Firmas

Cartas desde Londres: De Times New Roman a Calibri, un cambio «disruptor» en el Tribunal Supremo británico

Cartas desde Londres: De Times New Roman a Calibri, un cambio «disruptor» en el Tribunal Supremo británico
Josep Gálvez explica este importante cambio de letra de referencia en el Tribunal Supremo del Reino Unido –de Times New Roman a Calibri– y cómo incidió en el caso del que fuera primer ministro pakistaní, acusado de formar parte de los "Papeles de Panamá".
18/1/2022 06:48
|
Actualizado: 27/2/2024 11:19
|

“Cuando oigo hablar de ‘disrupción’ en el sector legal, quito el seguro de mi pistola”.

Esto mismo me decía un buen amigo y ‘barrister’ no hace demasiado, sabedor de que los tribunales ingleses son poco dados a la palabrería vacua, tan propia del marketing jurídico que nos asola actualmente.

Bien al contrario, en esta jurisdicción se enorgullecen de la vieja tradición del ‘common law’ que supone aplicar unos criterios forjados a base de decisiones, una casuística judicial que se remota nada menos que al medievo, una manera muy particular de crear derecho.

De ahí que el esgrima jurídico sea casi un deporte olímpico, en el que se debate cualquier detalle con las poderosas armas del ingenio, la argumentación y algunas buenas dosis de humor.

Por eso no es de extrañar que cualquier minucia en el sector judicial sea objeto de escrupuloso examen en la plaza de los ‘Inns of Court’ y se discuta hasta límites insospechados.

Esto es precisamente lo que ha sucedido con la reciente decisión del Tribunal Supremo del Reino Unido consistente en cambiar, sin ninguna advertencia previa, la tipografía, la fuente de sus sentencias.

Un cambio que está llevando bastante cola, motivando numerosos artículos como en The Times sobre la llamada ‘Guerra de la Fuente Legal’ (‘Legal Font War’).

DE LA CENTENARIA ‘TIMES NEW ROMAN’ A LA MODERNA ‘CALIBRI’

El Tribunal Supremo del Reino Unido y, su anterior denominación ‘Judicial House of Lords’, publicaba sus sentencia desde hace casi cien años con la famosa ‘Times New Roman’.

Una tipología elegante y seria donde las haya, usada hasta la saciedad en el sector legal en todo el mundo y para todo tipo de dictámenes legales, demandas y escritos jurídicos.

De hecho, hasta la sentencia de 22 de octubre de 2021, en ‘R v Secretary of State for the Home Department and Ors [2021] UKSC 41’, la letra usada por el Tribunal Supremo seguía siendo la ‘Times New Roman’.

Pero todo ha cambiado con la primera sentencia de octubre de 2021.

En efecto, en la decision REFERENCE by the Attorney General and the Advocate General for Scotland – United Nations Convention on  the Rights of the Child (Incorporation)  Bill REFERENCE by the Attorney General and the Advocate General for Scotland – European Charter of Local Self Government (Incorporation) (Scotland) Bill la fuente es distinta.

Como podrán comprobar, la tipografía usada en esta sentencia de 6 de octubre de 2021 es la más moderna, llamada ‘Calibri’, según la terminología de Microsoft Word.

Una ‘fuente’ que muchos conocerán ya que aparece por defecto en el famoso paquete de Microsoft Office.

Algunos conocidos comentaristas jurídicos, como Joshua Rozenberg se han apresurado interpretar el cambio, señalando este que seguramente será ‘para mejorar la legibilidad y hacer más accesibles’ las sesudas sentencias de este tribunal a los ciudadanos.

«Tengo entendido que el @UKSupremeCourt cambió a Calibri para mejorar la legibilidad/accesibilidad», dice con clara ironía Joshua Rozenberg en su tuit del pasado 21 de diciembre a propósito del cambio.

Otros ‘barristers’ se han quejado ya que, en su opinión, la fuente ‘Calibri’ ni ayuda en la lectura y tampoco encajará en los repertorios de sentencias, los conocidos ‘law reports’, dada la particular pompa y circunstancia de dichas colecciones y que conforman el derecho inglés.

Pero también los hay quienes se lo han tomado con gran sentido del humor y han solicitado que se habilite un recurso extraordinario ante el Tribunal Supremo para apelar la decisión de cambiar la fuente.

La cuestión es que la vieja ‘Times New Roman’ ya es historia en el ámbito judicial del Reino Unido

Una polémica precisamente cuando ‘Calibri’ dejará de ser la tipografía por defecto del paquete de Microsoft Office.

En efecto, el equipo de la compañía creadora de Microsoft Word ha anunciado tan solo hace unos días que va a cambiar de nuevo la tipografía por defecto.

Una auténtica lástima, ya que nuestra querida ‘Calibri’ ha permitido incluso destapar delitos del más alto nivel.

Como lo oyen.

UN CASO DE CORRUPCIÓN PRESIDENCIAL RESUELTO GRACIAS A ‘CALIBRI’

Este es uno de esos casos que muestran que la auténtica disrupción en el sector legal es el cerebro de un buen profesional acostumbrado a sacarle punta a todo.

Como recordarán, en 2016 aparecieron los famosos ‘Panama Papers’ o ‘Papeles de Panamá, una filtración masiva mediante la publicación de miles de documentos confidenciales que mostraban las tramoyas societarias del personal para evadir impuestos.

Estos tinglados estaban montados por una firma de abogados panameña llamada ‘Mossack Fonseca’, quienes creaban sociedades para ocultar la identidad y el patrimonio de sus clientes.

Pues bien, para el primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, supuso un enorme aprieto, porque entre los nombres que trascendieron estaban los de algunos de sus queridos hijos.

Nawaz Sharif, el que fuera primer ministro de Pakistán, sobre el que trata el relato que hace Josep Gálvez. Foto: Z. A. Balti.

En concreto, los documentos sugerían que los hermanos habían creado a través de Mossack y Fonseca, una serie de sociedades pantalla para la compra de bienes inmuebles.

Para que nos hagamos una idea de las chabolas, se trataba de nada menos que cuatro pisos en Avenfield House, un conocido edificio de lujo en Park Lane, en el corazón del distrito londinense de Mayfair.

Bienes de los que, evidentemente, los Sharif no habían informado a las autoridades fiscales del Pakistán.

Esto llevó a una batalla legal contra el primer ministro ya que, aunque no implicaba directamente a Sharif, la investigación derivó en acusaciones de corrupción en su contra.

La cuestión es que el Tribunal Supremo del Pakistán resolvió que Sharif podía seguir siendo primer ministro del país, debido precisamente a la falta de pruebas en su contra.

En su descargo intervino providencialmente su hija, Maryam Sharif, quien aportó una serie de documentos donde se acreditaba la compra de esos pisos en febrero de 2006 y, por tanto, previos a la constitución de las sociedades.

Pero alguien vio más allá de lo que ponía en el papel y se fijó en la tipografía de esos documentos.

Y efectivamente, estaban impresos en ‘Calibri’ una tipografía que no estuvo disponible hasta que salió al mercado con el lanzamiento de Microsoft Office 2007 y Windows Vista, el día 30 de enero de 2007.

Es decir, el documento se tuvo que haber creado por narices después de esa fecha, no antes como pretendía hacer creer la hija de Sharif.

«He identificado el tipo de letra utilizado para producir ambas Declaraciones certificadas como Calibri. Sin embargo, Calibri no estaba disponible en el mercado antes del 31 de enero de 2007 y, por tanto, ninguno de los originales de las Declaraciones certificadas está correctamente fechado y es feliz de haber sido creado en algún momento posterior», dice el texto peritado por un experto calígrafo en el caso del primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif. Los documentos aportados estaban en Calibrí, letra no vigente cuando se supone que compró los pisos en Londres.

El resultado fue clamoroso ya que los cinco jueces del Tribunal Supremo inhabilitaron a Sharif para ocupar un cargo público de por vida por su implicación en el caso de los ‘Panama Papers’, entre muchas otras condenas posteriores.

Por cierto, el exprimer ministro actualmente se encuentra búsqueda y captura tras no regresar a la cárcel cuando expiró el plazo concedido para someterse a una intervención médica en Londres.

Para él, ‘Calibri’ sí fue un auténtico elemento ‘disruptor’, ya lo ven.

Hasta la semana que viene.

Otras Columnas por Josep Gálvez:
Últimas Firmas
  • Opinión | Lawfare y ataque al estado de derecho en España
    Opinión | Lawfare y ataque al estado de derecho en España
  • Opinión | La importancia de la sociedad civil en la defensa del Estado de Derecho
    Opinión | La importancia de la sociedad civil en la defensa del Estado de Derecho
  • Opinión | La ruleta de la suerte de los administradores societarios y las cautelas mínimas en la Segunda Oportunidad
    Opinión | La ruleta de la suerte de los administradores societarios y las cautelas mínimas en la Segunda Oportunidad
  • Opinión | Neurotecnología: ¿Estamos listos para el próximo gran desafío ético y legal?
    Opinión | Neurotecnología: ¿Estamos listos para el próximo gran desafío ético y legal?
  • Opinión | Bartlet, el presidente de «El ala oeste de la Casa Blanca»,  más deseable que los reales, Biden y Trump
    Opinión | Bartlet, el presidente de «El ala oeste de la Casa Blanca», más deseable que los reales, Biden y Trump