PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Asociación de Fiscales reclama que se amplíe la plantilla con plazas de segunda categoría

Y la reconversión de plazas de tercera a la segundaLa presidenta de la AF, Cristina Dexeus, también destaca que la Fiscalía del Supremo está configurándose "con un perfil que no responde al de la Carrera, donde la mayoría de fiscales no está asociado", y señala que "se deberían tener en consideración los requisitos de mérito, capacidad, especialidad y antigüedad". Foto: Carlos Berbell
| | Actualizado: 17/03/2021 11:37

La Asociación de Fiscales (AF) reclama a la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, que en lugar de ascender a fiscales de segunda categoría a primera, con el «sobrecoste» que ello supone, «dedique sus esfuerzos a reclamar al Ministerio de Justicia la ampliación de la plantilla con plazas de segunda categoría, y la reconversión de plazas de tercera a segunda».

Así lo ha señalado a Confilegal la presidenta de la AF y decana de la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Barcelona, Cristina Dexeus.

También pide a Delgado que exija el Ministerio las mejoras retributivas que «se requieren tanto en el servicio de guardia, como respecto del complemento de población, y la supresión de la quinta categoría de población para que los fiscales de la tercera categoría cobren en función del complemento de la población al que van destinados».

Y pide que para ello se base en los múltiples estudios realizados por la AF, que se aportaron al Ministerio cuando Delgado era ministra, así como a Rafael Catalá.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

«No es comprensible que se esté incrementando la plantilla de la Fiscalía del Tribunal Supremo cuando hay una evidente carencia de fiscales en el resto de fiscalías; más aún teniendo en cuenta que se avecina la reforma del procedimiento penal que atribuirá al fiscal la investigación, lo que requerirá muchos más medios personales», manifiesta Dexeus.

Considera que en la Fiscalía del Tribunal Supremo «lo que se debería hacer es asignar a los fiscales adscritos sin plaza los puestos que se han ido entregando a los fiscales ascendidos a primera categoría».

«Ahora mismo están adscritos sin plaza Javier Zaragoza, Consuelo Madrigal, José Miguel de la Rosa, Manuel Moix, y Jaime Moreno. En lugar de ascender a cinco fiscales a primera categoría, lo que se debería haber hecho era aprovechar el caudal humano relevante que existe en esa Fiscalía y que no tiene adscripción a una plaza concreta», explica Dexeus.

Apunta «el caso de la Fiscalía de Sala del Supremo de la sección de Menores, donde afirma que «en lugar de nombrarse a alguien tan valioso por su especialidad específica en la materia como es José Miguel de la Rosa, que no tiene plaza concreta adscrita, y que ya es fiscal de Sala, la fiscal general del Estado sha ascendido a primera categoría a un fiscal que no es especialista en esa materia».

PUBLICIDAD

La Asociación de Fiscales reitera que se haga un estudio de las cargas laborales que soportan los fiscales, teniendo también en cuenta en él la previsión de la atribución al fiscal de la investigación penal.

Además, afirma que «es preciso reajustar las categorías existentes en la Carrera Fiscal, y que los fiscales de tercera categoría asciendan a segunda».

«Eso requiere un estudio serio de la ampliación de la plantilla, su distribución territorial, el reequilibrio de las categorías y el estudio de la carrera profesional, así como un sistema más equitativo de reparto de la productividad», manifiesta la presidenta de la AF.

PUBLICIDAD

Por último, destaca que «la Fiscalía del Supremo está configurándose con un perfil que no responde al de la Carrera, donde la mayoría de fiscales no está asociado».

Además, señala que «la mayoría de los fiscales asociados lo están a la AF, que es la mayoritaria, con 550 asociados, más del doble que la Unión Progresista de Fiscales» y que «sin embargo, en la actualidad, los fiscales de Sala del Supremo son mayoritariamente de la UPF, mientras que desde hace tiempo no hay más que 7 fiscales de Sala de la AF de los 31 que actualmente son».

PUBLICIDAD

«Con ello, no estamos diciendo que todos los fiscales de Sala deberían de ser de la AF, sino que se deberían tener en consideración los requisitos de mérito, capacidad, especialidad y antigüedad, de modo que fueran los más preparados los que ascendieran a la primera categoría, y ello supondría seguramente que la composición de los fiscales de Sala se aproximase al perfil de la Carrera», concluye.