas.

En broma afirmaba que, dado su entorno y su gran defensa de los derechos fundamentales, era “feministo” por naturaleza.

Por su calidad humana, por su profundo y genuino compromiso con los valores constitucionales era muy apreciado por sus compañeros y compañeras en el Tribunal Supremo y en los anteriores destinos que ocupó.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Su paso por la Magistratura de Trabajo de Barcelona fue muy relevante por su talante profesional y cercanía personal y allí dejó un gran recuerdo y muchos afectos entre los profesionales de la Abogacía.

La especialidad de magistrado de lo contencioso-administrativo le llevó a Murcia, antes de acceder en 1999 al Tribunal Supremo.

El aprecio profesional y personal que se ganó explica que, años más tarde, la Asamblea Legislativa de la Región le propusiera al Senado para magistrado del Tribunal Constitucional y que fuera elegido miembro de la Real Academia de Legislación y Jurisprudencia de Murcia.

Excelente jurista, se dedicó con tenacidad a la labor jurisdiccional de la Sala Tercera a la que se sentía orgulloso de pertenecer.

PUBLICIDAD

Ayudó a crear y consolidar conceptos fundamentales en el ámbito de la discrecionalidad técnica no sólo en el campo de la pura función pública sino también en el de los nombramientos por el Consejo General del Poder Judicial de magistrados del Tribunal Supremo.

Y también fue ponente en sentencias pioneras en la igualdad de mujeres y hombres, como la del Alarde de San Marcial de Irún y en medidas para la igualdad en la contratación administrativa.

Descansa en paz, querido amigo.

PUBLICIDAD

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
Lo último en Mundo Judicial
PUBLICIDAD