El Rey pide a los nuevos jueces defender la ‘legitimidad constitucional y moral’ del Poder Judicial
"Con vuestra labor reforzaréis la convivencia pacífica de la sociedad", ha destacado el Rey, durante su intervención en la entrega de despachos a la LXX promoción de la Carrera Judicial. Foto: Casa Real

El Rey pide a los nuevos jueces defender la ‘legitimidad constitucional y moral’ del Poder Judicial

Les llama a fortalecer con su labor una institución "en la que los ciudadanos pueden confiar"
|
29/11/2021 15:12
|
Actualizado: 29/11/2021 15:18
|

El Rey Felipe VI ha pedido hoy a los nuevos jueces defender la «legitimidad constitucional y moral» del Poder Judicial, que ha reivindicado como la garantía de la concordia en una sociedad democrática, moderna y avanzada como es la española.

«Ahora que ya formáis parte una institución primordial del Estado Social y Democrático de Derecho, os corresponde aportar a la institución lo mejor de vosotros mismos para seguir afianzando esa legitimidad constitucional y moral que le corresponde», ha subrayado durante su intervención en el acto de entrega de despachos a los nuevos integrantes de la septuagésima promoción de la Escuela Judicial, formada por 188 integrantes, de los que 134 son mujeres y 54 hombres, y que ha presidido.

El acto se ha celebrado en el Auditorio de Barcelona y el Rey ha estado acompañado en el acto el presidente del Tribunal Supremo (TS) y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes; el director de la Escuela Judicial, Jorge Jiménez; el presidente del Tribunal Constitucional (TC), Pedro Gónzalez-Trevijano; la ministra de Justicia, Pilar Llop; la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera; y por la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, entre otras autoridades del ámbito judicial y presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia.

La ministra de Justicia, Pilar Llop, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicia, Carlos Lesmes, el Rey Felipe VI y el presidente del Tribunal Constitucional, Pedro Gónzalez-Trevijano. Foto: Casa Real

No ha acudido ningún representante del Gobierno catalán.

Felipe VI ha señalado en su intervención que «una sociedad moderna y avanzada como la nuestra, una sociedad plenamente democrática como es la sociedad española, solo puede desarrollarse en paz y concordia si cuenta con un mecanismo independiente y neutral para la resolución de los conflictos».

Ha indicado que «las instituciones de toda sociedad son esenciales para hacer realidad la idea de Estado», y que «en España, el Poder Judicial forma parte nuclear del Estado, como institución en sí misma y como poder de aquel». «Su misión trascendental en nuestra consolidada democracia no resultaría posible sin la contribución individual de las personas que forman parte del mismo. De ahí la trascendencia de la labor que vais a llevar a cabo», ha apuntado.

El monarca ha recordado que la Constitución establece la independencia y la imparcialidad que debe seguir la Justicia, y ha sostenido dirigiéndose a los nuevos miembros de la Carrera Judicial: «Con vuestra labor reforzaréis la convivencia pacífica de la sociedad aportando no solo vuestros conocimientos jurídicos, sino, sobre todo, unos valores, unos principios éticos y una rectitud personal y profesional que deben resultar ejemplares».

«Os deseo, y confío en ello, que estas cualidades os acompañarán siempre en la exigente tarea de impartir justicia. La aplicación de la ley al caso concreto, desde el más estricto rigor técnico, pero también desde la valoración en conciencia de las específicas circunstancias de cada asunto, es lo que da sentido a vuestra entrega al servicio público de la Justicia», ha añadido.

Para el Rey, estos elementos definen la esencia de la función de la Justicia y «son indispensables para la estabilidad social», por lo que ha apelado a los nuevos jueces a mantener un compromiso inquebrantable con la sociedad española.

«Os animo a que continuéis, con espíritu constitucional, la encomiable labor de tantas promociones que os han precedido en la defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos y de los valores que conforman nuestro Estado de Derecho. Estoy seguro de que todos vosotros contribuiréis con vuestro desempeño profesional al buen nombre y gran labor del Poder Judicial español», ha afirmado.

Además, les ha recordado que como jueces deben responder a las necesidades y problemas de los ciudadanos: «Ellos han depositado la confianza en el sistema judicial, que se erige como medio de resolución de conflictos. Con vuestra recta y eficaz labor, fortaleceréis siempre la legitimidad de la Justicia una vez más como una institución esencial en la que los ciudadanos pueden confiar», ha expresado.

El Rey ha deseado suerte y acierto a la nueva promoción de jueces, ya que cree que su suerte «será, sin duda, también la de toda la sociedad española», y les ha trasmitido su admiración y gratitud por acceder al Poder Judicial de España.

«Somos muy conscientes del inmenso esfuerzo que habéis tenido que realizar para estar hoy aquí. Habéis superado un gran desafío a costa de años de estudio, tesón y trabajo. Además, la pandemia ha supuesto un reto añadido en vuestra preparación y os ha obligado a adaptaros a unas condiciones especialmente difíciles para completar con éxito vuestro ciclo formativo en la Escuela Judicial», ha destacado.

Les ha animado a no perder la ilusión y la fuerza «por difíciles que sean los retos que, sin duda, se presentarán» en su trayectoria como jueces.

En el acto también han intervenido el presidente del Tribunal Supremo (TS) y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, y el director de la Escuela Judicial, Jorge Jiménez. El presidente del órgano de gobierno de los jueces ha recordado a los nuevos jueces que el Estado de Derecho reclamará de ellos «una defensa firme de la Constitución y de la ley». Además, ha destacado hoy en su intervención la «enorme fuerza simbólica» y el «profundo significado constitucional» de la presencia del Rey en el acto de entrega de despachos, tradición que se remonta a hace más de 20 años.

Como es sabido, el monarca no presidió la entrega de despachos de la 69 promoción, celebrada en aquella edición en la sede de la Escuela Judicial y que tuvo lugar unas tres semanas antes que se publicara la sentencia del ‘procés’. El Gobierno no autorizó entonces la asistencia del Rey alegando que lo hacía para preservar su seguridad, si bien al monarca le «hubiese gustado» estar.

Tras las intervenciones del director de la Escuela Judicial, y del presidente del CGPJ, el monarca hizo entrega del despacho y de la Cruz de San Raimundo de Peñafort al ‘número uno’ de la promoción, David Fernández Torregrosa, y el acto continuó con la entrega de los despachos a los nuevos jueces de la LXX promoción.

A su término, el Rey tomó la palabra. Tras su intervención, levantó la sesión y finalizó el acto con un breve encuentro con los asistentes.

El Rey, con los 188 integrantes de la LXX promoción de la Escuela Judicial, que en su mayoría comenzarán a ejercer su función jurisdiccional como titulares de Juzgados de Primera Instancia e Instrucción. Foto: Casa Real

El sistema básico de ingreso en la Carrera Judicial es el concurso-oposición, seguido por un curso teórico y práctico de selección realizado en la Escuela Judicial. Es posible, además, el acceso directo a la categoría de magistrado entre juristas de reconocida competencia con más de diez años de ejercicio profesional.

La Escuela Judicial fue refundada por el CGPJ en 1997, tras haber asumido dicho órgano plenas competencias en materia de selección y formación de jueces. El sistema tradicional de acceso a la carrera judicial, mediante la oposición, garantiza que el futuro juez ha adquirido los conocimientos jurídicos precisos para el ejercicio de la función jurisdiccional, cumpliendo los principios de mérito, capacidad e independencia.

Aquí puede ver el acto:

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Mundo Judicial