PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Juana Rivas ingresa en un centro de inserción social de Granada para cumplir su condena

Dos años y medio de cárcel por un delito de sustracción de menores, la de sus dos hijosEn julio de 2017, instada por una juez a entregar a sus dos hijos al padre para que volviera con ellos a Italia, Rivas desapareció un mes con ellos y no volvió hasta casi un mes después; el pasado 23 de abril el Tribunal Supremo confirmó su condena, pero rebajó la pena de cinco a dos años y medio por ser un único delito. Foto: Álex Cámara/EP
| | Actualizado: 11/06/2021 12:05

Juana Rivas, la madre condenada a dos años y seis meses de cárcel por la sustracción de sus dos hijos menores en el verano de 2017, ha ingresado esta mañana en el centro de inserción social Matilde Cantos de la capital granadina para cumplir la orden de ingreso en prisión.

A finales de mayo, el magistrado Manuel Piñar Díaz, titular del Juzgado de lo Penal 1 de Granada que juzgó en primera instancia a Juana Rivas, negó la suspensión de la pena de dos años y medio de cárcel a la que ha sido condenada por un delito de sustracción de menores.

El magistrado explicó que siendo la pena impuesta superior a los dos años, no procede la suspensión.

En un comunicado difundido esta mañana, Rivas ha reconocido que «son momentos muy difíciles», y que considera la decisión «muy injusta».

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

«Por supuesto, utilizaremos todas las vías legales para que esta situación dure el menor tiempo posible, especialmente la estimación de nuestro recurso» contra el auto de 27 de mayo de 2021 en que el Juzgado de lo Penal número 1 de Granada acordaba el arresto y entrada en prisión de Rivas, así como «para la clasificación en tercer grado penitenciario y la concesión del indulto total», ha indicado el despacho de abogados Aránguez, que la representa, en otro comunicado.

El juez Piñar condenó en julio de 2018 a Juana Rivas a cinco años de cárcel y a seis sin sus hijos como autora de dos delitos de sustracción de menores, dos años y medio por cada uno de los delitos.

Rivas recurrió la sentencia ante la Audiencia Provincial de Granada, que en marzo de 2019 ratificó la pena, si bien discrepó en la cuantía de la indemnización a su exmarido. Piñar la había fijado en 30.000 euros y la Audiencia la redujo a 12.000 euros.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Granada y la Audiencia Provincial de Granada apreciaron que Rivas había cometido dos delitos de sustracción de menores, uno por cada niño.

PUBLICIDAD

Juana Rivas recurrió la sentencia de la Audiencia ante el Tribunal Supremo, que el pasado mes de abril la confirmó, pero redujo la pena de cinco años de prisión a dos años y medio al considerar que, aunque fueron dos los menores sustraídos, cometió un único delito y no dos.

La sentencia es la número 339/2021, de 23 de abril.

La Sala de lo Penal del Supremo estimó parcialmente su recurso, al acoger el motivo en que plantea que su conducta integra un delito de sustracción de menores del artículo 225 bis, que protege los derechos del padre y no de cada uno de los menores. Este motivo también fue apoyado por el Ministerio Fiscal.

PUBLICIDAD

La resolución incluye el voto particular de los magistrados Leopoldo Puente Segura y Javier Hernández García, al que se adhiere el magistrado Andrés Martínez Arrieta, favorables a confirmar la sentencia de la Audiencia al considerar que se trata de dos delitos y no de uno.

LOS HECHOS

Según los hechos probados, en mayo de 2016 Juana Rivas viajó a España con sus dos hijos y no regresó a Carloforte (Italia), donde llevaba conviviendo tres años con su entonces pareja, el italiano Francesco Arcuri.

PUBLICIDAD

El 2 de agosto le comunicó que no iba a regresar a Italia y escolarizó a los niños en un colegio de Maracena (Granada). El progenitor, que tenía la guarda y custodia provisional de los dos menores, denunció los hechos y un juzgado de Primera Instancia de Granada acordó la inmediata restitución de los menores a Italia como Estado de residencia habitual de los dos niños.

Tras varios requerimientos para que devolviera a sus hijos, el 26 de julio de 2017 Juana Rivas se ocultó con ellos, y su expareja denunció la desaparición.

Rivas entregó a los dos niños un mes después, el 28 de agosto de 2017, en la Comandancia de la Guardia Civil de Granada.

PUBLICIDAD

La ministra de Igualdad, Irene Montero, defendió el 27 de mayo la necesidad de una «justicia feminista» para Juana Rivas, y dijo que están «a tiempo» de conseguirlo, que trabajarán «para que así sea».

«Necesitamos justicia feminista para Juana Rivas y estamos a tiempo. Trabajaremos para que así sea», expresó Montero en un mensaje en Twitter, en el que ha asegurado que «las mujeres que defienden sus derechos y los de sus hijos e hijas frente a la violencia machista necesitan saber que estamos con ellas».

El Ministerio de Justicia ya ha comenzado a tramitar su indulto.