Firmas

Papa Francisco: Mucho ego y demasiada frivolidad

Papa Francisco: Mucho ego y demasiada frivolidad
El columnista, el profesor Felicísimo Valbuena, considera que el Papa Francisco peca de frivolidad por sus declaraciones sobre la evangelización de Iberoamérica.
07/10/2021 06:47
|
Actualizado: 07/10/2021 06:47
|

Un breve escrito del Papa Francisco ha levantado una polvareda. Ahora bien, las noticias periodísticas se van sucediendo unas a otras y estas declaraciones irán perdiendo actualidad.

Lo importante es que han confirmado que el Papa Francisco (Jorge Bergoglio) tiene ocurrencias, pero no posee un armazón conceptual sólido.

Y cuando un personaje es repetidamente frívolo (iterum iterumque, una y otra vez), acaba siendo como la sal que pierde el sabor.

papa Francisco

En opinión del profesor Valbuena, las palabras del Papa sobre la labor evangelizadora de España y de la Iglesia en Hispanoamérica han sido un error.

En todo acontecimiento hay dos efectos: un “efecto de primacía”, es decir, la primera impresión que un hecho desencadena; y un “efecto de recencia”, la última impresión que deja.

Si nos atenemos a la noticia sobre lo que ha dicho el Papa hace unos días, lo primero con lo que el público se ha quedado es que el Papa había pedido perdón por la labor de España en Hispanoamérica. Entonces, el secretario general de la Conferencia Episcopal española, Luis Javier Argüello García, dijo que había que leer las palabras exactas del Papa.

Aquí están las 85 palabras:

“Para fortalecer las raíces, es preciso hacer una relectura del pasado, teniendo en cuenta tanto las luces como las sombras que han forjado la historia del país. Esa mirada retrospectiva incluye necesariamente un proceso de purificación de la memoria, es  decir, reconocer los errores cometidos  en el pasado, que han sido muy dolorosos.

«Por eso, en diversas ocasiones, tanto mis antecesores como yo mismo, hemos pedido  perdón por los pecados personales y sociales, por todas  las  acciones u omisiones  que  no  contribuyeron a la Evangelización».

Argüello pensaba que, al leer las palabras del Papa, el asunto se iba a arreglar.

Pues las ha puesto peores.

¿Cuál ha sido el efecto más reciente que ha causado Jorge Bergoglio, es decir, Francisco? Que nos ha hecho recordar la célebre frase del filósofo griego Heráclito: “No nos podemos bañar dos veces en el mismo río”, porque, aunque aparentemente el río es el mismo, sus elementos, su cauce, el agua que corre por él, han cambiado.

No nos podemos bañar dos veces en la palabra de Jorge Bergoglio.

Vamos a ver por qué.

En la entrevista que ofreció a Jordi Évole en 2019, Bergoglio dijo algo muy diferente de lo que acaba de afirmar: “No podemos emplear la hermenéutica (técnica o método para interpretar) actual para juzgar la conquista de América”.

BERGOGLIO, COMO GROUCHO MARX

La frivolidad de Bergoglio hace recordar lo que decía Groucho Marx: “Estos son mis principios; si no le gustan, le ofrezco otros”.

Además de eso, el fragmento que he reproducido es de una cursilería enteramente risible:

1. Fortalecer las raíces. ¿De quién? ¿De España? ¿De México? Sólo le ha faltado hablar de “señas de identidad”.

2. Suelta el topicazo de las luces y las sombras. Pero sólo habla de las sombras. Omite las luces. Tampoco concreta las sombras, porque seguramente algunos autores arrojarían luz sobre ellas; es decir, dejarían de ser sombras.

3. ¿Y qué tal lo de “purificación de la memoria”? La memoria es individual y episódica, y no es Historia. Y la Historia no es cosa de la memoria sino, si quisiéramos ajustarnos a la clasificación de Francis Bacon, es cosa del entendimiento y de la razón.

He leído con mucha atención “Las raíces argentinas del Papa Francisco”, de Armando Rubén Puente, y me he reafirmado en la posición que ya tenía: La Filosofía no es el fuerte de Bergoglio.

Le tocaron vivir unos años muy angustiosos en la política argentina. No reflexionó porque quería ayudar a quienes estaban en peligro.

Y eso, que está muy bien, al final se paga muy duro. Porque de la agitación constante, del pensamiento interrumpido, no salen pensadores potentes.

Hace falta no ser tan probo pero sí tener la inteligencia política de Talleyrand.

Llegó al Congreso de Viena en 1815 y todas las potencias europeas estaban dispuestas a repartirse Francia. Talleyrand les convenció a todos para que dejasen incólume a su patria.

Y lo consiguió. La Iglesia Católica está necesitado de alguien que sepa ver la realidad como Talleyrand.

EL PRESIDENTE DE MÉXICO, DOMINADO POR SU SEGUNDA MUJER

¿Qué predecesores suyos han pedido perdón por decir lo mismo que Bergoglio escribe y cuándo lo han hecho?

Que lo diga, por favor.

Yo he visto al citado Argüello ofrecer ruedas de prensa y me recuerda a los toreros después de dar el pase de pecho y mirar al tendido. Incluso, también, al torero cuando ofrece la faena, haciendo recordar la frase de Jardiel Poncela: “España y yo somos así, señor/a”.

Pues que con la misma finura intelectual con que combate al aborto, Argüello se dirija a Bergoglio y que éste le concrete cuándo han pedido esos Papas perdón y cómo.

A ver si Argüello corta esa oreja y da la vuelta al ruedo.

Barrunto que el fragmento de las 85 palabras ha sido escrito por algún o algunos asesores cuya única coraza es su ignorancia. Pero Bergoglio es dueño de sus palabras y, aunque su ego no le va a dejar responder, que no se crea que todos sus lectores nos vamos a quedar callados.

El contexto del escrito del Papa: El Presidente de México, dominado por su segunda mujer.

Nos encontramos con que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, enviudó en 2003 y volvió a casarse en 2006 con Beatriz Gutiérrez Müller.

Al parecer, ella sí es una persona que mantiene una posición de Leyenda Negra sobre la Historia de España en América. Y como su marido es el Presidente de México, le ha convencido para que no sólo defienda un relato negrolegendario sino que exija una rectificación a la Iglesia Católica y a España.

Beatriz Gutiérrez Müller es la segunda esposa del presidente mexicano, López Obrador, quien le ha introducido en la versión indigenista alternativa de la historia. Foto: Wikipedia.

LÓPEZ OBRADOR NO ADMITE SUS DERROTAS

Obrador tiene una larga historia de presiones en México y de no admitir sus derrotas. Podría haber sido Presidente de México en 2006 si se hubiera presentado al primer debate. No lo hizo, por su orgullo, y perdió las elecciones.

Pero la fama de follonero de Obrador le precede y le sigue. Tuvieron que pasar 12 años para que llegase a Presidente.

Por fin, lo fue en 2018 y desde entonces, predomina en él su interés por ajustar las cuentas a los cinco expresidentes que le han precedido.

Llamó a consulta a 93 millones de mexicanos para, como resultado deseado, hacer pasar como delincuentes a sus predecesores. Sólo votaron el 7%, la más participación más baja de toda la historia política de México.

Pues bien, este personaje ha hecho doblar las manos a Bergoglio. De hecho, ha agradecido sus palabras al Papa.

Todavía su mujer (y él, claro está) quieren que el Presidente del Gobierno de España se incline ante ellos y ceda, como ha hecho Bergoglio.

Este ceder del Papa actual está a años luz de dos predecesores suyos: Pío XI y el Cardenal Giuseppe Roncalli, que llegaría a ser Papa (Juan XXIII). El primero escribió su célebre Encíclica “Con viva preocupación”, contra Hitler, en 1937.

En cuanto al segundo: cuando De Gaulle llegó a Presidente de Francia en 1944, llamó al nuncio Roncalli para presentarle una lista de obispos que debían cesar porque habían colaborado con el régimen del General Pètain, aliado de Alemania durante la ocupación.

¡Cómo razonaría Roncalli que el General dejó sin efecto su exigencia!

De Gaulle volvió a ser Presidente en 1958, porque los franceses acudieron a él como salvador.

En una de las elecciones, le preguntaron al filósofo Jean-Paul Sartre a quién iba a votar. Él respondió: “Si se presentara Dios contra De Gaulle, yo votaría a Dios”. “¿Puede decirnos por qué?”. “Porque Dios es más modesto que De Gaulle”.

Es decir, Roncalli sabía emplear muy bien su cabeza y convencer. Cuando convocó el Concilio Vaticano II, era porque estaba acostumbrado a las grandes perspectivas. Una pena que no tuviera más salud para ver el discurrir del Concilio.

Hubiera dado mucha más importancia a la oratoria, el talón de Aquiles de tantos clérigos.

EL YO, YO, YO INTERMINABLE DE ESTE PAPA Y SU RECHAZO AL CELIBATO OPCIONAL Y DE LAS DIACONISAS

Si Juan XXIII viviera hoy, es muy probable que hubiera autorizado el celibato opcional para los sacerdotes y que los sacerdotes casados pudieran celebrar misa. Para él, serían dos pasos más de la puesta al día de la Iglesia.

“No estoy de acuerdo con permitir el celibato opcional”, declaró Francisco a los periodistas en el avión durante el vuelo de regreso de Panamá a Roma. Me viene a la mente una frase de San Pablo VI: ‘Prefiero dar la vida antes que cambiar la ley del celibato’.

¿Hay alguna razón de peso en lo que dicen Pablo VI y el Papa Francisco? No. Es un argumento de autoridad, que no tiene valor en Filosofía.

“El celibato opcional antes del diaconado, no. Cuestión mía, personal. Yo no lo haré. Esto queda claro. Soy cerrado, quizás. No me siento para ponerme frente a Dios con esta decisión”, destacó el Papa.

El Papa se declaró contrario al celibato opcional durante un viaje en avión, en conversación con periodistas.

Esta afirmación es ética, individual, no moral. La moral rige la conducta de los grupos y puede estar en contradicción con la ética. Y no digamos con la política. El celibato opcional rompería la monstruosa mentira de que los sacerdotes célibes, por el hecho de serlo, serían candidatos a la pederastia.

Lo mismo le pasa a Francisco con el asunto de las diaconisas. Una Comisión está tratando este asunto ¡desde 2015!. Esto quiere decir que Francisco no es capaz de llegar a la verdad-consenso, que se da entre los individuos, grupos y naciones, como la Declaración de la ONU sobre los Derechos Humanos.

UN PAPA QUE DA EL PEGO

Este Papa da el pego. Puede que muchos piensen que es un innovador. En realidad, es un inmovilista de tomo y lomo.

Aunque él proclama que quiere a España, sus hechos desmienten sus palabras.

A pesar de haber recibido de España la lengua, la fe, la cultura, la Compañía de Jesús, a la que pertenece, y de haber pasado seis meses en Alcalá de Henares realizando su “tercera probación”, con la que ya se le podía considerar plenamente jesuita, parece desconocer la realidad de España.

Cuando le conviene, claro que la conoce muy bien. ¿A quién acudía él, siendo Cardenal de Buenos Aires, para financiar sus proyectos? A César Alierta, Presidente de Telefónica.

«Viajaré a España cuando haya paz» (en conversación con los periodistas en el avión de ida hacia Marruecos, en su viaje oficial a finales de marzo de 2019).

Este mensaje reitera lo que dijo en Febrero de 2019 en su viaje a Abu Dabi: Para visitar España «los españoles primero se tenían que poner de acuerdo». Incluso, dijo que frecuentemente «habla de manera críptica».

¿De manera críptica? Más bien, lo que él hace es meterse en la política interior y exterior de España. Y no contribuye al buen orden de la convivencia de los españoles. Con sus frivolidades, se ha convertido en un factor de división en España.

Él no ha dado importancia a que el obispo separatista de Solsona, Xavier Novell, y otro que ha nombrado él, Joan Planellas, arzobispo de Tarragona, hayan repetido, en distintas épocas, la misma ceremonia que ordenó el célebre cardenal Theodor Innitzer, primado de Austria: hacer tañer las campanas de las iglesias para ensalzar un acto político.

Bergoglio no ha dado importancia a que el arzobispo separatista de Tarragona, Joan Planellas, sobre estas líneas, ordenara tañer las campanas para realzar un acto político.

Bergoglio no ha dado importancia a que el arzobispo separatista de Tarragona, Joan Planellas, sobre estas líneas, ordenara tañer las campanas para realzar un acto político.

A Innitzer, se lo exigía el ministro plenipotenciario de Hitler en Austria, Arthur Seyss-Inquart, con motivo de la visita de Hitler y la anexión a Alemania. Jordi Sánchez, presidente de Asamblea Nacional Catalana, manda a esos dos clérigos que repiquen las campanas y claro que lo hacen. Encantados. A una determinada hora y un determinado minuto para celebrar un acto separatista.

La diferencia entre Pío XI y Francisco es que aquél logró que todos los obispos austríacos firmasen una carta de retractación. Por el contrario, Francisco nombra arzobispo a Planellas cuatro años después de su repique de campañas.

¡Qué gran ojo tienen en el Vaticano para nombrar a algunos obispos y arzobispos! Pero ¡qué águilas son! Y luego dice Francisco que los españoles nos hemos de poner de acuerdo. Desde luego, Bergoglio no facilita las cosas.

Todo lo contrario.

Este Papa haría muy bien si estudiase más Historia. Sobre la labor de España y de la Iglesia española en Hispanoamérica, Francisco muestra toda la blancura de la ignorancia sin la menor mácula de conocimiento.

No encuentro razones para ofrecerle una serie de libros y que aprenda Historia. Que se los busquen sus amanuenses, esos que quizá le han preparado las 85 palabras de farfollas. Como dicen en muchos pueblos españoles: “¡Qué risión (de asesores)!”. Simplemente, por cortesía, sólo le indico las obras de su compatriota Marcelo Gullo Omodeo.

Que Francisco esté tranquilo. Aunque no visite España, ésta seguirá existiendo. Incluso, después de haber muerto y cuando le hagan santo, como a sus predecesores. Pero antes de subir a los altares, que por favor pida perdón, como argentino, por el comportamiento de algunos de sus compatriotas, durante el siglo XIX.

Por ejemplo, el exterminio de las mujeres indígenas. Después de la independencia, prácticamente acabaron con esas fuentes de la vida, que los españoles sí habían respetado durante siglos.

¿Cuántos indígenas quedan en Argentina? Y también, por la Guerra de exterminio contra Paraguay. Lo que él o sus risibles asesores, llaman “sombras”.

Otras Columnas por Felicísimo Valbuena:
Últimas Firmas
  • Opinión | Ventajas de un Comité de Cumplimiento Normativo frente a un «Compliance Officer» individual
    Opinión | Ventajas de un Comité de Cumplimiento Normativo frente a un «Compliance Officer» individual
  • Opinión | Posibles excesos en favor del Ejecutivo en el proyecto de ley de función pública 
    Opinión | Posibles excesos en favor del Ejecutivo en el proyecto de ley de función pública 
  • Opinión | El derecho a no declarar: a propósito del caso Begoña Gómez
    Opinión | El derecho a no declarar: a propósito del caso Begoña Gómez
  • Opinión | El TEAC contradice a la  Dirección General de Tributos respecto a la ventaja fiscal
    Opinión | El TEAC contradice a la Dirección General de Tributos respecto a la ventaja fiscal
    ,
  • Opinión | Duras e injuriosas críticas contra la Sociedad Española de Psiquiatría avaladas por la libertad de expresión
    Opinión | Duras e injuriosas críticas contra la Sociedad Española de Psiquiatría avaladas por la libertad de expresión