Firmas

Por un 2022 de la transparencia

Jesús Seligrat
Por un 2022 de la transparencia
El abogado Jesús Seligrat en la Academia de Jurisprudencia y Legislación, donde presentó la propuesta del 'Defensor del Mayor'. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
29/12/2021 06:45
|
Actualizado: 29/12/2021 10:19
|

Cuando la verdad invade el corazón de los pueblos, los derechos y las libertades viven para siempre, protegiendo a todas las mujeres y a todos los hombres en la Tierra.

Sufrir la artificialidad en un mundo víctima de todo tipo guerras contra la Humanidad, delataría que parte de los sistemas actuales están cubiertos de errores, controversias, utopías, demagogias y adversidad en múltiples supuestos.

En volver a empezar, en el corazón social y biológico de los pueblos, quizás resida la más necesaria solución sanatoria en mujeres, hombres, jóvenes, menores y mayores en la Tierra, en determinados supuestos.

No negar segundas y terceras oportunidades en la vida de los seres humanos, resulta tan apremiante, como lograr la erradicación de mundos de segunda o tercera que delatan horror, indignación y espanto social, económico y asistencial.

Las dictaduras, vengan de donde vengan, hacen morir desde la libertad de la verdad hasta la piel, carne y sentimiento de toda verdad en la vida y muerte de la Humanidad.

Un mundo en transparencia, jamás debe consentir que las libertades en la Humanidad, sean sangradas, vulneradas, manipuladas, tergiversadas o teñidas. ¡Un mundo sin garantía en sus derechos humanos, en sus libertades individuales, económicas, sociales, asistenciales, ideológicas, culturales, siempre resultará una colectividad letal, gestando nocivas muertes en vida!

Por una vida y muerte digna, todas y todos los seres humanos estamos obligados a luchar pacíficamente, democráticamente, haciendo verdad los Estados Sociales y Democráticos de Derecho, sin fisuras, sin utopías, sin demagogias, sin eslogan de salón. ¡Qué los parlamentos en todos los confines de la Tierra, jamás resulten parla-mientos, haciendo nacer leyes-servicio que en verdad, en justicia y transparencia, protejan los derechos y las libertades en favor de la Humanidad!

La violencia mata derechos, verdades, libertades, seres humanos, proyectos, progresos y avances en la vida de la Humanidad, siendo la violencia tan ilícita como letal para el progreso de todo ser humano. ¡Nacemos para vivir en libertad, por las libertades, defendiéndolas, amándolas y garantizándolas con el más escrupuloso signo de legalidad!

Sin libertad, sin transparencia, sin justicia, sin verdad, sin garantía en derechos y libertades, nuestro mundo moriría condenado a la pena social del retroceso, de la regresión, del sepulcro letal de la indignidad, la inseguridad y la indefensión.

Qué amar, como vivir, siempre sean en libertad, sin ataduras, sin imposiciones, sin abusos de Derecho, ni ejercicio antisocial del mismo, sin renglones torcidos, logrando justicia de la veracidad, garantizando siempre la presunción de inocencia, erradicando la dictatorial presunción de culpabilidad, logrando un mundo garante en verdad, en transparencia, en respeto y acatamiento de las decisiones y resoluciones judiciales.

Sumar derechos, sumar libertades, logra siempre multiplicar el bienestar de todas y todos los seres humanos en la Tierra, haciendo un mundo del color de la transparencia, sin discriminaciones, con la bandera y mástil de la solidaridad. ¡Por un mundo donde todas y todos tenemos cabida sin mundos de primera, segunda o tercera crueldad, indigencia o indefensión!

Con supremo respeto y cálida reflexión social, considero que, en conflictos familiares, en situaciones de desamor, utilizar controvertidos sentimientos para hacer sangre, dolor, daño, resultaría tan nocivo como utilizar votos electorales, en vez de emplearlos sanatoriamente en lograr un mundo mejor, más verdad, más justo y más libre en beneficio de la Humanidad.

En ciencia y conciencia, la transparencia cumple la función social de la verdad, la necesidad social de la libertad y el valor social de la acertada gestión, como finalidad de todo cuanto rodea a la vida en derechos y libertades con integral seguridad para la Humanidad.

Defender la libertad de la verdad, como necesidad social, logrará un mundo de transparencia en favor de mujeres, hombres, menores, jóvenes y mayores, poniendo vida a los años en el corazón, en la historia y el sentimiento universal de solidaridad, justicia y progreso mundial.

Otras Columnas por Jesús Seligrat:
Últimas Firmas