PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Reconocen como indefinido no fijo a un profesor universitario cesado tras encadenar contratos durante 26 años

La sentencia del TSXG ya es firme tras la inadmisión por parte del Tribunal Supremo del recurso de casaciónaula de universidadEl TSXG le reconoció como indefinido no fijo y la indemnización de 20 días por año trabajado que marca el propio Supremo.
|

La carrera académica de los docentes en las Universidades es una sucesión de contratos temporales sin final. Se entra como profesor colaborador, luego se pasa a ser profesor asociado, de ahí a profesor ayudante doctor, profesor contratado doctor hasta lograr la plaza definitiva.

Cuando se es contratado doctor hay que sacar la plaza en un periodo de tiempo razonable y debe cubrirse. “Lo que sucedió en este caso es que mi representado encadenó diferentes contratos en 26 años, siempre de carácter temporal”, explica Fabián Valero, socio director de Zeres Abogados, abogado experto en este tipo de reclamaciones

Valero, letrado del docente despedido por cobertura de su plaza, explica que “se sacó a concurso la plaza, la ganó otra persona, perdió la plaza y fue cesado del puesto sin indemnización”.

En esta coyuntura, la Sala de lo Social del Tribunal Supremo -en un auto de 21 de septiembre con ponencia de Juan Molins– ha inadmitido los recursos planteados por el propio Valero y la Universidad de Vigo, entidad demandada, al apreciar falta de contenido casacional.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Con esta decisión, adquiere firmeza la sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia que avaló la procedencia del despido de ese profesor universitario interino, por cobertura de la plaza, y que le reconoció como indefinido no fijo y la indemnización de 20 días por año trabajado que marca el propio Supremo.

En dicho auto se indica que “esta Sala IV, contenida en las sentencias de 15 de mayo de 2020 (R. 2745/2018), que a su vez se remite a la del Pleno de 28 de marzo de 2017 (R. 1664/2015), entre otras, y en las que se declara que en supuestos de extinciones de trabajadores indefinidos no fijos de la Administración, éstos tendrán derecho a percibir una indemnización de cuantía de veinte días de salario por año trabajado”.

Valero recuerda que recurrió en primera instancia este despido reclamando que era indefinido no fijo y la improcedencia del mismo.

El juzgado de lo social 1 de Vigo en el fallo 169/2020, 29 de mayo, desestimó las pretensiones del docente señalando que todo se había hecho de acuerdo al procedimiento habitual a nivel docente para la cobertura de esas plazas. No había fraude de ley desde su punto de vista.

PUBLICIDAD

Con posterioridad, el afectado interpuso recurso de suplicación ante el TSJ Galicia y en el fallo 2572/2020 ,de 30 de octubre, los magistrados estimaron en parte dicha demanda. Reconocieron que hay un fraude, con independencia que el sistema sea el que es. “Se cuestiona la viabilidad del sistema de provisión de plazas existente”, aclara Valero.

En dicho fallo se declaró la procedencia de la extinción de la relación laboral indefinida no fija de la parte actora, con derecho al abono de una indemnización de 44.923,15 euros y condenando a la demandada al abono de tal importe.

En la demanda interpuesta por su defensa se solicitaba la declaración de improcedencia del despido, por haber existido fraude en la contratación temporal y que se condenase a la Universidad de Vigo a optar, o bien por la readmisión del actor en calidad de personal indefinido no fijo como profesor contratado doctor a tiempo completo.

PUBLICIDAD

En este sentido, se pedía el abono de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido a razón de 124,79 euros diarios o bien, por el abono de una indemnización en la cantidad de 103.416,83 euros. Subsidiariamente, se interesaba que se indemnizase al actor por el cese como indefinido no fijo con la cantidad de 44.923,15 euros.

Se constata el fraude de ley

En la sentencia del TSJ se constata que hay el cese de un trabajador con un contrato de interinidad por vacante en fraude de ley, dada la concatenación inusualmente larga de contrataciones temporales durante unos veintiséis años.

PUBLICIDAD

Recuerda que el artículo 15.3 Estatuto de los Trabajadores establece que “se presumirán por tiempo indefinido los contratos temporales celebrados en fraude de ley”, que ha de interpretarse a la luz de la cláusula 5ª de la Directiva 1999/70/CE del Consejo de 28 de junio de 1999 relativa al Acuerdo marco de la CES, la UNICE y el CEEP sobre el trabajo de duración determinada.

Tal cláusula 5ª del Acuerdo Marco citado pretende, como su tenor literal establece y de acuerdo con la cláusula 1ª, la prevención del abuso en la contratación temporal mediante sucesivas contrataciones de tal clase.

En la sentencia se indica que tratándose de un trabajador indefinido no fijo a la vista de lo expuesto, el cese se produjo por la cobertura de la plaza tras un concurso público al que concurrió el actor, si bien finalmente la plaza fue adjudicada a otra persona.

PUBLICIDAD

Siendo esto así, el tribunal indicó que el cese es procedente, pues las relaciones indefinidas no fijas finalizan por la cobertura de la plaza por el procedimiento reglamentario, pero la consecuencia ha de ser la prevista en la jurisprudencia a tal efecto, esto es, la indemnización prevista para la extinción por causas objetivas que supone 20 días por año trabajado.

Valero explica que el sistema que hay de selección y provisión de plazas en las universidades, “pese a que cada Comunidad Autónoma lo gestiona de forma propia es muy similar. Es un sistema de carrera profesional que debería modificarse”.

Hay que recordar que la figura del indefinido no fijo ha tenido un nuevo espaldarazo tras la ultima sentencia del TJUE de 3 de junio, lo que hizo que la Sala de lo Social del Supremo modificara su doctrina e impulsada esta figura que estaba fuera de circulación.

Con ese fallo, el Tribunal Supremo vuelve a la doctrina del 2014, todo nombramiento de interino o contratación que dure más de tres años se entiende que es abusivo y de ahí que se aplique el indefinido no fijo en cuanto a lo concerniente a la duración del contrato de interinidad por vacante en el sector público.

Docentes y proyecto de ley

Para Valero, “es evidente que los docentes que sean cesados tienen la posibilidad de recurrir si estuvieron en fraude de ley. Y los que lleven años encadenando contratos deberían denunciar su status si están en esa situacion fraudulenta. Es una forma de protegerse ante posteriores ceses”.

Desde su punto de vista, educación y sanidad son los grandes generadores de fraude, a través de trabajadores temporales a los que se les mantiene en una situación de precariedad importante, encadenando contratos temporales

“No parece que sea algo lógico que el Real Decreto-Ley 14/2021 ahora vigente en muchas actividades para el mundo docente y sanitario se haya establecido a través de una disposición un año de demora para que este colectivo se adapte a este nuevo entorno normativo”.

Fabián Valero es socio director de Zeres Abogados.

Para este experto, “es importante que cualquier profesional del sector público se informe de la situación en la que se encuentra. No podemos olvidar que cuando acabe por aprobarse el nuevo proyecto de ley tendremos un nuevo marco normativo con una nueva regulación de los interinos, especialmente de aquellos que no se haya convocado su plaza”.

Sobre la aprobación del futuro proyecto de ley, Valero se muestra bastante escéptico respecto a sus consecuencias, “habrá que ver si se aprueba y en qué condiciones se hace”.

Valero resalta que “no podemos olvidar que hay 17 Comunidades Autónomas en nuestro país, y que algunas como País Vasco, Cataluña, Valencia o Galicia han mostrado su interés en gestionar este proceso de forma propia siguiendo los criterios que establezcan al final”.

Desde su punto de vista, “habrá que ver en la práctica si realmente realizan los procesos selectivos de estabilización conforme a lo que se indique el proyecto de ley que ahora se está tramitando”.

Para este experto en derecho laboral, es previsible que “no exista la uniformidad de gestión de la temporalidad que en su día señaló el ministro Iceta en una de sus comparecencias en el Senado. Va a ver mucha gente que se quede atrás, si nadie lo remedia. Solo les va a quedar la salida de reclamar ante la justicia para reubicarse de nuevo en el sistema”.