PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Poder Judicial Peruano abre una investigación a tres jueces que culparon a Bill Gates, Soros y Rockefeller de crear el COVID-19

Los jueces peruanos Luis Leguía, Tito Gallegos y Tony Changaray dieron rienda suelta a teorías de conspiración en una resolución judicial. Foto: Poder Judicial.
| | Actualizado: 13/01/2021 11:42

La presidenta del Poder Judicial de Perú, Elvia Barrios, ordenó abrir una investigación a tres jueces que, para justificar su retraso en una resolución, culparon a Bill Gates. Soros y Rockefeller de crear la pandemia del COVID-19.

Fue en un auto, de fecha de 21 de diciembre. El tribunal colegiado de la Sala de Apelaciones de Chincha y Pisco, en la Corte Superior de Justicia de Aca –a 400 km al sur de Lima– formado por los jueces Tito Gallegos, Luis Leguía y Tony Changaray, respondiendo a un recurso de apelación contra la extensión del plazo de prisión preventiva a un acusado de agresión sexual, los tres jueces tiraron de una de las teorías de la conspiración más en boga.

“El proceso penal quedó paralizado por el COVID-19 creado por las élites criminales que dominan el mundo (…). Nadie puede sostener que la pandemia tiene la calidad de ‘previsible’, salvo sus creadores del nuevo orden mundial como Bille Gates (sic), Soros, Rockefeller, etc. que lo manejaron y siguen direccionando con un secretismo a ultranza en sus corporaciones con proyecciones al 2030”, afirman en la resolución.

“Nos corresponde decir que es una decisión desacertada que lamentamos”, declaró la magistrada Elvia Barrios a perú21. 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Como consecuencia, la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (Odecma) de Ica, ya ha abiertouna investigación a los tres jueces para dilucidar responsabilidades.

No es la primera vez que los jueces de Ica están en boca de todos por sus fallos incomprensibles.

En noviembre pasado, tres jueces archivaron una denuncia por violación basándose en que la agraviada usó unas bragas rojas con encajes que denotaba estar dispuesta a tener relaciones sexuales.

Desde que comenzó la pandemia, las teorías conspirativas se han disparado, pero es la primera vez que desembocan en una resolución judicial como esta.

PUBLICIDAD