Firmas

Libertad, progenitora de las democracias del mundo

Libertad, progenitora de las democracias del mundo
El abogado Jesús Seligrat en la Academia de Jurisprudencia y Legislación, en la qeu es académico de número. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
31/3/2023 06:45
|
Actualizado: 31/3/2023 02:06
|

Si ser mujer es libertad, ser madre es ser amor y ser vida constituye disfrutar en la libertad de la verdad, los pueblos, como protagonistas del ser y estar en la Humanidad, legítimos creadores del destino en el mundo, claman ser escuchados, decidiendo todo cuanto necesitan para una vida y muerte con dignidad, sin discriminaciones, sin abusos de Derecho, sin ejercicio antisocial del mismo, gestando en la Justicia, su patrimonio universal de seguridad, garante en derechos y libertades.

Las dictaduras, vengan de donde vengan, matan social e individualmente libertades, sangran derechos, gestando alarmante destrucción, sepulcros de horror y manantiales de indefensión, inseguridad e indigencia.

Resulta, a todas luces evidente que, un mundo en guerra, jamás lograría ser una colectividad segura, garante en derechos y libertades.  

El amor social constituye eficaz antídoto contra las guerras de todo tipo. Las libertades hacen la paz de la concordia, la democratización de las verdades, la supresión de toda violencia, logrando el nacimiento de todo cuanto el mundo añora y necesita en aras de evitar pueblos pobres, con instituciones públicas ricas.

La historia del mundo, las arterias de la conciencia y el corazón de la razón, delatan que, infra-vivir constituye el resultado atroz de la carencia de libertades, con sumisión como esclavitud perfumada en lágrimas de opresión, imposición en el ser y estar de la Humanidad.

Silenciar la verdad de todo cuanto sangra, daña, vulnera o grava los derechos y libertades en gran parte de la Humanidad, jamás lograría borrar la verdad, como inmortal patrimonio universal.

Con supremo respeto y cálida reflexión social, considero que, sufrimos un mundo dividido, descuartizado por conflictos, intereses económicos, ambiciones desmesuradas, acrecentando graves e indefensas desigualdades en determinados supuestos del acontecer vivencial.

Todas y todos, conocemos que, vivir sin libertades constituiría muerte en vida, coma continuado, silenciado maltrato hacia el ser humano, nacido para vivir y morir en libertad, sin utopías, sin demagogias, sin lavados de imagen, sin eslogan de salón.

Toda publicidad engañosa, venga de donde venga, constituiría ilicitud, ilegitimidad y grave daño a la verdad, sufriendo el corazón social y biológico de la Humanidad.

Nada contra el blanco, nada contra el negro, nada contra el rojo o contra el amarillo, siempre que, no se vulnere el necesario y vivencial color de la transparencia en el mundo, sin complejos, sin tergiversaciones, sin discriminaciones, sin letales contradicciones.

¡La libertad jamás daña, sangra o mata los derechos humanos, los derechos jurídico-sociales, económicos y asistenciales en la Humanidad!

Las Constituciones en todo Estado Social y Democrático de Derecho, jamás deben vulnerar desde la libertad de la verdad, derechos, libertades, necesidades sociales, económicas, asistenciales en favor de la Humanidad, con Leyes-Servicio, capaces de lograr que vivir como morir, posean sello imborrable de seguridad jurídica y garantía procesal, evitando todo tipo de indefensión.

¡La libertad jamás daña, sangra o mata los derechos humanos, los derechos jurídico-sociales, económicos y asistenciales en la Humanidad!

Dictadura y libertad constituye la más sangrante, aberrante y atroz contradicción en la vida e historia de la Humanidad en el mundo.

Si vivir es despertar cada mañana de nuestros sueños, que las Constituciones, las Leyes, la trilogía de Poderes, Legislativo, Ejecutivo y Judicial, logren que toda mujer, todo hombre, todo ser humano, puedan ser capaces de alcanzar sin discriminaciones, sin desigualdades, sus sueños desde la libertad de la verdad, la garantía de la legalidad y la seguridad de la justicia, como marco integral de veracidad, como eficaz antídoto mundial contra todo tipo de indefensión.

La legalidad como expresión de verdad, la libertad como necesidad apremiante en todo ser humano, la seguridad como eficacia en derechos individuales, jurídico sociales, económicos y asistenciales en un marco de garantía en nuestros derechos humanos, constituyen prioritaria base para que, toda mujer, todo hombre, todo joven, todo menor, todo mayor, jamás infravivan situaciones, que vulneren su presunción de inocencia, evitando todo tipo de indefensión.

Sin libertades, el mundo carecería de verdad, el amor fallecería sin hacer vidas, los diseñados derechos se convertirían en deshechos contra la Humanidad, el sol dejaría de lucir, las estrellas morirían por no poder pagar el recibo de su luz el bolsillo existencial de la Humanidad, la agonía constituiría el contra-recorrido en todas y cada una de las edades en los seres humanos, los caminos serían barreras embargadas por indignidad, indefensión, inseguridad y condena. ¡Ser libertad constituye el más fiel y leal derecho en la Humanidad!

Libertad en la privacidad, libertad en la imagen en el honor y la dignidad, libertad individual, libertad económica, libertad ideológica, libertad religiosa, libertad cultural y de expresión, hacen libertad de libertades, necesitadas de su integral garantía, así como, de la seguridad y protección del derecho humano a la unicidad, como nítida función social.

Resulta justo y necesario, sumar libertades con amor a la libertad y amor por las libertades, logrando un mundo donde el derecho humano a la libertad, el derecho humano a lo privado como bien jurídico socialmente protegible, jamás debe quedar en el olvido, logrando su inmortalidad universal.

Otras Columnas por Jesús Seligrat:
Últimas Firmas
  • Opinión | La modificación del objeto social para incorporar nuevas tecnologías: una cuestión a debate
    Opinión | La modificación del objeto social para incorporar nuevas tecnologías: una cuestión a debate
  • Opinión | Puigdemont ni puede ser investido presidente de la Generalitat de Cataluña ni presionar más a Sánchez
    Opinión | Puigdemont ni puede ser investido presidente de la Generalitat de Cataluña ni presionar más a Sánchez
  • Opinión | Que no nos engañen con el CGPJ
    Opinión | Que no nos engañen con el CGPJ
  • Opinión | CDL: A vueltas con la ‘Anti-Suit Injunction’: UniCredit contra RusChemAlliance ante la Jurisdicción de Inglaterra y Gales (II)
    Opinión | CDL: A vueltas con la ‘Anti-Suit Injunction’: UniCredit contra RusChemAlliance ante la Jurisdicción de Inglaterra y Gales (II)
  • Opinión | Prisión o Camino de Santiago: la actual peregrinación restaurativa de la mano del jurista Ricardo Pardo Gato
    Opinión | Prisión o Camino de Santiago: la actual peregrinación restaurativa de la mano del jurista Ricardo Pardo Gato