Firmas

Desmitificando los 10 mitos de la Ley de la Segunda Oportunidad: Un camino hacia la estabilidad financiera

Desmitificando los 10 mitos de la Ley de la Segunda Oportunidad: Un camino hacia la estabilidad financiera
Marta Bergadá es abogada especialista en derecho concursal y en la Ley de la Segunda Oportunidad. Tiene un máster en derecho concursal y socia fundadora de Bergadà Asociados.
Puede ser una herramienta muy valiosa para aquellos que se enfrentan a dificultades económicas
02/10/2023 13:03
|
Actualizado: 02/10/2023 13:33
|

En un mundo en el que las deudas pueden llegar a ser una carga abrumadora, la Ley de la Segunda Oportunidad se erige como un faro de esperanza para aquellos que enfrentan dificultades financieras.

Este artículo tiene como objetivo desmitificar esta ley y arrojar luz sobre los malentendidos comunes que la rodean, con la intención de brindar información clara y accesible al público en general.

Nuestra misión es ayudar a quienes necesitan un nuevo comienzo económico a comprender mejor esta ley y a encontrar respuestas a sus preguntas.

La Ley de la Segunda Oportunidad ofrece un camino hacia la estabilidad financiera, por lo que es fundamental que aquellos que puedan beneficiarse de ella conozcan sus alcances y limitaciones.

A menudo, se trata de una vía poco comprendida, rodeada de mitos y conceptos erróneos que pueden disuadir a las personas de buscar la ayuda que necesitan.

Así pues, en este artículo desentrañaremos estos 10 mitos frecuentes y proporcionaremos respuestas claras y concisas.

Mito 1: La Ley de la Segunda Oportunidad es sólo para empresas

Realidad: La Ley de la Segunda Oportunidad en España está diseñada tanto para personas físicas como para empresas. Cualquier individuo endeudado puede acogerse a esta ley para buscar un nuevo comienzo financiero, tanto si es empresario como consumidor.

Mito 2: Perderás todos tus bienes y propiedades

Realidad: No es cierto. La Ley de la Segunda Oportunidad permite la cancelación de las deudas, pero no implica la pérdida automática de todos tus bienes. En muchos casos, puedes conservar tus activos.

Mito 3: Sólo puedes acogerte una vez en la vida

Realidad: Aunque solo se permite un procedimiento de segunda oportunidad por persona, es posible solicitarla nuevamente si se cumplen ciertas condiciones después de un plazo de tiempo.

Mito 4: La Ley de la Segunda Oportunidad es una solución rápida

Realidad: El proceso puede llevar varios meses e incluso años, dependiendo de la complejidad de la situación. No es una solución instantánea, pero brinda un camino hacia la recuperación financiera.

Mito 5: Tienes que estar en insolvencia actual total para poderte acoger

Realidad: No es necesario estar en estado de insolvencia actual. La ley puede aplicarse a personas con dificultades económicas significativas, pero no necesariamente en insolvencia actual, sino también en insolvencia inminente, es decir, cuando se prevé que no se va a poder cumplir con las obligaciones económicas.

Mito 6: Los acreedores nunca aceptarán una renegociación con plan de pagos de deuda

Realidad: Los acreedores pueden estar dispuestos a renegociar deudas, mediante un plan de pagos en lugar de que se cancelen por completo. A menudo, prefieren recibir parte de la deuda a quedarse con nada.

Mito 7: Es difícil encontrar un abogado que pueda ayudar

Realidad: Existen abogados especializados en la Ley de la Segunda Oportunidad que pueden guiarte a través del proceso y aumentar tus posibilidades de éxito.

Mito 8: Tu historial crediticio quedará arruinado de por vida

Realidad: Si bien tu historial crediticio se verá afectado durante un tiempo, podrás empezar a reconstruirlo una vez que finalice el proceso de segunda oportunidad y te hayan concedido la exoneración del pasivo insatisfecho.

Mito 9: La Ley de la Segunda Oportunidad es una forma de evadir responsabilidades financieras

Realidad: No es una forma de evadir responsabilidades financieras, sino una herramienta legal que busca ayudar a personas y empresas a salir de situaciones de deuda inasumible y tener un nuevo comienzo.

Mito 10: Todos los tipos de deuda son cancelables

Realidad: No todas las deudas son cancelables bajo la Ley de la Segunda Oportunidad. Algunas deudas como las de pensiones alimenticias, deudas públicas o deudas derivadas de delitos, entre otras, en algunas ocasiones, no pueden ser eliminadas.

Conclusión

Recuerda que cada caso es único y que es esencial buscar el asesoramiento de un abogado especializado en la Ley de la Segunda Oportunidad para comprender completamente cómo se aplica en su situación específica.

Esta ley puede ser una herramienta muy valiosa para aquellos que se enfrentan a dificultades financieras, pero es fundamental entender sus matices y requisitos.

La Ley de la Segunda Oportunidad ofrece una oportunidad real para recuperar tu estabilidad financiera y dar un nuevo comienzo a tu vida económica.

Otras Columnas por Marta Bergadà:
Últimas Firmas
  • Opinión | La defensa del Estado de Derecho en la Unión Europea
    Opinión | La defensa del Estado de Derecho en la Unión Europea
  • Opinión | Los políticos siempre manipulan el lenguaje para salirse con la suya, es su oficio
    Opinión | Los políticos siempre manipulan el lenguaje para salirse con la suya, es su oficio
  • Opinión | Tan lejos y tan cerca: el «lawfare»
    Opinión | Tan lejos y tan cerca: el «lawfare»
  • CDL: El Quijote ante los tribunales de Inglaterra y Gales contra los molinos de las energías renovables (I)
    CDL: El Quijote ante los tribunales de Inglaterra y Gales contra los molinos de las energías renovables (I)
  • La cruda realidad (“cold fact”): ¿Por qué no podemos hacer casi nada para frenar la futura Ley de Amnistía?
    La cruda realidad (“cold fact”): ¿Por qué no podemos hacer casi nada para frenar la futura Ley de Amnistía?