¿Dónde estudiar «Legaltech»?
Felipe Herrera es el autor de esta columna que explica, con todo lujo de detalles, dónde estudiar "Legaltech" en los lugares más punteros del mundo.

¿Dónde estudiar «Legaltech»?

|
12/3/2021 06:48
|
Actualizado: 12/3/2021 01:31
|

Hace un año escribía en este medio sobre el efecto del coronavirus en el sector Legaltech, destacando, entre otras cosas, cómo se había acelerado la transición digital y que en menos de cinco años la Cuarta Revolución Industrial sería una realidad.

Recientemente, leía otro post titulado “Los cuatro desafíos a los que tiene que hacer frente el abogado del siglo XXI”, y más allá de coincidir en que algunos de los principales retos para la abogacía son el «Big Data», la inteligencia artificial, «Blockchain» (materia de la que ya hablé en Confilegal) o «Legaltech», quiero resaltar que esta última materia en concreto, está siendo muy demanda por los profesionales del sector jurídico.

Así pues, es muy habitual recibir mensajes donde profesionales abiertamente te piden ayuda para escoger formación especializada en Legaltech (y transformación digital). Y es normal puesto que en este contexto de pandemia mundial el interés por parte de las empresas hacia la digitalización y tecnología hacen imprescindible la adquisición de nuevas competencias, habilidades y formación especializada.

Por ese motivo, en el día de hoy compartiré información, a mi juicio muy útil, para tomar la decisión correcta y escoger la enseñanza que más se ajuste a tus necesidades.

Antes de entrar en materia, os recuerdo que «Legaltech» como idea básica es el uso de tecnología para comercializar o prestar servicios legales.

Y, lo que con total seguridad no es «Legaltech» es el Derecho de Internet, de Nuevas Tecnologías, Digital o Informático, puesto que Legaltech no son las cuestiones jurídicas derivadas del uso de tecnología (para profundizar os recomiendo leer el post también publicado en este medio titulado “¿Qué es «LegalTech» y qué no lo es?”)

Dicho esto, como os decía se está convirtiendo en algo frecuente recibir y responder mensajes del tipo “donde puedo estudiar Legaltech” o “recomiéndame cursos especializados en Legaltech”. Incluso, he tenido el placer de recibir peticiones relativas a “dónde encontrar a determinado perfil”, “dónde y cómo formar a mis juniors en Legaltech” o “qué debo estudiar para entrar en el universo ‘Legaltech’”.

‘Por tanto, no solo hay mucha demanda de profesionales que quieren introducirse en la materia sino que también existe una búsqueda imperiosa por parte de los operadores del sector jurídico de perfiles que tengan conocimientos profundos sobre «Legaltech».

Cuestión que respalda lo que muchos afirman sobre que la Legaltech “no va tan sobrada en cuanto al número de nuevos profesionales y perfiles necesarios” para ayudar en esta nueva materia. Es decir, personas que puedan ocupar puestos de responsabilidad en áreas de innovación de firmas legales, en tareas de soporte, en nuevas startups, en la gestión de proyectos, en la implementación y estudio de tecnología o en la aplicación de los principios del Diseño Legal, entre otros.

A pesar de lo halagador que es recibir estas consultas, no es siempre fácil recomendar formación cuando hay un abanico, mucho más que interesante, de posibilidades donde se incluye o se habla de «Legaltech» actualmente en el mundo y en concreto en España.

Por todo ello, y con la finalidad de ofrecer opciones, que a mi juicio realmente valen la pena, he pensado que sería buena idea dedicar unas pequeñas líneas a modo resumen con las distintas alternativas que normalmente he dado cuando me pedían: “donde puedo estudiar Legaltech” o “recomiéndame cursos especializados en ‘Legaltech’.

Partiendo por el ámbito académico, es buen momento para mencionar el mapa universitario del «Legaltech», impulsado por el medio The Technolawgist. En él informan sobre distintas ofertas formativas de programas de especialización en Legaltech impartidas por universidades de todo el mundo. Por ejemplo:

1. ESTADOS UNIDOS

2. REINO UNIDO

3. ASIA 

4. AMÉRICA LATINA

5.- EUROPA

6. ESPAÑA

En este caso utilizaremos la recopilación de la consultora especializada en servicios «Legaltech» y de transformación digital Legaltechies que se va actualizando, aproximadamente cada 6 meses:

Además, resulta necesario mencionar del mapa universitario de The Technolawgist:

  • ESADE: Rambla de la Innovación (Fusion Point; Decision Lab; Fab Lab), Grado en Derecho & Track Derecho 4.0, Master IP/IT y curso on line Legal Tech (2019).
  • ICADE: Doble Grado en Análisis de Negocios & Business Analytics y Derecho y Centro de Innovación del Derecho (CID-ICADE).

Con todo, a quienes vayan a preguntarme “donde puedo estudiar Legaltech” o “recomiéndame cursos especializados en Legaltech”, sin lugar a dudas les recomendaré las formaciones mencionadas hasta el momento en España. Sin embargo quiero destacar los aspectos más negativos y que coinciden en la mayoría de ellas:

  • Muy poca agilidad a la hora de actualizar el material de acuerdo a las últimas tendencias y cambios. Las universidades tienen un funcionamiento interno lento y, normalmente, necesitan mucho tiempo para posteriormente ofrecer cursos completos sobre materias en las que deben ponerse al día, lo que implica que cuando llega el momento, normalmente estas tendencias y cambios ya no son tan novedosos.
  • Formación mixta con contenido sobre el universo Legaltech y también sobre Derecho Digital o cuestiones jurídicas. Esto puede resultar contraproducente puesto que Legaltech no es Derecho Digital y eso genera que muchos profesionales confundan ambas materias desde el minuto uno. El Derecho digital es el ámbito jurídico donde se engloban las normas que regulan todo lo relacionado con las tecnologías de la información y la comunicación. Por tanto, es esencial que se puedan ofrecer formaciones específicas sobre Legaltech, y no jurídicas.
  • Formación todavía muy presencial, a pesar de estar en plena pandemia. De hecho todavía son pocos los que apuestan por un formato remoto al 100%.
  • Precios altos justificados, supuestamente, por disponer de docentes de excelencia y que los cursos y formaciones versan sobre materias que aparentemente son muy novedosas (no tanto como hemos comentado)

En resumen, estamos hablando de formación basada en un modelo clásico con cursos sobre “Legaltech” (y Derecho digital) un par de veces al año, en unas fechas concretas, con un coste alto, normalmente presenciales y con contenido actualizado una vez cada doce meses. Por tanto, son buenas opciones pero si las comparamos con lo que podemos encontrar en ofertas formativas impartidas por entidades privadas como consultoras, igual ya no resultan tan atractivas.

Veamos a qué nos referimos con algunos ejemplos:

PRIMERO 

La vertical formativa de la consultora especializada en transformación digital Alterwork, que ofrece formación online para profesionales y despachos a través de cursos, talleres y webinars en varios formatos para que el profesional escoja la que mejor se adapte a los objetivos que persigue.

El precio de los cursos oscila entre 30 y 290 euros con 3 meses para completar la formación.

Ahora mismo, Alterwork dispone de varios cursos como por ejemplo, el curso innovación para abogados, el taller de design thinking para abogados, además de otros enfocados en habilidades procesales para abogados como el curso de técnicas de interrogatorio presencial y virtual o el curso para aprender a persuadir en los juicios virtuales.

Otros puntos destacables son:

a) formación a cualquier hora y en cualquier sitio; b) módulos de corta duración y c) prácticas interactivas online que se adaptan a tu ritmo.

SEGUNDO

El programa Legaltech transformación digital para el sector legal impulsado por Wenex (Adams formación) en colaboración con “El Instituto de Innovación Legal”. En este caso el programa se destina a abogados que desean mejorar y adquirir nuevas habilidades y conocimientos de liderazgo, gestión, innovación, transformación digital y «Legaltech».

Asimismo, busca identificar las herramientas tecnológicas adecuadas y utilizarlas para mejorar la gestión interna y las oportunidades de negocio. Es destacable que puede contratarse en su totalidad por 590 euros o cada bloque (curso individual) por 150 euros.

Otros puntos destacables son: a) cada curso tiene una duración de 20 horas (la duración total del programa es de 100 h), b) enfoque práctico del curso, c) flexibilidad, tú decides qué estudias y cuándo lo estudias, d) adaptabilidad, puedes elegir los cursos que te interesen y realizarlos en el orden que desees y e) certificación por cada curso realizado avalado por la consultora y Wenex by Adams.

TERCERO

Legaltechies Academy. A inicios de año la consultora especializada en servicios Legaltech y de transformación digital Legaltechies lanzó su propia academia sobre Legaltech y transformación digital en el sector legal, apostando por:

1) flexibilidad a la hora de consumir el contenido, desde el móvil al ordenador, 2) formación exclusivamente dedicada al universo Legaltech, no al Derecho Tecnológico, 3) agilidad a la hora de actualizar el material de acuerdo a la últimas tendencias, 4) acceso remoto al 100% y 5) un modelo a la carta donde el usuario pueda elegir lo que desea, desde un curso concreto a todo lo ofrecido bajo una suscripción (como Netflix)

Además, todo ello a precios competitivos, 39,90 euros cada uno de los cursos (lanzan uno a la semana), y ofreciendo un mínimo de 1-2 horas en vídeo de alta definición, acompañados de presentaciones, textos complementarios, foros de debate o ejercicios de autoevaluación, sesiones online en directo y exámenes.

Ahora mismo, Legaltechies Academy dispone de varios cursos como por ejemplo, el curso sobre el “concepto de Legaltech e historia de la innovación legal”, “El ecosistema Legaltech y sus nichos: del B2C al B2B”, “Los nuevos perfiles profesionales que demanda la Legaltech”, “Principales tendencias tecnológicas en Legaltech” o los cursos sobre “Cómo mejorar la gestión documental con tecnología” o Cómo mejorar la gestión del conocimiento con tecnología.

OTROS PUNTOS DESTACABLES

Son: a) todos los cursos generarán certificado y b) los cursos analizan en detalle el universo Legaltech, así como variantes que surgen o se cruzan con el mismo, desde Regtech a Govtech, pasando por Fintech o el novedoso Gendertech.

Llegados a este punto, ¿por qué recomiendo la formación privada en contra de la ofrecida por las distintas universidades públicas y/o escuelas de negocio? Principalmente por:

  • La flexibilidad horaria al poder estudiar cuando uno quiera y desde cualquier dispositivo, con un acceso remoto al 100%.
  • Formación personalizada y de verdad especializada en Legaltech, o lo que es lo mismo, a la carta, donde el usuario pueda elegir lo que desea, desde un curso concreto a todo lo ofrecido bajo una suscripción lo que pone fin a la era de un profesor de derecho y un mismo material a compartir entre todos.
  • Agilidad a la hora de actualizar el material de acuerdo a las últimas tendencias, algo que las facultades de derecho y escuelas de negocio no puede ofrecer de la misma forma. Un libro puede quedarse anticuado, una página web renueva constantemente sus contenidos.
  • Precios mucho más competitivos y sin sacrificar la calidad del material o su presentación.

CONCLUSIÓN

Cuando reciba mensajes del tipo “donde puedo estudiar Legaltech” o “recomiéndame cursos especializados en Legaltech”, sin lugar a dudas seguiré recomendando la gran mayoría de formaciones que menciono a lo largo del presente artículo. Ahora bien, si tengo que decantarme por, lo que a mi juicio, son las más adecuadas y que se ajustarán más a las necesidades de los profesionales del derecho, sin miedo a equivocarme, me decantaré por lo que ofrecen las entidades privadas como las consultoras citadas.

Por el simple hecho de que ofrecen formación más flexible, personalizada, ágil a la hora de actualizarse de acuerdo a las últimas tendencias, con precios mucho más competitivos y, lo más importante, de verdad especializada en «Legaltech».

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Política