Firmas

¿Cómo debo actuar ante el pago de las deudas si me acojo a la Ley de la Segunda Oportunidad?

¿Cómo debo actuar ante el pago de las deudas si me acojo a la Ley de la Segunda Oportunidad?
Abogada, especialista en derecho concursal y en la Ley de la Segunda Oportunidad y socia fundadora de Bergadà Asociados.
Esta ley permite solicitar la cancelación o exoneración de las deudas, brindando así una oportunidad para un nuevo comienzo financiero
03/9/2023 06:30
|
Actualizado: 04/9/2023 09:42
|

El pago de las deudas es un tema crucial para quienes deciden acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad. Esta normativa ofrece a las personas sobreendeudadas la posibilidad de recuperar su estabilidad financiera.

En este artículo exploraremos cómo este proceso afecta al pago de las deudas y su impacto en la situación económica de quienes se acogen a esta ley.

Cuando una persona enfrenta una situación de insolvencia, la Ley de la Segunda Oportunidad se convierte en una opción viable. Esta ley permite solicitar la cancelación o exoneración de las deudas, brindando así una oportunidad para un nuevo comienzo financiero.

Sin embargo, es esencial comprender que acogerse a esta ley implica un proceso legal y el compromiso de cumplir con una serie de requisitos establecidos. 

En el contexto del pago de las deudas, la Ley de la Segunda Oportunidad desempeña un papel fundamental.

El proceso de pago de las deudas bajo la Ley de la Segunda Oportunidad implica dejar de pagar la mayoría de las deudas, excepto aquellas que cuenten con garantías reales, entre ellas la hipoteca. A menudo, parece extraño que los deudores reciban indicaciones de sus abogados, en las que se indiquen que han de dejar de cumplir con el pago de las deudas. Sin embargo, este enfoque se adopta para garantizar la igualdad de trato entre los acreedores, siguiendo el principio de par conditio creditorum y brindarles una oportunidad equitativa.

‘Par conditio creditorum’: Igual condición de los acreedores

En el decir de Diez Picazo: Todos los acreedores son de igual condición frente al patrimonio del deudor común. Este principio puede enunciarse diciendo que todos los acreedores quirografarios tienen derecho a concurrir al proceso concursal en paridad de condiciones para reclamar y percibir sus respectivos créditos en condiciones igualitarias.

La regla es que todos los acreedores tienen derecho a ser pagados en condición de igualdad con los demás. Consiste en tratar a acreedores que tienen un mismo rango en forma igualitaria.

Lo anterior no obstante sufre en ocasiones algunas excepciones, en el sentido de que existirán acreedores que la ley señala que tienen un privilegio especial o deuda pública cuyo rango es más prioritario al de los acreedores comunes al cobro de su crédito.

La exoneración de las deudas, como se establece en la Ley de la Segunda Oportunidad, se lleva a cabo mediante un proceso de liquidación o reestructuración. Y en los casos en los que no hay nada que liquidar, las deudas exonerables se extinguen sin más.

En muchos casos, esto puede implicar un plan de pagos ajustado a las posibilidades económicas del deudor, si se desea conservar el patrimonio.

Sin embargo, al finalizar el proceso de la Ley de la Segunda Oportunidad, las deudas no satisfechas y que tengan la consideración de exonerables se consideran extinguidas, permitiendo a la persona iniciar una nueva etapa sin la carga financiera previa.

El proceso de la Ley de la Segunda Oportunidad implica la exoneración de las deudas como parte fundamental para recuperar la estabilidad financiera.

Al comprender el proceso y sus implicaciones, las personas pueden tomar decisiones informadas para superar su situación de sobreendeudamiento y lograr un nuevo comienzo económico.

A modo de conclusión, cabe decir que al acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad has de dejar de cumplir con el pago las deudas, que no tengan garantía real ni reservas de dominio.

Otras Columnas por Marta Bergadà:
Últimas Firmas
  • Opinión | El derecho a no declarar: a propósito del caso Begoña Gómez
    Opinión | El derecho a no declarar: a propósito del caso Begoña Gómez
  • Opinión | El TEAC contradice a la  Dirección General de Tributos respecto a la ventaja fiscal
    Opinión | El TEAC contradice a la Dirección General de Tributos respecto a la ventaja fiscal
    ,
  • Opinión | Duras e injuriosas críticas contra la Sociedad Española de Psiquiatría avaladas por la libertad de expresión
    Opinión | Duras e injuriosas críticas contra la Sociedad Española de Psiquiatría avaladas por la libertad de expresión
  • Opinión | Ética y regulación: pilares del futuro de la Inteligencia Artificial
    Opinión | Ética y regulación: pilares del futuro de la Inteligencia Artificial
  • Opinión | El necesario respeto a los plazos en los recursos
    Opinión | El necesario respeto a los plazos en los recursos